1. Mundogamers
  2. Noticias

Qué bien entra FFXV tras la demo de Final Fantasy VII Remake

Fino y suave
Martes 24 de Mayo de 2022 por Rafa del Río

Esta semana se publicaba en la PS Store la demo de final Fantasy VII Remake. Una breve sección del primer capítulo que toma los inicios del juego original y el reactor Nº1 de Mako para rascar la morriña de todos los que tuvimos la suerte de jugar a Final Fantasy VII hace años en la primera Playstation. Un aspecto visual impecable, nuevo sistema de combate y la sensación de volver a estar entre amigos son los puntos fuertes de una demo que deberías probar ya si tienes PS4, pues ni siquiera necesita que pagues PS Plus. 

 

FFXV d

 

Qué bien entra FFXV

A pesar de haberme encantado, la demo de FFVII Remake me ha dejado con algunas, dudas, como os comentaba hace un par de días. Es por eso que quería volver a Final Fantasy XV para hacer comparaciones, y las tareas semanales de Microsoft Rewards lo han convertido en casi una obligación. Aprovechando que lo tenía descargado gracias a Xbox Game Pass con todos los contenidos de pago incluidos me he decidido a volver tras dejarlo cerca del final en PS4, y bueno... ¡Qué bien entra FFXV tras la demo de FFVII Remake!

 

Volver a Final Fantasy XV un poco más de tres años después, sin Zelda Breath of the Wild en el horizonte y con la sensación de FFVII Remake aún fresca en los dedos es una gozada. Es una gozada porque ya sabes lo que vas a encontrar y lo que no, y eso hace que disfrutes todo lo bueno sin desencantarte por sus ausencias o carencias. FFXV sigue luciendo igual o mejor que el primer día, y aunque no llega ni de lejos al aspecto gráfico de Final Fantasy VII Remake, lo supera en muchos campos, especialmente en la agilidad de los personajes y las posibilidades del Lux de Noctis. 

 

 

Las comparaciones son odiosas

Y por eso no voy a comparar dos juegos tan diferente en desarrollo y enfoque como FFVII y FFXV. Baste decir que la forma que tiene Nomura de desarrollar su historia en Final Fantasy XV vuelve a funcionar de lujo tras el concepto más directo, más guiado de las aventuras de Cloud en Midgar. El concepto de vivir la historia a nuestro ritmo en esta road movie hecha videojuego entra muy bien gracias al acento que pone en la relación entre los personajes, las posibilidades del camino y unas rutinas y mecánicas que son herramientas en manos del jugador para que sea éste quién decida cuándo, cómo y porqué. 

 

Con esta forma de pensar tan distinta a lo acostumbrado en la saga, encontramos ótro aliciente que hace que FFXV entre genial tras la demo de FFVII Remake: la agilidad de los personajes, concretamente de Noctis, que nos permite explorar a fondo el escenario usando Lux y saltando para alcanzar zonas inaccesibles en busca de recursos, cofres y enemigos. Y todo esto sin hablar de la historia, que a pesar de sus altibajos sigue teniendo momentos de gran calidad. Si queréis un consejo, desempolvad vuestra copia de FFXV o descargarlo en Xbox Game Pass y volved a él. Es la mejor forma que se me ocurre de dejar pasar el tiempo para quienes estáis esperando FFVII Remake como agua de mayo, y también para los que aún no lo tenemos tan claro. 

 

¡Nos leemos!


<< Anterior Siguiente >>