¿Merece la pena jugar a Gigantic? Un híbrido de LoL, Overwatch y Paladins

¿Qué hace especial a un MOBA?

¿Merece la pena jugar a Gigantic? Un híbrido de LoL, Overwatch y Paladins

Sí, merece la pena jugar a Gigantic. Este título, F2P para Xbox One y PC, parece absurdamente complejo en su primera partida. En su corazón está Paladins, Overwatch y sobre todo League of Legends, no solo hay que rematar a los rivales, también tomar el punto que en esta ocasión tiene forma de criatura colosal, criar minions para nuestra gloria e invertir nuestros puntos de nivel en mejorar, bien, a nuestro personaje.

 

Mi fascinación/terror por los MOBA nace de mi amor por los beat´em up y los fighting games, tres géneros que en lo jugable guardan más similitudes de lo que parece, la principal es el esfuerzo de todos ellos de proponer algo divertido y profundo que hacer mientras no nos estamos golpeando. Dicho así parece una tontería, pero en ninguno de esos tres constructos jugables se determina quién es mejor por cómo se ataca, sino por todo la preparación previa y la actuación posterior.

 

 

Eso significa controlar el posicionamiento, el conocimiento de nuestro personaje y del enemigo, comprender el escenario, nuestra vida y tantas otras variables relacionadas con el encuentro. El MOBA se hace inmenso como género al añadir muchas más cosas en las que fijarse que en un fighting game o un beat´em up, o más bien, en convertirlas en un elemento jugable obvio al que atender.

 

League of Legends aportó algo que hace que su curva de aprendizaje sea tremenda, y que a mí, como noob profesional, me haya valido el rápido ascenso a feeder: la compra de objetos y habilidades exprés. ¿Y cuándo se hace esta adquisición? Cuando no estamos atacando, como también se hace todo lo demás.

 

La gracia de Gigantic es que coge eso de League of Legends pero lo suaviza. Hay que optimizar continuamente a nuestro héroe, sobre todo para que ese puñetero counter del otro equipo no lo sea tanto, pero las opciones en sí son menores y mejor explicadas. Se añade la invocación de criaturas que sirven para ser defendidas, curar, crear murallas, preparar lugares en el escenario a modo de torres de LoL en los que juegan en casas sean más fuertes, y generar puntos. Cuando llegamos a 100, nuestro guardián carga contra el del rival y es nuestro momento de atacarle.

 

 

Para acelerar el proceso de recogida de puntos, se añaden grandes áreas de PVP, en el que nos enfrentamos con unos personajes en los que es fácil encontrar similitudes con Bastion o con Reinhardt, por ejemplo, con una activación de habilidades similares a Paladins, y con una cosa que me gusta mucho: la posibilidad de esquivar los golpes con un suave dasheo o salir por piernas del encuentro.

 

En Gigantic veo un nuevo pasito más del MOBA, de este género de competición que encuentra su profundidad en los tiempos entre golpes. Ahora que he podido jugar a varios, entiendo además que tengan tantos parecidos entre ellos, porque no es que sean iguales, es que lo que comparten son las bases de ese género que aún se está formando. Ahora el MOBA está migrando a móviles, veremos cómo evoluciona el tema, pero por ahora, en PC estamos bien con todas las propuestas a nuestra disposición, y con este Gigantic, que no se juega nada mal con mando.

07 de Agosto de 2017 a las 09:30 por Adrián Suárez Mouriño
0
Comentarios
Comentar
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Heroes of the Storm Heroes of the Storm
Blizzard se lanza con su propio MOBA que, como no podría ser de otra forma, agrupa a todo tipo de héroes y grandes personajes de sus ...
Ficha
PC XOne

Género: MOBA

Lanzamiento: 01/12/2016

Desarrollador:

Distribuidor: Perfect World

Pegi: +12

Comunidad: Foro

Noticias relacionadas
Ir a ficha completa