Cuando no nacíamos solos en un JRPG

Sobre Revelations: Persona

Cuando no nacíamos solos en un JRPG

Si tengo que pensar en juegos del apocalipsis, no hay ninguno mejor que la serie Shin Megami Tensei, y de esta franquicia, lo que siempre más me ha gustado es Persona. Estos días me ha dado por repasarlos. He empezado por Revelations: Persona, el original lanzado en 1996, en una época en la que ni los teléfonos móviles ni internet estaban todavía en las manos de todos.

 

Y digo esto porque me ha sorprendido mucho cómo comienza el juego: con un grupo de amigos reunidos en una habitación. El juego está ambientado a finales del siglo XX en un Japón que acaba siendo invadido por demonios. En un JRPG tradicional, en uno convencional e incluso en los siguientes Persona, no comenzamos junto con amigos sino solos. Nacemos solos. ¿Por qué?

 

Nacer solo ayuda a la avatarización. El jugador es un ser solitario en un JRPG que crece y acaba usando a los que están en su entorno para que lo ayude. Esto es lo habitual en distopias, futuros apocalípticos y pasados medievales steam-punk, pero la gracia de Persona es que está ambientada en su actualidad. Antes de la llegada de smartphones, de internet y de otros ocios que nos encerraban más en nosotros mismos (ojo a la apreciación viejuna) la diversión en grupo era casi la única a la que podíamos dedicarnos, o la que más buscábamos.

 

Nos definíamos como un pack, como un grupo de amigos y era común definir a otros grupos del colegio, instituto o universidad de una u otra forma del mismo modo. En términos de videojuego, la propia pandilla era un avatar. Y eso lo recoge muy bien Revelations: Persona.

 

 

El juego hace piruetas técnicas y representativas para que siempre los veamos a todos en pantalla. Avanzamos en primera persona por las mazmorras viendo a nuestros compañeros en una pantalla auxiliar, y cuando llegamos a una zona de descanso vemos a nuestros amigos y podemos hablar con ellos. Nunca estamos solos, somos un grupo.

 

No es común ver esto, y ofrece muchas opciones poco convencionales a la narración: nuestros aliados nos dan pistas y nos ofrecen su opinión sobre lo que hemos vivido, cuando se van o desaparecen lo sufrimos especialmente, nos preocupamos más de cuidarlos a todos y no solo al nuestro y ofrece unas sensaciones más coherentes sobre quienes somos; quiero decir, si tenemos que pelear contra demonios, si lo hago con mis amigos tiene mucho más sentido.

 

Con la evolución de los Persona, y con el cambio progresivo de los años en los que se ambientan, dejamos de nacer acompañados para nacer solos. Y en el último no solo nacemos solos, sino que somos unos repudiados por la sociedad. Curiosa evolución y particular lectura que nos deja sobre sociedad e individuo con el paso de los años.

17 de Abril de 2020 a las 16:37 por Adrián Suárez Mouriño
3
Comentarios
Comentar
    • Verdad Mou, nos llamarán nostalfags o alguna palabra modernita de éstas, pero recurriré al tópico: ¡qué tiempos aquellos!
      Una preguntita, yo lo empecé hace poco (casualidades de la vida) en PSVita, la mejor portátil de la historia (...), ¿Sigo p'alante o recomiendas jugarlo en otro sistema?
En respuesta al comentario anterior:
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Persona 4 Golden Persona 4 Golden
Persona 4 Golden es la versión portátil y definitiva de un JRPG de culto como es el Persona 4 original de PlayStation 2. En este curi...
Persona 4 Dancing All Night Persona 4 Dancing All Night
La serie Persona da vida a un nuevo título con algunos toques de rol, pero más orientado a género musical. Nos introduciremos ...
Persona Q Shadow of the Labyrinth Persona Q Shadow of the Labyrinth
Vuelve la franquicia basada en la serie televisiva Persona para ofrecernos un nuevo RPG más al estilo Etrian Odyssey. Veremos como dos ...
Ficha
PS3 PS4

Género: RPG

Lanzamiento: 04/04/2017

Desarrollador: Atlus

Distribuidor: Deep Silver

Pegi: +12

Comunidad: Foro

Ir a ficha completa