1. Mundogamers
  2. Noticias

El sol de Inaba sigue brillando en la versión de PC de Persona 4

El color del verano
Miercoles 29 de Julio de 2020 por Adrián Suárez Mouriño

Persona 4 The Golden sigue siendo, para mí, mi Persona favorito. Me gustó Persona 3 y Persona 5, pero el excesivo mazmorreo del tercero y ciertos problemas puntuales de ritmo del quinto hacen que el cuarto siga siendo el mejor para mí. Ojalá, eso sí, un remake del cuarto con el engine y el diseño de mazmorras de Persona 5 Royal.

 

Pero al caso. Con la llegada de Persona 4 Golden para PC pocas excusas quedan para no probarlo. Es una lástima que no se haya aprovechado la ocasión para traducirlo al español o ajustar la calidad de los vídeos, pero la experiencia original sigue intacta. Tres cosas diferencian y le dan mucho valor a este capítulo: tener los mejores personajes de toda esta serie de spin-offs de Megaten, contar con un hilo argumental tremendamente sólido y que siempre te deja hambriento de un bocado más de la historia, y el color amarillo.

 

 

Lo de los colores es algo emblemático en cada Persona. El azul de Persona 3 nos habla de la noche eterna que vivimos en el juego. El rojo de Persona 5 habla de violencia, de sangre, de secretos que hieren... Y el amarillo de Persona 4 nos traslada a cálidos atardeceres, a un ambiente bucólico, a la prefectura rural de Inaba. Al fin del verano.

 

Tanto su versión de PSVita como la de PC es amarilla. Es un videojuego al que le gusta mostrar puestas de sol bañando arrozales, calles solitarias y ese ambiente de final de verano o de principio en el que la gente se va o todavía no ha llegado a casa. Es un juego cálido, incluso en muchas de sus mazmorras. Esta sensación le sienta genial por la manera en la que se relacionan sus protagonistas: tienen problemas, están solos, pero acaban reunidos y felices estando los unos con los otros. Solos son ‘fríos’, pero juntos se sienten ‘cálidos’.

 

Es complicado explicar esta sensación, pero es una por la que Persona 4 Golden resulta ideal para ser jugado en verano. También por esta construcción estética es por lo que es el capítulo en el que mejor me funcionan los vínculos entre sus personajes, y por lo que más conecto con ellos. En Persona 3 siempre me pareció que los héroes se aliaban entre sí por motivos laborales, y en el quinto porque estaban aburridos. Pero en Persona 4 Golden se traban amistades propias de amigos de campamento, de compañeros de verano que acaban siendo especiales por siempre. ¿No os transmite esta sensación el juego? Si no lo sabéis porque se os escapó la versión de PSVita o la original de PS2, descubridlo en su edición de PC.


<< Anterior Siguiente >>