1. Mundogamers
  2. Noticias

El futuro está marcado por los jugadores voyeurs

La ventana indiscreta de PlayStation 4
Martes 02 de Abril de 2013 por Toni Piedrabuena

Hemos hablado largo y tendido sobre las funciones sociales de PlayStation 4 a lo largo de las últimas semanas. Siendo el Share del mando una de las opciones más interesantes, el hecho de que el jugador X pueda ver lo que está jugando el jugador Y, ha sido criticado por muchos. Eso sí, si algo ha demostrado las diferentes novedades que se han incluido a lo largo de las últimas generaciones de consolas es que lo que a priori parecía una tontería al final no lo era tanto. ¿Recuerdan las primeras impresiones de los Logros de la 360? ¿O los Miis de la Wii? ¿O el Home de PlayStation? No, es broma, el Home ya nadie lo recuerda, aunque Sony sigue intantándolo.

 

En todo caso, sin darle tiempo para ver el servicio, me gusta rememorar y saber que todos hemos tenido esa época que tanto gusta a algunos recordar hasta el cansancio rodeados de bocatas de Nocilla, de tu primo Pepe, tu amigo Juan y la NES de tu vecina Paqui, la niña guapa del quinto que, oh amigo, no importa para nada a ninguno de tus lectores. Ahí, sin conocer siquiera la loca palabra francesa, ya eramos unos voyeurs del videojuego de aúpa. Queríamos jugar, pero muchos ya disfrutábamos con el mero hecho de poder ver a nuestros amigos jugar la partida y asesorar, en la medida de lo posible, con nuestros tontos consejos o con la guía de la ScreenFun del Resident Evil 3 japonés. Era entrañable, maldita sea.

 

Dual Shock 4 2

Los primeros diseños del mando sí tenían Start y Select, ¿qué cambió en la mente de sus desarrolladores para apostar por la nueva configuración?

 

¿No has tenido nunca esa sensación de ver a tu colega jugando las primeras horas de un Dark Souls o el estrépito ante los primeros sustos provocados por Dead Space? ¿Qué me dices de las miles de personas que ven al YouTuber de turno jugar a sus videojuegos? Creo que, por suerte para esos YouTubers y sus sueldos, todavía no nos hemos desembarazado de ese sentimiento curioso de ver a otros jugar, y si encima somos capaces de saber si el tío al que veremos es gracioso, nos cae en gracia o si sencillamente es un crack a los mandos de la consola, nos ahorramos mucha faena y ya no echamos de menos al primo Pepe... aunque los bocatas de Nocilla de la tita Mari lo partían, correcto, y esos sandwiches no te los hace la madre del Rubius de turno.

 

Estoy convencido que esa retransmisión por streaming entre jugadores acabará haciéndose un hueco en nuestro día a día, y que con él nacerán nuevos conceptos que jamás habríamos imaginado hasta que a Sony no se le ocurrió meterlo en su PlayStation 4. Imagino una interfaz con distintos jugadores que consideraremos estrellas y free-stylers locos de niveles complicados que todos querrán ver con sus anuncios y sus suscripciones para los que producen más contenido tengan un apoyo monetario a cambio del espectáculo. Eso, hasta cierto punto, si funciona podría cambiar el propio videojuego. También los e-Sport podrían verse beneficiados de algo fácilmente realizable mediante un PC pero que jamás se había visto hacer a solas sin un compatible y sin dolor de cabeza alguno.

 

Si todos estamos convencidos de que la nueva generación irá de la mano de lo social, es más que seguro que Xbox 720, en cuanto se presente vaya usted a saber cuando, también tenga una herramienta similar a la de Sony. En caso de que así sea, sin duda, sabremos por qué apuestan las dos grandes en la next-gen.


<< Anterior Siguiente >>