1. Mundogamers
  2. Noticias

3 cosas que Monster Hunter Stories hace mejor que Pokémon

Capcom usa a su favor las lecciones de Game Freak
Miercoles 13 de Septiembre de 2017 por Adrián Suárez Mouriño

No, Monster Hunter Stories no es Pokémon. No tiene la profundidad del metajuego de Game Freak, tampoco se pueden realizar equipos tan elaborados ni la cría ni los combates online tienen tanto oro con el que deslumbrarse pero, aún así, Monster Hunter Stories es uno de los mejores títulos que se inspiran en Pokémon para realizarse, y en algunos aspectos me ha gustado más que la aventura de Ash, Pikachu y todos los suyos.

 

 

Cómo se capturan los monsties en Monster Hunter Stories

 

Me gusta todo lo que rodea a la captura de monstruos en el juego, porque no se limita a atraparlos en una pokéball durante un combate y ya está, o a la preparación de misiones especiales solo para los Pokémon más top. En Monster Hunter Stories todo el universo se prepara para que conseguirlos sea coherente y elaborado.

 

Primero buscamos a una criatura en su hábitat, luego la hacemos huir desde el combate, la perseguimos, entramos en su nido y robamos un huevo. A continuación, nos escapamos de ella al querer recuperar a su hijo y luego hemos de ir al lugar adecuado para incubarlo y verlo nacer. Me gusta que cada nueva captura sea una misión en sí misma, aunque a cambio hay muchos menos monstruos que capturar que en Pokémon, claro.

 

 

Conoce a los monsties por cómo combaten

 

El sistema de batalla de Monster Hunter Stories es semi automático. El monstie (el monstruo una vez se ha hecho nuestro amigo) ataca con una colección concreta de ataques elegidos entre tres: rápido, técnico o potente. Lo interesante es que por cómo decide atacar acabamos conociendo su propia naturaleza, cómo es, cómo actúa y qué cualidades tiene.

 

Para potenciar esto, cuentan también con habilidades propias que manifiestan si son vagos, agresivos o temibles. Al final, acabas creyendo que tus monsties tienen una cierta inteligencia.

 

 

El concepto de su mundo de juego

 

Monster Hunter Stories hace un trabajo maravilloso en lo técnico. Su mundo se presenta en un colorido 3D pleno de cámara libre, lo que permite mostrar a los monstruos a los que nos enfrentamos a escala. Con eso se consigue saber cuáles son terribles, cuáles deseamos obtener por su tamaño e incluso adivinar si serán de tipo técnico, rápido o de ataques potentes.

 

Es decir, Monster Hunter Stories es capaz de construir un mundo de juego estupendo gracias a que lo que vemos en él es respetuoso con su escala natural. Conocemos primero a los monstruos en su habitat, luego viajamos a su nido y acabamos de entenderlos por su manera de atacar. Estos tres elementos se alían para hacer de Monster Hunter Stories un videojuego sólido y, como he dicho, de lo mejorcito en títulos que se inspiran en Pokémon.


<< Anterior Siguiente >>