1. Mundogamers
  2. Avances

Avance Monster Hunter 4 Ultimate ,3DS

La cacería salvaje.
Lunes 19 de Enero de 2015 por Bruno Louviers

Monster Hunter 4 Ultimate es heroína, pura y dura, sin adulterar, de la que vendía Denzel Washington en American Gangster. Afortunadamente, sus efectos no son los típicos de la droga, si bien su abuso puede destrozar mi vida fácilmente: en apenas 5 días, he echado como 34 horas al nuevo juego de cazar monstruos y construir armas y armaduras con sus cadáveres escrupulosamente diseccionados. Así que como aún falta un mes para su lanzamiento y su correspondiente análisis en esta, vuestra casa, vamos a avanzar algo de su contenido. 

 

Mi adicción a los Monster Hunter se remonta a los tiempos de PSP y el primer Monster Hunter, que por razones incomprensibles llegó a territorio occidental y que unos cuantos ya jugamos compulsivamente. Esta es la cuarta parte de la franquicia, que desde aquella época se ha depurado a niveles absurdos y ha conseguido que su fórmula sea accesible no solo para los cuatro desgraciados que no teníamos otra cosa que hacer que matar Rathalos a pelo para conseguir unas cuantas conchas. 

 

Ah, los clásicos nunca mueren. 

 

No, el grindeo de objetos y el tener que matar monstruos una y otra vez para conseguir buenos materiales no ha cambiado, pero los sistemas para conseguirlos son mucho más ágiles, empezando por nuestro personaje. Ahora, ni corto ni perezoso, nuestro cazador podrá saltar y trepar sobre ciertos monstruos, lo que permite romper partes de su coraza con mayor velocidad y hacer bastante daño. Eso sin contar lo muchísimo que mola y que sube hacerlo o que me hace recordar al genial Dragon's Dogma, de quien este juego ha aprendido bastante. 

 

Esto de saltar no ha cambiado en nada la fórmula de esquivar, correr, atacar, guardar arma para moverte mejor o para curarte/usar un objetos que tanto caracteriza a Monster Hunter. En esta nueva edición no se ha eliminado ni uno solo de los 'incordios' puestos ahí a propósito para que nos aprendamos los patrones de todas las criaturas y ataquemos solo cuando no van a hacernos volar unos cuantos metros tras 'acariciarnos' con la cola. En ningún momento Monster Hunter 4 Ultimate pierde la esencia de la franquicia, pero como decíamos, la refina bastante. 

 

Dios bendiga al Hacha Cargada.

 

Las nuevas armas son un reflejo evidente de esta nueva aproximación. No he tenido tiempo suficiente aún para sumergirme en sus trucos y estrategias, pero de momento soy fan total de la Hacha Cargada, que usa dos posiciones para atacar: una estándar y otra cargada que hace mucho daño después de haber golpeado el enemigo con la posición inicial. Combina la velocidad de una espada con escudo y la contundencia de un arma más pesada, y la adoro. 

 

La Glaive Insecto me ha gustado menos, aunque entiendo su potencial cuando se juega con otros jugadores. El insecto que lanzamos en combate y que puede darnos bonificadores de diferentes tipos y hacer daño a otros jugadores se puede combinar muy bien con cualquier estrategia, pero no sé si es lo mío. Para el análisis prometo haberle dado más oportunidades, pero al lado de la Hacha Cargada, de momento me parece muy floja.

 

Gore Magala, o Cómo Entrenar a tu Dragón 3.

 

Por último y para no alargar esto demasiado, Monster Hunter 4 Ultimate parece estar dándole más importancia a la historia que otros juegos, pero sin fliparse: hacer misiones sigue siendo fundamental, aunque también tener contentos a tus socios de la caravana y a los diferentes comerciantes y colegas que nos ayudan con nuestras cacerías. También se ha potenciado el papel de Street Pass con los camaradas y los felines, que se pueden intercambiar con otros amigos para que así crezcan más y mejor. 

 

Y con respecto a los monstruos, ay, qué decir. Monster Hunter 4, el que solo salió en Japón, tenía como monstruo insignia al Gore Magala porque luchar contra él era pura diversión y no especialmente difícil en sus primeras formas. Sigue siendo un gozo en Monster Hunter 4 Ultimate, donde sigue siendo el enemigo insignia en territorio europeo. El Tetsucabra es uno de los nuevos bichos del juego y también es bastante grato en combate, aunque algo lento para mi gusto pese a que su constitución indica lo contrario. 

 

El arma de insecto no es lo mío, pero es muy diferente a las demás, y eso es muy bueno.

 

En definitiva, que solo tengo buenas palabras sobre Monster Hunter 4 Ultimate, de momento. Lo más importante con este juego va a ser la progresión y ver que no se deshincha como Tri tras unas cuantas horas de repetición de patrones. Sus nuevos sistemas y sus nuevas armas parecen suficientemente profundas como para asegurar unas cuantas horas de curiosidad y diversión, pero mantengámonos aún escépticos.

 

Ahora bien, se ve bonito, se juega genial (sobre todo en una New Nintendo 3DS, donde los tiempos de carga no equivalen a lo que tardas en matar a un Kut Ku y la cámara se maneja sin la pantalla tácticl) y parece el Monster Hunter mejor hecho hasta la fecha. Además, que incluya multijugador online, y no solo local, en la portátil de Nintendo es lo único que le hacía falta. En fin, que vuelvo a las drogas, decidle a mi familia que les quiero.


<< Anterior Siguiente >>