¿Ha muerto Hearthstone en España?

¿O se ha dormido?

¿Ha muerto Hearthstone en España?

Este fin de semana pasado, un jugador taiwanés proclamaba campeón del mundo de Hearthstone. Muchos no sabrán ni su nombre, y otros no se molestarán en buscarlo en Google después de haber leído esto. Bueno, os lo ahorro, aunque no os interese: su nombre es Chen ‘tom60229’ Wei Lin y ganó cuando nadie se esperaba que lo hiciera. Fue una final del HCT World Championship sorprendente. En general, el juego de cartas de Blizzard es emoción pura y dura. Sin embargo, parece que ha muerto en España. Al menos en su perspectiva más competitiva.

 

Cuando Hearthstone salió, arrasó con todo lo que se le puso por delante y no había quien lo parase. Ni siquiera Magic, franquicia a la que siempre nos hemos mantenido fiel en lo que a cartas se refiere, fue capaz de detenerlo. Ahora, sin embargo, parece que el poder de Hearthstone se ha ido apagando. No sólo ha visto a parte de su público marchándose a Magic (al final sí) o a The Elder Scrolls Legends, entre otros; sino que también ha visto como otros juegos han ganado terreno a la hora de echar unas partidillas de no mucha duración. PUBG o Clash Royale pueden también ser causantes de este desinflado que ha vivido el juego de Blizzard en España, pero no son los únicos culpables. El propio Overwatch también tiene algo que ver.

 

206760hearthstone 

¿Qué le pasa a Hearthstone?

Las competiciones de Clash Royale se han vuelto multitudinarias y a PlayerUnknown’s Battlegrounds le espera un buen año 2018. La Overwatch League se ha estrenado con uno de los mayores debuts de la historia de los esports, y siendo de la misma causa ha podido también eclipsar a Hearthstone. España cuenta con ligas nacionales muy potentes, y la Superliga Orange es una gran prueba de ello. Pero ésta, no obstante, da demasiado protagonismo a otros juegos, lo que nos lleva a preguntarnos: ¿Es porque lo juega más gente, o el ver más competiciones hacen crecer el interés?

 

Al final es un círculo vicioso. Puede que todo empezara porque apareciese un juego nuevo, llamase la atención, la gente se cambiase para jugarlo y los que organizan competiciones dijeran: oye, pues ya no nos merece la pena dar tanto bombo con Hearthstone, si esto llama más. Por otro lado, puede pasar justo al revés: que la competición de x esport sea tan interesante, que ver las de Hearthstone ya no merezca la pena.

 

Esto no quita, eso sí, que en nuestro país haya grandes profesionales dedicándose a Hearthstone. Por eso precisamente me da pena que el juego haya quedado tan eclipsado. Hasta en medios especializados cuesta ver noticias dedicadas a este título, como si, de repente, hubiera pasado de moda.

24 de Enero de 2018 a las 22:57 por Kysucuac
3
Comentarios
Comentar
    • Para mí se lo han cargado ellos. Demasiadas cartas cada poco tiempo. Es imposible seguir el ritmo en condiciones sin gastarse una buena pasta.
En respuesta al comentario anterior:
    • Lo has clavado. No merece la pena seguir jugando si, para cuando consigues un buen mazo sin pagar tras muchas horas de esfuerzo, sale una nueva expansión que cambia todo el meta y te deja en la mierda. Yo hace un año y medio que lo desinstalé y no lo he echado de menos
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
StarCraft StarCraft
Blizzard puede no haber creado un universo tan profundo como otros que conocemos en el ámbito de la ciencia-ficción, pero sólo...
Warcraft III Reign of Chaos Warcraft III Reign of Chaos
La guerra entre hombres y orcos no tiene fin, y está en tu mano el construir nuevas civilizaciones para todo tipo de razas para que sobreviv...
World of Warcraft The Burning Crusade World of Warcraft The Burning Crusade
World of Warcraft amplía su mundo con Burning Crusade, una expansión que nos trae dos nuevas razas y todo un territorio que explorar. Junto a esto s...
Ficha
PC IOS Android

Género: Cartas

Lanzamiento: 12/03/2014

Desarrollador: Blizzard Entertainment

Distribuidor: Activision Blizzard

Pegi: +7

Comunidad: Foro

Ir a ficha completa