¿Quiénes somos en un videojuego?

Diferencias entre interpretar y transformar

¿Quiénes somos en un videojuego?

Hace unas semanas, en una de las reuniones con mis primos, iniciamos una partida de rol de mesa, una sesión de Pathfinder que nos llevó a una cueva habitada por trasgos y un tesoro guardado por un dragón. Clásico inicio; alguien del pueblo te pide algo, tú lo haces, entonces se inicia algún mecanismo para que la historia arranque (¿quemar el pueblo, quizás?) y desde ahí el trabajo lo hace la inercia. Pero Jebús de Mazaret, clérigo del grupo y trasunto de Antonio Recio (mayorista, no limpio pescado) tenía otros planes y, cuando nos enfrentamos al dragón, prefirió acobardarse en una esquina e intentar distraer mal a la criatura haciéndole creer que pasaba su deseado rubí a otra persona. Durante una batalla contra una quimera a medianoche Jebús no tuvo mejor idea que ignorar la trifulca y convencer a mi personaje de que prender fuego a su ballesta con munición era una gran idea y cuando volvimos al pueblo decidió convocar a sus habitantes para soltar un discurso que ríase usted de Pablo Iglesias. Y luego se desmayó, pero esa es otra historia. Jebús no se dejaba llevar por las reglas: era, ante todo, un personaje. Tenía sus intereses, su pasado, su actitud. Mi primo, quien le controlaba, no estaba jugando sino que operaba a un nivel superior. Estaba roleando. Ayer me encontré con un artículo de Polygon hablando sobre Reflections, un prometedor estudio sobre la vida y las decisiones del día a día, pero lo que captó mi atención fue el planteamiento de Colin Campbell: “Este juego trata sobre la vida real”, escribe. “El protagonista eres tú”. Por supuesto que soy el protagonista, siempre lo soy ¿Quién, si no, gana las carreras o salva la galaxia de estallar en mil pedazos? Pero esa frase implica más que lo evidente: sí, tú controlas a Shepard ¿Pero quién es Shepard?

 

Los videojuegos son espacios de expresión personal, pero irónicamente ni siquiera en sus orígenes tenían por hábito reconocer o siquiera llamar la atención sobre esa misma identidad de cada jugador. Incluso los juegos que dan varias opciones de cómo afrontar un mismo problema siguen limitándose a tres o cuatro alternativas, más dirigidas al jugador que al personaje, que no enseñan a ser creativo ni tampoco invitan a hacer nada más allá de seguir las reglas. Normal si se tiene en cuenta el diseño sistémico de los videojuegos, pero al mismo tiempo es triste que al hablar de rol nos estemos refiriendo a sistemas de puntuación y atributos en lugar de a interpretar un papel, ser otra persona. Las decisiones de los juegos de BioWare ¿a quién atañen? Teniendo en cuenta que suelen dividirse en tres tonos, esto es bueno, malo y neutro, lo fácil es concluir que a nosotros, pero entonces ¿dónde deja eso a nuestro personaje?

 

10382748 887715714611989 1154552308255844993 n

 

Retomamos el concepto de controlar a Clementine en The Walking Dead ¿Quién somos aquí? Antes Clementine era una niña pequeña independiente, pero ahora de pronto tomamos su control tras haber caminado en los zapatos de Lee ¿Pensamos como Lee, pensamos como Clementine? La adaptación de Telltale de Juego de Tronos es un mejor ejemplo de esto ¿Realmente se comportan así los Forrester, una dura familia del norte? En una escena del primer capítulo, la madre de Ethan habla sobre cómo sus hermanos y, en general, su familia es una de hombres duros, de los de pensar primero y actuar después. El ejemplo que cita es el de Asher, el desterrado, que estampó la cara del primer idiota que osó meterse con su hermanito. En el segundo capítulo jugamos como Asher y claramente hay otras opciones más allá de estampar caras ¿Quién somos en este momento? Interpretaciones de. Mi interpretación de Lee, de Shepard, del aventurero sin nombre en Gothic. Mi interpretación de Altaïr. Quizá esa no sea la palabra adecuada, porque puede ser o la representación de un papel o la perspectiva que se tiene del mismo, así que diferenciaré entre interpretación (esto es, rolear, interpretar un papel) y transformación (ponernos en la piel de alguien sin perder nuestra identidad).

 

La mayoría de juegos son transformativos, con muy pocos ejemplos que, de base, den opción a interpretar. Kentucky Route Zero es uno de los ejemplos más prominentes en los últimos años sin saltar directamente a títulos como The Ship o el pendiente Spy Party. Lo que diferencia a la obra de Cardboard Computer se ve en su sistema de decisiones: el juego nos ofrece distintas opciones al conversar o movernos de un lado a otro, pero no cambia la estructura de la historia. Todos los caminos llevan a Roma. La mayoría de elecciones, de hecho, no definen el futuro del personaje sino su pasado; hablan sobre familiares, amigos, eventos. La elección del jugador cambia el nombre del perro que acompaña al protagonista o lo que le ocurrió a alguien en el pasado, pero hay implicaciones mayores. Si el perro no tiene nombre ¿por qué lo hemos cogido? Si alguien cayó del tejado por nuestra culpa ¿cómo nos sentimos al respecto? El juego nos convierte, literalmente, en actores improvisando sus papeles.

 

No hay nada implícitamente malo en la transformación. Con toda la evasión, a veces quieres ser tú quien ponga a esa chica mirando a Cuenca o quien salve al reino de la amenaza de turno. La gente se quiere sentir poderosa, importante, proyectarse y fantasear sobre qué harían ellos en esa situación. Algunos juegos, como el futuro Until Dawn, toman esa premisa y la convierten en el centro de la experiencia: “¿Eres más listo que el protagonista de un slasher film?” Pero la interpretación permite simpatizar con lo improbable. Yo no soy una madre recién divorciada que tenga que educar a su hija al mismo tiempo que intenta ganarse la vida, pero Cart Life me dejó interpretar a Melanie y entré por completo en su papel. También podría suponer más espacio para la creación personal ¿Quieres al público de YouTube? Deja que podamos interpretar a un personaje y siéntate a ver cómo llegan los gameplays de gente haciendo el paria con tu sistema. Es la gracia de todos esos vídeos de DayZ. Si no fuera por eso no recordaría World of Warcraft con tanto cariño. Sin interpretación EVE Online sería un MMO más. Hace ya un par de semanas que unos amigos empezaron una partida de Skyrim intentando rolear, pero me pregunto si realmente es un juego que da espacio a la interpretación más radical, llevar las cosas hasta sus últimas consecuencias. Los desarrolladores no paran de decir que darán juegos más abiertos, con más opciones, nueva generación, nuevas posibilidades ¿Y tengo que ser siempre yo? Ya lo soy el resto del día ¿qué otras perspectivas puedo conocer? ¿De qué nuevas formas me puedo expresar? Jebús fue especial porque no era mi primo sino él mismo, Jebús de Mazaret. Hizo de la partida algo memorable. Yo estoy preparando el trasfondo de mi personaje para la próxima sesión. Quiero probar a ser alguien más.

18 de Febrero de 2015 a las 13:41 por Dayo
3
Comentarios
Comentar
    • Muy buen post Dayo. La situación que describis me hace acordar a la obra de Luigi Pirandello: "Seis personajes en busca de un autor", donde el punto central de la obra es la incapacidad de los actores de representar fielmente a los verdaderos personajes, una vez que estos se materializan en el teatro. Es una muy buena obra teatral, y no me gustaría spoliarte nada acerca de ella, pero te la recomiendo encarecidamente si queres expandir tu perspectiva acerca de este tema.
    • Dayo, te lo pido por favor, juega a Space Station 13, si es posible en el server español hispanistation 12.

      Ya te lo comente como un Real Role Playing Game, pero es que creo que va a sentar las bases de un nuevo genero de videojuegos basado en interpretar y no es "ganar".

      Mientras que Day Z es muy situacional y te posiciona en un mundo que esta sufriendo una crisis post-apocaliptica en Space Station 13 eres simplemente un empleado en tu puesto de trabajo.

      El modo de juego básico es muy parecido a "The Ship" hay un traidor que se las tiene que apañar para robar un objeto o evitar que cierto jugador salga vivo de la estación.

      Por si esto fuera poco interesante, los personajes son interdependientes.
      ¿Y si te han puesto droga en el colacao?
      ¿Y si las pastillas que te esta dando ese medico no son realmente medicina?

      Hay partidas en las que literalmente me han secuestrado y me han operado el torax para dejarme dentro un explosivo por control remoto, simplemente porque el jugador no tenia acceso a la sección de ciencias en las que estaba su objetivo.

      En su momento analice en gamesajare una partida invitando a los señores de colores que lo prueben

      http://www.gamesajare.com/ajaforo/noticias/los-desarrolladores-originales-jugando-su-system-shock/

      El vídeo ya no funciona pero el análisis de la partida sigue allí.

      Para ver vídeos de como se juega recomiendo los timelapse de Admiral Hippie.
    • Hurra Dayo, pensé que habías muerto. Ahora, sobre el tema, la verdad es que yo prefiero mil veces el interpretar a un personaje que esté jugando como un avatar mio. Más que nada, porque da más posibilidades narrativas como Kentucky Route Zero, un videojuego que ha pasado a estar en mi Top 10 personal y eso que todavía no está terminado. La interpretación debería volverse más popular, porque además de que es una forma de narrativo mucho más interesante, es más fácil de llevar a cabo. Tener que programar y diseñar consecuencias que se apagan a cualquier tipo de decisión, es una labor tardada, y aunque hay videojuegos que lo hacen bien como Heavy Rain, no todos pueden hacerlo y por eso hay cosas como los juegos de BioWare, que te dan una ilusión falsa de decisión. Deberían haber más videojuegos de narrativa en tiempo real, más Assassin's Creed y Dead Space por parte de los estudios Triple A.
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Ape Out Ape Out
Ape Out es un salvaje, intenso y colorido smash ‘em up sobre un escape primigenio, con violencia rítmica y un jazz frenético. Adquiere un impulso ...
La LEGO Película 2 El Videojuego La LEGO Película 2 El Videojuego
La LEGO Película 2 El Videojuego es el videojuego oficial de la película, que nos llevará a seguir unos pasos similares a los vistos en el film....