Análisis
Dragon Ball FighterZ PS4

El mejor deseo a Shenron

Dragon Ball FighterZ

La historia de Goku seguramente sea la más cercana a la inmortalidad dentro del anime. Pese a que Toriyama ha intentado ponerle un punto y final múltiples veces, Kakarot y sus amigos han terminado volviendo siempre a nuestras pantallas. En realidad, nunca han llegado a desaparecer, ya sea por las reemisiones en televisión, las colecciones de cromos y, por suerte, los videojuegos; un terreno en el que hemos sido tremendamente exigentes. Siempre los hemos querido ahí, pero era difícil tenerlos sin esconder una mueca.

 

Al ser una marca que funciona tan bien solo con su nombre, Dragon Ball ha recibido más entregas olvidables de las que los fans desearían. Por simple contraste, esto ha ido incrementando las ganas de un videojuego en condiciones hasta cotas inusualmente altas, pero lanzamientos cercanos como Dragon Ball Raging Blast, su secuela o la nueva marca Xenoverse parecían lo mejor que podíamos esperar si queríamos lanzar ‘kame-hames’. La idea de un homenaje a la altura se percibía como improbable, hasta que llegó el 11 de junio de 2017 y el E3 nos devolvió la esperanza. Dragon Ball FighterZ brillaba al verlo, rugía al oírlo, pero queríamos tocarlo; el sueño se ha cumplido medio año después.

 

5a70a25e-d87c-42db-a6da-4258b2217404

 

Decir que el trabajo de Arc System Works es el mejor homenaje en la historia de Dragon Ball con los videojuegos es quedarse corto. La palabra que define el trabajo del estudio es ‘enfermizo’, porque de qué manera si no se iban a preocupar en hacer que la mayoría de movimientos, frases y poses de cada personaje estuviesen basados en los dibujos originales. FighterZ revive la serie, te da su control y te pide que luches, porque superado el stendhal recordarás que esto es lo que venías a hacer.

 

A diferencia de otros nombres como Guilty Gear, Street Fighter o Tekken, nuestro protagonista responde a una audiencia mayor, a gente que no solo viene a jugar, mejorar y ganar. Es un videojuego que debe ser amable con aquellos al margen de los videojuegos de lucha, pero a la vez no puede cometer el error que se produjo con Extreme Butoden, donde se olvidó a quien también viene a disfrutar de un título mecánicamente equilibrado, profundo y exigente. Es difícil que dos públicos opuestos se sientan abrazados en un mismo sitio, pero aquí se ha conseguido.

 

59a139ec-6310-4b45-bcdf-3c74b2217404

 

El truco está en los autocombos, combinaciones del mismo botón que realizan cadenas básicas, y el sistema de ataques especiales, donde todos se reproducen con medias lunas como la del clásico Hadoken. Es fácil que nunca hayas tocado un mando pero consigas ofrecer un espectáculo vistoso, una faceta con la que se cubren las demandas del público amplio. Los que quieren algo más aprenderán que cada personaje es distinto pese a partir de un molde casi idéntico, y llegarán a la conclusión que lo que aquí importa es hacer el combo más largo, conformar equipos de tres con buenas sinergias y ahogar al rival. Atractivo para todos y exigente para quien lo quiera.

 

El resultado de la ecuación es un Dragon Ball FighterZ firme sobre sus dos piernas. Si ya venías con el manual aprendido das con una obra cuyo feedback solo va a más, si acabas de aterrizar en estos lares no te darás cuenta y saldrás con mucho aprendido. Eso ocurre gracias a un escalado muy bien medido que te lleva de la mano en el modo historia, te deja probar suerte en las múltiples variantes dentro del arcade y te lanza a los leones en el online. En cada sección hay retos de distinta exigencia que te permiten ver inmediatamente tu evolución, algo que demuestra la veteranía de Arc System Works en lo que a los videojuegos de lucha se refiere.

 

5a70a25f-1c00-4148-a97f-4258b2217404

 

Sabiduría que se mezcla con actualidad, porque pese a estar ante un título de peleas en 2D aquí nos olvidamos del clásico menú y lo sustituimos por un lobby online en el que dar vueltas con nuestra miniatura estilo Funko. Es más simple y cómodo que los de los Xenoverse y cuenta con un menú de viaje rápido que lo agiliza todo, aunque es un peaje inevitable incluso si quieres jugar offline. Así lo mandan los tiempos, como también le hacen tener un sistema de monedas virtuales para ir desbloqueando cosas y una política de DLC’s que pone en el horizonte a la banda sonora original junto a ocho próximos personajes que se sumarán a los veinticuatro ya disponibles. La suerte es que todo se puede obviar y sigue quedando un juego al que no le falta de nada, algo que no siempre se puede decir.

 

En cuanto a la historia damos con la clásica costumbre de los nipones en complicar las cosas. Aquí se nos presenta un escenario dentro de la línea temporal de Dragon Ball Super en el que la Androide 21, el nuevo personaje del juego supervisado directamente por Toriyama, ha resucitado a algunos villanos y ha creado copias malignas del resto de personajes. Goku y los demás han visto reducida su energía hasta un nivel en el que todos son igual de fuertes, pero no pueden luchar si no se establece un vínculo con nosotros y nos permiten controlarlos. La traducción de tanto lío son unos personajes que rompen la cuarta pared para hablar con el jugador mientras van de aquí para allá para vencer a dobles de plastilina.

 

5a70a25b-c024-466f-8a81-4258b2217404

 

La gracia de este añadido es que nos traslada hasta tableros por turnos (similares a los de Budokai 2) donde ir avanzando, obteniendo mejoras y modificando el equipo de tres. Se echa en falta un plus de exigencia que sí existe en el modo difícil desbloqueado al terminar el normal, pero es un total de 8-9 horas llenas de referencias y momentos cómicos -todos animados y con voz- que cualquier fan disfrutará en mayor o menor medida. Por suerte el juego brilla también lejos de aquí, pero en ningún caso podemos hablar de algo que sobre.

 

Afortunadamente el online funciona sin problemas, los emparejamientos no tienen diferencias notables de nivel y los retrasos se cuentan con los dedos de una mano. Auguro un futuro prometedor en escenarios como el EVO, y me resulta difícil creer que Dragon Ball FighterZ es flor de un día. Ojalá en sus secuelas se contemple añadir a gente como Bardock, Broly, Satan o Vegetto para completar un plantel que ahora es casi redondo, pero lo cierto es que hay que hilar muy fino para poner pegas a todo el conjunto. Jamás creí que me podría poner perfeccionista con un videojuego de Dragon Ball, algo que ya responde a muchas preguntas. Esto es real, es para todos y es muy difícil que no te divierta.

8.5

/ 10

2
Comentarios
Comentar
    • El juego en sí es muy muy bueno, ahora bien creo que los menos son algo confusos a la hora de crear salas para jugar con amigos, y que el modo torneo no se pueda hacer de modo online me mosquea un poco. Pero por lo demás estoy encantado
En respuesta al comentario anterior:
    • Me uno a lo de los menús, son muy "bonitos" pero prefiero los de toda la vida con información clara y concisa, además no sé si puedo entrar al training mientras busca partida, cosa que me molaba mucho del sfv
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Guilty Gear Xrd REV 2 Guilty Gear Xrd REV 2
Guilty Gear Xrd: REV 2 es la segunda expansión de Guilty Gear Xrd. El videojuego revisa las mecánicas jugables de la producción de Daisuke Ishiwata...
Guilty Gear Xrd -SIGN- Guilty Gear Xrd -SIGN-
Guilty Gear Xrd -SIGN- es la nueva entrega completamente nueva de la afamada saga de lucha de Arc System Works, que con sus 16 años de...
Guilty Gear Accent Core Plus Guilty Gear Accent Core Plus
Guilty Gear Accent Core Plus es el retorno de la saga de lucha bidimensional Guilty Gear de Arc System Works, con varios modos de lucha y hasta 25 per...
Información
Caratula
¿Tu nota? 5
8.6
/ 10
Valoración media de usuarios
9 votos

Género: Lucha

Saga: Dragon Ball

Distribuidor: Bandai Namco Games

Pegi:

Juegos del mismo autor
Otros juegos desarrollados por el creador de Dragon Ball FighterZ , Arc System Works
Juegos de la misma saga