1. Mundogamers
  2. Noticias

Comenzar un videojuego sin saber nada sobre él es un placer perdido

Consumimos de forma diferente
Jueves 23 de Enero de 2020 por Álex Pareja

Ayer pude disfrutar de un videojuego sin saber absolutamente nada sobre él antes de iniciar la partida. Un hecho insólito en los tiempos que corren, donde las compañías enseñan casi todas las características de sus productos antes del lanzamiento y donde el mismo día que aparecen en el mercado (o antes) tenemos a nuestra disposición cientos de vídeos o directos sobre la obra. Descubrir por uno mismo un videojuego es un placer perdido. 

 

Fue gracias a los patronos que quisieron obsequiarme con GTFO, un título desconocido para mí que disfrutamos ayer en una nueva sesión en directo desde nuestro canal de Twitch. Abajo tenéis el diferido por si queréis echar un vistazo. Llegué a este título sin saber nada por voluntad propia, para que la experiencia fuera realmente una primera impresión junto a vosotros. ¿Podía haber visto información y contenidos del juego? Evidentemente, podía haberme vuelto un experto sobre todas sus virtudes y defectos antes de tocarlo. Pero eso no tendría gracia.

 

 

Los videojuegos, su marketing y su consumo, son así. No son productos baratos, por lo que el consumidor suele necesitar una plena convicción de que va a gastar su dinero en algo realmente interesante. No puedes tener esa seguridad si no has visto mucho material sobre el videojuego, si no has consumido información y opiniones, visto vídeos... Nosotros mismos nos emocionamos cuando un nuevo tráiler o gameplay de la obra que esperamos con ganas aparece, porque así es la manera que hemos establecido nosotros mismos para consumir videojuegos. Y no es que sea mala, pero pierde esa gracia y esa magia que sí percibí en el directo de ayer. 

 

GTFO no es ninguna maravilla, es un título cooperativo divertido y poco más, con sus carencias y sus problemas, pero descubrirlo sin información fue una grata sorpresa. Imaginad que en lugar de GTFO hubiera sido el remake de Final Fantasy VII, del que no hubiese visto ni una sóla imagen. O del propio Final Fantasy VII original en su momento, o de tantos otras grandes obras que años antes de su lanzamiento comenzamos a consumir con sus tráilers, vídeos, entrevistas, gameplays, directos... 

 

Final Fantasy VII Remake

 

Cuando era pequeño descubrí muchas de las joyas que me han acompañado durante toda mi vida como jugador gracias a este desconocimiento. Acudir a la tienda o al videoclub y elegir un videojuego por su portada, o por una extraña corazonada, era maravilloso. No había tanto acceso a contenido sobre este medio, las revistas aparecían una vez al mes y sólo contemplabas fotografías... comprábamos casi a ciegas, pero las sensaciones eran increíbles

 

¿Habríamos tenido las mismas sensaciones jugando a algunos videojuegos sin tener tanta información previa? Yo creo que no. ¿Qué hubiésemos sentido al encontrarnos con un Metal Gear Solid 3 sin saber que regresamos al pasado con Big Boss y nos tenemos que inflitrar en la jungla? ¿Cómo hubiese sido nuestra impresionante reacción a los gigantescos enemigos de God of War 2 si no los hubiésemos visto antes? ¿Cómo hubiese sido experimentar obras tan personales como Shadow of the Colossus? ¿O sin saber que la estructura de Zelda Breath of the Wild nos permitía dirigirnos a la zona final desde el principio? Toda esa información extra sirve para generar expectación, para que reservemos los videojuegos, para que nos emocionemos y para que estemos seguros sobre el dinero que gastamos. Pero se pierde la magia por el camino. 

 

Main Day

 

Por eso, siempre que puedo, elijo esta opción de consumo. Trato de no ver tráilers de películas, por ejemplo, ya que de los videojuegos es imposible si quiero mantenerme al día para escribir. Intento no consumir demasiada información previa de los productos que me interesan, más allá de lo básico para saber que puede ser idóneo para mí. Y creo que todos deberíamos hacerlo, para volver a disfrutar de esas sesiones de juego mágicas donde no experimentamos algo que ya sabíamos con certeza que íbamos a tener. 

 

También es la razón por la que en esta santa casa, Mundogamers, escogemos no sólo realizar un repaso previo al lanzamiento de los videojuegos, sino hacerlo todavía más completo posteriormente, cuando todos disponemos de la obra y la estamos experimentando. Es ahí donde es interesante encontrar el diálogo con otros jugadores, el debate o la comunicación, como antaño cuando en el patio del colegio discutíamos sobre cómo poder derrotar a Sefirot. Esos placeres perdidos con el tiempo.


<< Anterior Siguiente >>