Los mensajes subliminales militaristas en la industria

"Alistate en la marina"

Los mensajes subliminales militaristas en la industria

Este mes la revista EDGE publicó un artículo que denunciaba el mensaje subliminal de algunos videojuegos como propaganda militarista. En el artículo, firmado por Richard Wordsworth, se exponen las tramas y los recursos utilizados en Call of Duty Black Ops y Ghosts como herramientas de lavado de cerebro para inculcar una idea: la restauración del status quo a través de la dominación militar estadounidense. Expone que las tramas de las campañas de muchos shooters tiran por la vía fácil, la de posicionar a un lado a los buenos y al otro a los malos, pero el problema, concretamente en Ghosts, es la tendencia de retratar a “los buenos” como intachables patriotas americanos que son victimas de la ocupación de EEUU por parte de terroristas. En esencia, una falsa apreciación del ejército de EEUU como víctima en los conflictos armados que suscita un sentimiento pro estadounidense, según palabras del redactor de EDGE.

 

Podríamos pensar que un videojuego no es más que un medio de entretenimiento, que el redactor de EDGE se ha dado un golpe en la cabeza, si no fuera porque a lo largo de la historia todas las manifestaciones artísticas han servido como vehículo propagandístico de ideas políticas, belicistas y militaristas. Hay muchos ejemplos que lo ilustran, desde cine, himnos, teatro, literatura, hasta cuadros y carteles que hoy podemos contemplar en los museos. Y los videojuegos no son una excepción.

 

Alistate en la marina.

 

En 2011 Irán capturó a un espía que confesó públicamente que la desarrolladora Kuma, autora de la serie Kuma War, que recrea misiones reales estadounidenses como la captura de Bin Laden, se beneficiaba de fondos de la CIA. En su confesión explicaba que la desarrolladora distorsionaba los hechos ocurridos, para suscitar en el jugador un sentimiento patriótico hacia el poder militar americano y aumentar el rechazo hacia los países de Oriente Medio.

 

Existen casos de videojuegos, no solo de creación americana, cuya función propagandística no podemos obviar, Underash y UnderSiege son dos ejemplos de propaganda militarista de la insurgencia palestina. America's Army es el videojuego gratuito y oficial del ejercito de los Estados Unidos, como tal impone unas estrictas normas que simulan la experiencia real de un soldado americano, incluido un largo entrenamiento a modo de tutorial y un sistema jerarquizado y disciplinado de progreso. Pero no nos engañemos, la función primordial de un videojuego gratis, que llega a miles de personas y oficial de un ejército no es únicamente divertir, sino entretener mientras se adoctrina al jugador.

 

Llegados a este punto no podemos sino imaginar a Orson Scott Card con cara de “os lo dije” en El Juego de Ender, aunque si bien es cierto que la práctica de intentar manipular a la población es milenaria, también lo es que en la actualidad estamos más preparados para elaborar la información que recibimos y no dejarnos engañar. Los videojuegos pueden ser armas poderosas, de propaganda y de manipulación, pero también lo son de entretenimiento, de cultura y buenos propósitos, y su uso queda bajo nuestra responsabilidad.

23 de Diciembre de 2013 a las 16:00 por Gracia Gutiérrez
7
Comentarios
Comentar
    • las revistas de videojuegos gringos desde mediados de los 90's (egm, gamepro por poner ejemplos) tenían una publicidad descarada con slogans como: 'be a hero, join the navy' u otras como 'wanna serve on the best army' acompañados por supuesto de increíbles imágenes de tanques, soldados artillados, aviones modernos y barcos gigantescos... muy lamentable... por eso de este lado del planeta muchos le hacemos cara de asco a los juegos fps ultra gringos patrioteros y en mi caso a muchos juegos basados en los libros de por ejemplo: tom clancy.
      A lo mejor en su continente se les hace way toda esa mierda, pero viviendo en norteamerica es otra cosa.

      Genial tu Reportaje.
    • Bueno, para ser justos mi mensaje era más por hacerme el interesante, al tiempo que intentaba suscitar algún tipo de respuesta, que otra cosa (gracias por responder, me siento pagado con la carcajadilla).

      Kubrick me parece un gran director, y aunque sí es cierto que su cine desde Teléfono rojo me tira más bien poco (incluyendo a ésta), no deja por ello de ser muy bueno (mi preferida es Lolita, y luego ahí andaría Espartaco -me falta por ver el que tiene pinta de ser un gran narcoléptico, 2001-).

      Supongo que coincido contigo en lo de Hitchcock, aunque me gustan ambas, y ya que me brindas la ocasión la aprovecho para reivindicar a la muy maltratada, y que a mí me encanta, Posada Jamaica (Laughton haciendo de malo no podía más que ser algo bueno). También me alegra que nombres a directores como Welles, Huston, o Kurosawa (aunque este último me tira un poquito menos que los dos anteriores -que no me escuche esa maravilla que es Dersu Uzala, que si no vendrá a tirarme de las orejas-), no sé por qué pensé que tirarías a responderme en plan chica cultureta gafapasta con los Godard, Tarkovsky, Dreyer, y Bergmans del mundo (que también me gustan lo suyo, es sólo otra chorradita por picar).

      Eso sí, que no hayas dicho nada de Ford es imperdonable: como penintencia a verse ahora mismo El hombre tranquilo, Qué verde era mi valle, y El hombre que mató a Liberty Valance.

      Perdón por salirme otra vez del tema.
    • AJAJAJJAJJAAAA!!! Soy politeísta: Hitchcock (más en su etapa americana), Wilder siempre, Kubrick también siempre (lo siento), Orson Welles (como artista y vividor polifacético), si tengo que elegir un John ese tiene que ser Huston y por supuesto Akira Kurosawa, me dejo algunos. Pero hace ya tiempo que me estoy poniendo al día en contemporáneos :D
    • Mientras leía la descripción de su perfil pensaba que las palabras Gracia Gutiérrez eran sinónimo de mujer cuasi perfecta, hasta que llegué a lo de Kubrick, claro, ahí se jodío el asunto (otra Kubrickiana más, son plaga, jaja, bueeeeno, vale, el Kubrick anterior al 64 sí es sobresaliente. Confío en que tu dios cinematográfico sea John Ford, o en su defecto Wilder, Hitckcock, Manquiewicz, Lang).

      Ahh y sobre el artículo decir que, obviamente, la palabra subliminal sobra: cualquiera que haya jugado a videojuegos estará de acuerdo en que estos mensajes de sutiles tienen poco (y en los videojuegos esta falta de sutileza siempre ha sido muy evidente).

      De todas formas artículos muy necesarios.
Mostrar más comentarios
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Ape Out Ape Out
Ape Out es un salvaje, intenso y colorido smash ‘em up sobre un escape primigenio, con violencia rítmica y un jazz frenético. Adquiere un impulso ...
La LEGO Película 2 El Videojuego La LEGO Película 2 El Videojuego
La LEGO Película 2 El Videojuego es el videojuego oficial de la película, que nos llevará a seguir unos pasos similares a los vistos en el film....