1. Mundogamers
  2. Noticias

GameStop quiere poner orden (y ganar unos dólares) con la compra-venta de clásicos

¿El último clavo del ataúd?
Viernes 17 de Abril de 2015 por Toni Piedrabuena

Dentro de la cutrez supina que es el mercado y la compra-venta de juegos clásicos en España, la amplia mayoría de usuarios se dividen en dos bandos antónimos y absolutamente irreconciliables: los que son capaces de poner cualquier mierda con caja de Super Nintendo medio presentable un precio que no baje de los 200 euros y los que necesitan (perdón, NECESITAN) tener una colección digna de James Rolfe pagando 20 euros. En la maraña de abajistas y arribistas hay de todo: especuladores del absurdo, estafadores de reproducciones, caraduras dignos de aparecer en el Lazarillo y chanchullos de todos los colores y formas. En definitiva, un universo que asusta. Y no te quieras meter en Máquinarecreativalandia, que entonces la cuestión se convierte en una mezcla entre el protagonista de El Pico y Gollum de El Señor de los Anillos.

 

¿Qué puede arreglar la situación? Inteligencia y objetividad. Ante la notable ausencia de soluciones en ambos extremos en el presente problema, las soluciones no parecen ser del todo claras, realizables o, al menos, imaginables. Es por eso que la entrada de una empresa importante que ponga sentido en el territorio del juego clásico podría ayudar a solucionar la anarquía reinante, pensarán muchos ajenos al universo clásico. Bajo mi punto de vista, dicha posibilidad, sería el último clavo que le falta al ataúd de la decencia en la compra-venta de clásicos. La noticia llega desde Estados Unidos: parece que GameStop viene con clavos y martillos a por nosotros, los amantes del ocio más clásico y todas las movidas relacionadas con el mismo.

 

Y francamente, parece que el asunto va muy en serio. Comienzan con dos tiendas (Nueva York y Birmingham) y si funciona, parece que así será, se implementará el sistema en el resto de tiendas de Estados Unidos. La intención pasa por comprar software y hardware de 8 a 128 bits, ampliando el catálogo de máquinas y juegos de la empresa a un nivel importante. GameStop abrirá un centro de restauración especializado que se encargará de reparar las consolas que lleguen y garantizar una garantía similar a la que ya ofrecen en las máquinas de actual generación semi-nuevas que venden. Es pronto para hablar de precios o la forma de vender: resta esperar a que el experimento se ponga en marcha para saber qué sucede... en tierras americanas claro, que se parece a nuestras tierras como Texas a Gijón.

 

Preguntas lógicas: dada la anarquía reinante, ¿cómo operará GameStop? ¿Quién pone los precios y a cuento de qué se valora unos y otros títulos? ¿Cuál es el proceso de venta de los mismos y quién interviene en ello? ¿Cuáles serán los rangos de venta y bajo que pretexto se tendrá en cuenta la compra de unos u otros videojuegos dependiendo de su edición o rareza? Un chivatazo que os pego: el universo de la segunda mano en las tiendas de videojuegos grandes (llámalo Game, llámalo GameStop o FNAC) es un universo mucho más ocuro de lo que piensas. El hecho de añadir a la ecuación lo que es un legado artístico de gran valor no hace más que horrorizarme ante los posibles resultados del experimento.

 

Pero no podemos engañarnos: es que la situación es horrorosa. Es un tema que no se ha debatido ni tratado de forma seria y la forma de ver la cuestión en nuestro país es absolutamente trágica. Se nos llena la obra a la hora de hablar de arte y cultura, pero todavía estamos muy lejos de esas categorías si no somos capaces, siquiera, de respetarnos a nosotros mismos. Hagan sus apuestas: el experimento funcionará en Estados Unidos y habrá revolución en la forma de vender y comprar juegos. Yo creo que para mal, pero también pienso que peor no puede estar ya. ¿Qué piensa usted?


<< Anterior Siguiente >>