1. Mundogamers
  2. Articulos

Los mejores videojuegos del año, según Adrián Suárez

Un excelente año, pero sin sorpresas
Jueves 22 de Diciembre de 2016 por Adrián Suárez Mouriño

2016 llega a su fin consiguiendo algo necesario para el JRPG: crear debate, diálogo y un maduro ramillete de propuestas. Square Enix vuelve por el buen camino trayéndonos tres juegazos que reinterpretan el rol nipón y los tres aciertan a su manera. Por su parte, la gente de From Sottware firma un buen remate de su saga Souls pero que exige una renovación profunda de la fórmula a la postre, o dejarla de lado y empezar con cosas nuevas. Arkane sigue acertando y cimentando su propia manera de hacer videojuegos, una que veremos también en el prometedor Prey. Naughty Dog se confirma como el maestro mainstream de la narración en un entorno lineal, una vez más, y Drinkbox Studios ha demostrado que lo de Guacamalee! no ha sido casualidad.

 

Sin embargo, y pese a que Final Fantasy XV y The Last Guardian han cumplido, Overwatch ha ofrecido una propuesta multijugador sólida como una columna y hemos tenido interesantes juegos de desarrollo independiente, me quedo con un pequeño vacío, con la falta de un Undertale, de un The Beginner´s Guide, de un Gone Home e incluso de un Metal Gear Solid V que me destroce el cerebro con ese concepto nuevo y tan suyo que esconden en su interior. ¿Quiere decir eso que ha sido un año malo en materia de videojuego? Para nada, ha sido bueno, pleno y necesario, pero ese monstruo pedante y gafapaster que dormita en mi interior se ha quedado sin su necesario alimento. Dejando eso de lado, los diez juegos que más he disfrutado este año son:

 

 

10 - Dark Souls 3

 

Aquí no está Vendrick ni Artorias, firmando una obra coral en lugar de una centrada en el agónico final de un personaje asediado por la corrupción. Eso le pasa factura a la narración y a la historia del título, pero lo compensa tomando prestadas las lecciones jugables de Bloodborne, con buenos bosses y mejores diseños de escenarios y de criaturas. A Dark Souls 3 le pesan todas las horas que hemos disfrutado con sus hermanos mayores, pero sigue siendo una de las aventuras más formidables de este año.

 

 

9 - Pokémon Sol y Luna

 

No, Pokémon Sol y Luna no es la tremenda renovación de la saga que se suponía, pero sí es una acertadísima cover con ukelele de esa canción de nuestra infancia que nos encanta escuchar una y otra vez. Pokémon Sol y Luna se toma en serio su mundo de juego, mejora el ritmo de la aventura, ofrece una trama divertida, buenos Pokémon y el placer de recorrer una y otra vez la región de Alola. Game Freak hace con este un muy buen trabajo, ¿qué vendrá ahora?

 

 

8 – FireWatch

 

Con el título de Campo Santo tengo sentimientos encontrados. Me fascina la construcción de su montaña, la manera de plantear las conversaciones y el esfuerzo de contar una historia de personajes sin ver ni un solo rostro representado en el mundo de juego, solo en fotos y dibujos, brutal. Firewatch es una historia enigmática y delicada pero pierde enteros al empeñarse tanto en decirle al jugador a dónde tiene que ir y en su descafeinado final. Y en PS4 va a pedales.

 

 

7 - World of Final Fantasy

 

World of Final Fantasy es un sencillo juego de rol sin pretensiones, humilde, divertido y con la duración justa. Combina la sencillez de desarrollo de un JRPG de 8 bits con conversaciones entre sus personajes divertidas, una historia muy Kingdom Hearts y lo mejor: el crecimiento del personaje a través de la equipación de dos mirages, una suerte de Pokémon que capturamos por ahí.

 

 

World of Final Fantasy flojea un poco al final, pero su propuesta encierra una sencilla premisa: la de que nos divirtamos mezclando cosas nuevas y pasadas.

 

 

6 - Dishonored 2

 

Dishonored 2 no evoluciona apenas con respecto al anterior, en lugar de eso hace algo mejor: tomar nota de aquel y generar su particular experiencia perfecta. Dishonored 2 es complejo, divertidísimo y te permite ser creativo. Para diseñar Dishonored 2 se han creado unos escenarios capaces de ser superados con poderes, sin poderes, con Emily o con Corvo. Imaginad todo el testeo que eso ha necesitado y comprenderéis porque este videojuego es tan sobresaliente.

 

 

5 – Severed

 

Aquí va una de mis dos más agradables sorpresas de este año. Severed me ha encantado, y aunque no esté de primero en mi lista de los GOTY tenéis que jugarlo en una PSVita. Severed desarrolla el viaje de una niña que tiene un brazo amputado por el mal en busca de su familia. Los colores del folclore mejicano pintan el violento mundo de juego dándole al título un tono morboso. La protagonista es encantadora y uno de los personajes más potentes que nos ha dado este año el videojuego. 

 

Además de por lo que cuenta y por cómo lo cuenta, me ha fascinado que Drinkbox Studios ha hecho bien algo muy difícil: crear un sistema de combate basado en mover el dedo por la pantalla y  que funcione, que sea divertido, difícil y muy satisfactorio, Severed es un poquito de rol, algo de exploración y muchísimo de rabia y venganza.

 

 

4 - Dragon Quest Builders

 

He jugado mucho a la saga Dragon Quest y este es uno de mis favoritos; es un spin off, sí, pero es uno maravilloso. Si Square Enix ha mezclado Pokémon con Final Fantasy para crear el notable World of Final Fantasy, aquí combina The Legend of Zelda con Minecraft para dar lugar a este. En Dragon Quest Builders la construcción es la única herramienta para que un mundo de huérfanos, enfermos y gente perdida encuentre su hogar, y todo se cuenta como si fuera una fábula ligera.

 

 

Dragon Quest Builders ahonda en esa extraña manera de entender la muerte que tiene esta franquicia para darnos un videojuego con el que reflexionar y también divertirse construyendo. Falla la cámara y la división entre sus distintas campañas, pero eso no quita para que sea junto con Severed mi sleeper del año.

 

 

3 – Inside

 

El nuevo juego de Playdead le pasa la mano por la cara a Limbo de lejos. La propuesta no está del todo depurada y sigue fallando cuando quiere explicar alguno de sus puzzles, pero los esfuerzos por contar una historia sin palabras a través de los movimientos de nuestro personaje, del terror, de la muerte, de un niño que se escapa de los adultos para perderse en sí mismo, y con ese final, logran que tenga este título tan arriba en mi lista de los GOTY.

 

 

Inside plantea algunos acertijos muy acertados mientras trastea con el concepto de la humanidad, alguna que otra plataforma interesante y crea un ambiente tenso, lúgubre y sorprendente. No leas más de este juego y disfrútalo; quizás lo acabes detestando o te aburrirá, pero siempre será capaz de transmitirte algo.

 

 

2- Final Fantasy XV

 

Final Fantasy XV comete tantos pecados en lo que respecta a sus misiones secundarias, a su cámara e incluso a su historia que es sorprendente que haya gustado tanto a  los que nos ha gustado tanto. ¿Por qué tienes que jugar a Final Fantasy XV y por qué es un juego sobresaliente entonces? Por la construcción de sus cuatro amigos, por cómo se usa el Regalia como espacio para colocar narración, por sus divertidos combates, por el excelente diseño de espacios interiores, por tener uno de los remates de trama más emotivos que ha visto nunca un juego de Square Enix, por su acabado gráfico, por su sorprendente música, por…

 

Quien haya jugado a Final Fantasy XV sabe que no se olvidará pronto de Prompto (valga la redundancia), Noctis, Gladio e Ignis, tampoco de Luna ni de los Chocobos. Para mí ha sido una de las experiencias del año, pero si para vosotros pesan más sus defectos que sus virtudes tampoco puedo juzgaros muy severamente.

 

 

1 -Uncharted 4

 

Quítale a Uncharted 4 esa estúpida pelea de espadas y habríamos tenido el juego de la vida. Uncharted 4 es un portento en cómo acentuar un relato con las expresiones de sus protagonistas, cómo diseñar unos deliciosos espacios de juego y cómo combinar exploración, walking simulator, disparos y conducción haciendo que todo funcione bien.

 

 

La verdad es que a uno se le acaban los piropos cuando se refiere a Naughty Dog, y The Last of Us 2 ya está anunciado, madre mía.

 

Estos son mis diez juegos del año, los que más han significado para mí de todos los que he jugado. Me hubiera encantado haber incluido aquí a Street Fighter V, pero me ha resultado imposible, el juego no me ha dejado, ojalá pueda hacerlo el año que viene si su segunda temporada funciona bien. Como nota final, os pido que le deis una oportunidad tanto a Severed como a Dragon Quest Builders, dos de esos jueguitos que parecen poca cosa hasta que los metes en tu consola.

 

Ver también:

-GOTY 2016 según Álex Pareja
-GOTY 2016 según Diego Emegé
-GOTY 2016 según Julián Plaza
-GOTY 2016 según Rafa del Río
-GOTY 2016 según Víctor Junquera 


<< Anterior Siguiente >>