Análisis
Cannibal Cuisine SWITCH

Al rico turista a la brasa

Cannibal Cuisine

Overcooked ha abierto la veda a los juegos cooperativos, frenéticos, estresantes y frustrantemente divertidos, pero lamentablemente, no todos estos homenajes funcionan bien. Existelocal una delgada línea entre dificultarle las tareas a los jugadores y hacer que estos abandonen el redil por su propia frustración. 

 

Algunos de estos juegos, como Moving out, me resultaron más frustrantes que divertidos, mientras que otros que reciclaban el concepto de la cocina parecían una copia que aporta pocas o ningunas mecánicas nuevas a este formato. 

 

Y, entonces, llegó a mi vida Cannibal Cuisine: un juego que tiene mucho más que ofrecer de lo que aparenta en un primer momento. 

 

13640giphy

 

El argumento es lo de menos: aquí hemos venido a comer turistas 

 

Cannibal Cuisine mantiene el argumento de Overcooked y sus mecánicas principales que te harán ir de un lado a otro en busca de ingredientes para prepararle la comida a un ser gigante y malvado que amenaza con la destrucción del universo. Sin embargo, en este caso, en lugar de ser una albóndiga gigante o un monstruo terrorífico, se trata del dios Hoochooboo.  

 

13641giphy

 

Al igual que en el juego en el que se basa, nosotros seremos dos personajes completamente aleatorios que serán guiados a lo largo de diferentes niveles y mundos, cada cual más complicado, para ir sirviéndole la comida a Hoochooboo.  

 

De esta forma, el proceso de cocina es bastante más sencillo que en Overcooked: en lugar de tener que preocuparnos por seguir recetas (como los infames burritos del anterior juego que te obligaban a seguir una serie de pasos muy específicos), en Cannibal Cuisine todas las combinaciones posibles pasan por 3 tipos diferentes de carnes y de 3 a 5 tipos de frutas y verduras.

 

Screenshot 2 1

 

Nuestra obligación como miembros de la tribu será coger nuestros machetes / sartenes, atacar a los turistas que vengan a vernos y luego cocinar sus entrañas en un pincho moruno que tendremos que servir a Hoochooboo antes de que este se enfade. 

 

El juego está dividido en cuatro mundos de seis niveles (el último es un desafío) y puedes completarlo tanto de forma individual con hasta cuatro jugadores en online u local. Cada uno de ellos cuenta con la posibilidad de rejugarlo para conseguir la máxima puntuación que te otorgará tres estrellas. En este caso, obsesiva como soy con estos juegos de gestión, descubrí que conseguir tres estrellas era más complicado que en Overcooked 1 y 2, a menudo por desconocimiento del nivel o por el componente de aleatoriedad con el que cuenta el juego. 

 

La personalización de los avatares

 

Cannibal Cuisine cuenta con la posibilidad de seleccionar un personaje que será tu avatar y que puedes modificar antes de cada nivel. Estos son bastante sencillos y para poder diferenciar a tu monigote del resto tienes la posibilidad de cambiar el color en general o añadir un accesorio del todo extravagante (sombrero de mariachi, de chef o incluso máscara tribal). Además, el juego permite la personalización de los accesorios con los que atacas y troceas a los enemigos, aunque estos son meros ajustes estéticos que no influyen en la propia jugabilidad. 

 

13642giphy


Los desafíos finales del juego no tienen por qué ir de cocinar, y exceptuando los dos últimos sirven para que te familiarices con el control de los personajes y las formas de matar, sacándote un poco de las mecánicas de cocina habituales. 

 

Lo que sí que aporta nuevo y que sin duda es un pilar de Cannibal Cuisine son las habilidades. Cada uno de los personajes puede escoger entre un aliento de fuego que le permita cocinar más rápido, un tótem curativo, una onda expansiva que deje paralizados a los turistas unos segundos o un dash sobre las plataformas. 

 

Screenshot 3 3

 

A la hora de la verdad, como en todos los juegos, hay habilidades más útiles que otras, pero Cannibal Cuisine consigue obligarte a plantear una estrategia con muchos de los últimos niveles y las habilidades llegan a ser un auténtico salvavidas en niveles que te obligarían, de otra forma, a reiniciar continuamente la vida o a dar amplios rodeos para ir de la hoguera al dios. 

 

Todo es cuestión de organizarse: los niveles y las mecánicas

 

Para poder disfrutar al máximo de la experiencia jugable, como en Overcooked, hace falta una planificación y estrategia. En ese sentido, Cannibal Cuisine trabaja muy bien el tema de tener que asesinar a los turistas. Estos son todos iguales, sin diferencias de atributos entre ellos y solo reaccionan agresivamente atacando a los jugadores cuando han recibido un golpe. 

 

Esto provoca que necesites una estrategia para no morir por la avalancha de turistas enfadados que no desean ser devorados: a veces empleando una habilidad de tótem de cura y otras simplemente comiéndote la carne que no sea necesaria. Luego tendrás que llevar los trozos de filete / costillas / cerebro a la hoguera e irlo preparando junto a las frutas y verduras antes de entregarlo. 

 

13641giphy

 

Cannibal Cuisine cuenta además con un componente aleatorio que te deja vendido en algunos casos. Como no puedes predecir qué turistas proveen de un tipo de carne específica, a veces dos pedidos seguidos de dos cerebros te dejarán completamente inutilizado. En otras ocasiones, las dificultades impuestas por el escenario (como en el mundo cuatro, nivel tres), también imposibilitan que juegues durante valiosos segundos. En este caso en específico, para entorpecer el proceso de cocina, el nivel genera muros de piedra que puedes romper usando bombas. El único problema es que estas bombas son aleatorias, y como tal, a menudo te imposibilitan avanzar de ninguna de las maneras. 

 

Screenshot 4 2

 

El juego en sí es divertido, entretenido y, por qué no, dinámico. Con una dificultad superior al de Overcooked, nos encontraremos continuamente con niveles y diseño de escenarios hechos para complicarte la vida. En ese sentido, frente a los infames niveles del hielo o de plataformas flotantes de Overcooked, Cannibal Cuisine apuesta por niveles en dos alturas que, con un poco de coordinación entre dos personas, pueden ser fácilmente superables. 

 

Es cierto que los primeros días de juego los controles no funcionaban perfectamente y que había un problema de caché que no guardaba el cambio de controles predefinidos que habías hecho anteriormente, pero esto se solucionó con el último parche, lo cual nos da a entender que en el futuro solucionarán también algunos pequeños bugs que he podido encontrar en el juego. 

 

13644giphy

 

Uno de ellos es el hecho de que no guarde tu posición en los mundos / niveles jugados, de forma que cada vez que quieres continuar la partida este te obliga a pulsar repetidamente hacia la derecha para volver al último punto de guardado. 

 

Además, echo en falta la posibilidad de que el juego te recompense por los niveles y desafíos completados con una skin nueva, accesorios añadidos o incluso alguna habilidad que permita mayor interacción con el escenario. 

 

A pesar de ello, Cannibal Cuisine es sin duda, en mi opinión, una forma refrescante e interesante de aproximarse al concepto iniciado por Overcooked. Un juego muy divertido que sin duda irá dando que hablar en las próximas semanas. 

7.5

/ 10

0
Comentarios
Comentar
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Overcooked Overcooked
Overcooked es un juego de cocina cooperativo, casual y caótico al que pueden jugar de uno a cuatro jugadores. Mediante el trabajo en equipo, tú y lo...
Información
Caratula
¿Tu nota? 5
0
/ 10
Valoración media de usuarios
1 votos

Género: Simulador de cocina

Distribuidor: Rocket Vulture

Pegi: