El auge y expansión de Game Maker: Studio

Oportunidades creativas para todos

El auge y expansión de Game Maker: Studio

Soy un obseso de los entornos de desarrollo de videojuegos “asequibles”. Resulta muy frustrante el tener que devanarse los sesos con algoritmos chungos y compilaciones taquicárdicas para sacar un mísero prototipo de alguna idea que ronda por mi cabeza. Es por eso que existen este tipo de herramientas con las que dar una oportunidad a los que pertenecen a ramas creativas y artísticas, o simplemente, que no quieren matarse acumulando competencias para crear alguna chorradilla. Para eso nacen programas como Game Maker.

 

Con trece años a sus espaldas, GM es un referente en este tipo de software. Con la llegada de la nueva versión liberada hace un par de meses, las posibilidades han aumentado exponencialmente al añadir nuevas plataformas de exportación de nuestros proyectos. Siguiendo la metodología de la filosofía drag&drop aderezada con un completísimo lenguaje de scripting como minucioso complemento creativo, hasta ahora tan solo se podían realizar juegos para Windows y en los últimos tiempos para Mac.

 

 

Los nuevos soportes para HTML5 permiten ahora lanzarnos en el desarrollo de aplicaciones web, amén de la posibilidad de hacerlo también en smartphones, tanto iOS como Android, con un simplificado servicio de registro que permite en pocos pasos publicarlo en las correspondientes tiendas de cada sistema. Así, además de simplificar la labor creativa, se eliminan de un plumazo engorrosas premisas como la necesidad de utilizar Mac OS X para programar juegos, amén del proceso de registro y publicación tan minucioso y exigente de App Store. Game Maker Studio nos resuelve la vida.

 

¿Y por qué les hablo a estas alturas de la vida de tal cosa? Pues porque hace escasas semanas comenzó a comercializarse en Steam, y en breve también se asociará a Steam Workshop con el que poder gestionar y descargar todo tipo de recursos y proyectos de otros usuarios. Si ya de por sí existían un sinfín de recursos y ayudas a nuestra disposición, ahora, al estar en la plataforma multitudinaria, la cosa puede desmadrarse.

 

Aunque existe una versión gratuita con la que comenzar a trastear, hay que pasar por caja para obtener determinadas funcionalidades. 50 dólares la versión estándar y 100 la profesional, además de módulos de 200 para poder exportar a las antes mencionadas plataformas iOS y Android. Aún así, sumando, es una ganga disponer de un entorno de desarrollo y estas posibilidades de exportación unificada por poco más de 200€. Además, si ya disponíamos de anteriores versiones del software, la edición profesional nos costará solo la mitad.

 

Ah, que se creen que todo esto tan solo sirve para hacer pequeñas tonterías 2D de escueta calidad. Pues ahí tienen los maravillosos juegos del desarrollador independiente patrio Locomalito, o muchísimos juegos cuyos prototipos iniciales han utilizado Game Maker como base... ¡No se lo piensen, malditos vagos con ideas desaprovechadas!

 

18 de Octubre de 2012 a las 19:35 por Raúl Rosso
0
Comentarios
Comentar
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Ape Out Ape Out
Ape Out es un salvaje, intenso y colorido smash ‘em up sobre un escape primigenio, con violencia rítmica y un jazz frenético. Adquiere un impulso ...
La LEGO Película 2 El Videojuego La LEGO Película 2 El Videojuego
La LEGO Película 2 El Videojuego es el videojuego oficial de la película, que nos llevará a seguir unos pasos similares a los vistos en el film....