De Fobos y Deimos: Los videojuegos como forma de educar en valores y tolerancia

Jokin y su lucha contra la LGTB fobia

De Fobos y Deimos: Los videojuegos como forma de educar en valores y tolerancia

El mundo del videojuego ha crecido. Ya no es tan solo un catálogo de diversión sin complicaciones, ni un mercado de marketing aprovechando un puñado de píxeles, ni la forma de colocar historias que, de otra manera, no podrían colocarse. Juegos como To the Moon, del que nos hablaba el otro día Kysucuak, o Please Knock my Door, que os presentaba Julián esta misma semana, son tan sólo dos entre muchos ejemplos de cómo un juego puede ser mucho más. Un alegato, una redención, una queja, y por supuesto, una cura. 

 

Podemos llamarlo That Dragon Cancer, Depression Quest o Please Knock My Door. Y podemos llamarlo De Fobos y Deimos, un nuevo juego que se une a este catálogo de obras que van más allá del juego por el juego y que me ha terminado por sorprender con aspectos que no me esperaba. Con un sencillo motor RPG Maker y unos escenarios bien construidos, su autor, Álex Rodríguez, construye un alegato, una queja, una redención y un bálsamo para el público que, identidades sexuales a un lado, encontrará en el juego un espejo a los problemas de la adolescencia y una forma de enfrentarse a los mismos. Antes de nada os invito a descargar los dos primeros capítulos de la demo, que podéis conseguir gratis en su página oficial

 

de fobos y deimos 3

 

Videojuego, protesta y bálsamo

De Fobos y Deimos es un título que ataca la LGTB+ fobia, y lo hace directo y a la yugular, sin andarse con medias tintas. Su protagonista, Jokin, tiene un sueño: ser un Defensor y hacer del mundo un lugar mejor. Sin embargo, desde el primer día en la Academia de Defensores se ve acosado por un grupo liderado por el abusón de turno que lo insulta y agrede por tratar de defenderse.

 

'Vistes de rosa y vas por ahí con una sonrisita como si fueras un marica cualquiera'. Con esto empieza un suplicio para el bueno de Jokins, un infierno que sufre día a día ante la impasividad de compañeros y profesores. Palizas diarias, insultos y agresiones se dan la mano con los rumores y los cotilleos en los pasillos. Por si esto fuera poco, las cosas no van como deberían en casa, y los problemas no hacen más que acumularse. 

 

de fobos y deimos 4 1

 

Hay una forma de superar todo esto

De Fobos y Deimos nos presenta un RPG clásico al estilo 8-16 bits que esconde de fondo un potente motor de decisiones. En nuestro papel como Jokin nuestra opinión cuenta, y podemos elegir cómo llevar el drama y, afortunadamente, ver cómo poco a poco va solucionándose la trama. O no. Desde el principio, donde elegimos si no responder al abusón o enfrentarmnos a él, las decisiones nos ayudan a acumular cada vez más el estress y el dolor de la incomprensión, o bien a encontrar una válvula de escape en familiares y seres queridos con quienes poder continuar nuestro camino día tras día y hacer de cada paso algo menos doloroso. 

 

Porque sí, De Fobos y Deimos duele. Puede empezar siendo demasiado directo y poco sutil, pero pronto las situaciones pasan a ser más complejas, las metáforas que usa Álex son cada vez más potentes y en apenas unos minutos es imposible no cogerle cariño a Jokin, este pobre estudiante que se ve enfrentado a los peores males del mundo por ser, tan sólo, quién es. 

 

de fobos y deimos 1


'Me has enseñado una valiosa lección: me tengo que odiar porque el resto me odia'

Pero De Fobos y Deimos va mucho más allá de la LGTB+ fobia y trata otros temas como la violencia de género, el bullying, la depresión, el estrés escolar y la represión de los deseos. En un momento dado Jokin se convierte en víctima y verdugo de si mismo por culpa de una homofobia enseñada y aprendida que le lleva a atentar contra sí mismo en un diálogo magistral que logra tocarte el corazón de forma directa. 

 

Es posible que la obra de Álex Rodríguez no sea el culmen de la tecnología visual actual, pero desde luego se las apaña de sobra para enviar el mensaje y para dar apoyo a un sector del público en un momento especial en el que todo es cuesta arriba. No es necesario ser parte del colectivo LGTB+ para que De Fobos y Deimos te alcance, te afecte y te ayude, y tampoco es necesario ser adolescente para valorar su efecto terapeútico. Con casi 40 tacos, calvo, hetero y cis, De Fobos y Deimos ha logrado arrancarme una lágrima y hacerme sentir bien con mis decisiones, abriendo el corazón a un mundo mejor, que es el objetivo del juego de su autor. 

 

de fobos y deimos 2

 

Jugadlo que está gratis

Por ahora sólo hay disponible una versión demo de De Fobos y Deimos, pero os invito a descargarla de forma gratuita, echarle un ojo y decidir si queréis darle apoyo al trabajo de Álex y su curiosa forma de ver el RPG. Entre nosotros, se lo merece. Hay combates, diálogos, buena música y mucha acción, pero todo pasa a un segundo plano con momentos que son brillantes y que piden que este señor encuentre pronto un estudio en condiciones para crear juegos que impacten no sólo por su contenido y puedan competir en los circuitos de videojuegos actuales. 

 

De Fobos y Deimos demuestra que el videojuego puede tener mil usos, y aunque como digo al principio sirve de canción protesta, visibilización y publicidad del colectivo LGTB+, hay de fondo un mensaje aún más profundo que calma las heridas de esta injusta sociedad imperfecta. Un tono que os reto a encontrar por vosotros mismos y que hacen de esta mañana que he dedicado al juego una de las más interesantes del año. 

 

¡Nos leemos! 

30 de Noviembre de 2017 a las 09:30 por Rafa del Río
0
Comentarios
Comentar
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Ape Out Ape Out
Ape Out es un salvaje, intenso y colorido smash ‘em up sobre un escape primigenio, con violencia rítmica y un jazz frenético. Adquiere un impulso ...
La LEGO Película 2 El Videojuego La LEGO Película 2 El Videojuego
La LEGO Película 2 El Videojuego es el videojuego oficial de la película, que nos llevará a seguir unos pasos similares a los vistos en el film....