1. Mundogamers
  2. Articulos

Disección del mando Razer Sabertooth pc

Precisión - para jugadores experimentados
Sábado 12 de Septiembre de 2015 por Gracia Gutiérrez

Para el usuario experimentado en videojuegos la importancia de alcanzar la experiencia más completa pasa por la buena calidad de los periféricos que utiliza, que debería encontrarse al mismo nivel de calidad que le exigimos a un videojuego y que sin embargo en muchas ocasiones, ya sea por presupuesto o por una cuestión de prioridades, pasa desapercibida o se obvia. Razer es una marca bien conocida por los usuarios de PC y en circuitos profesionales donde la precisión de periféricos cobra especial relevancia, por ello hemos analizado el mando Razer Sabertooth, para comprobar si cumple lo que promete o si su relación calidad-precio está justificada.

 

La comodidad a la hora de jugar es crucial, un aspecto básico que podemos comprobar tras varias horas seguidas de juego y en el que algunos mandos y controles suspenden de manera estrepitosa. En el caso del mando Razer Sabertooth, compatible con Xbox 360 y PC, el diseño bebe directamente del mando oficial de la la consola de Microsoft, posiblemente uno de los mandos mejor adaptados a la anatomía de la mayoría de los jugadores por su diseño curvado y el lugar natural en el que reposan los dedos. La diferencia radica en que el mando de Razer es ligeramente más ligero y pequeño que el oficial, que sin llegar a ser una molestia si es cierto que el jugador deberá dedicar unas horas a acostumbrarse al cambio, pero con el tiempo terminará agradeciendolo porque el diseño respeta la ergonomía natural de la mano.

 

Y es que la posición natural en la que caen los dedos facilita la velocidad de respuesta, tanto sobre jostics como sobre botones y gatillos. El modelo Sabertooth cuenta con doble analógico, siguiendo el patrón de mando de Xbox, con menor recorrido al pulsar y en sensibilidad general que se traduce en una mayor precisión que en el oficial. Los botones A B X Y, retroiluminados,  se presentan con menor espacio entre ellos y con un significativo menor recorrido acompañado por un sonido de click que garantiza que los hemos pulsado, esto implica que que los botones vuelvan a su sitio rápidamente para poder volver a pulsarlos antes y asegura una ventaja en inmediatez de respuesta en competiciones. En cambio los botones RB, LB y los gatillos RT, LT no muestran cambios significativos con respecto al mando oficial, a no ser por el sonido de click que hacen los primeros.

 

Se agradece que el cable sea extraible y ocupe poco espacio en la funda.


La cruceta, de un diámetro ligeramente superior al mando oficial de Xbox, está formada por botones independientes sin recorrido diagonal aportando una mayor precisión que en el mando original de Xbox pero menor que por ejemplo en el mando oficial 360 élite. El hecho de no poseer recorrido diagonal podría ser una ventaja o una desventaja según el tipo de videojuegos con el que vayamos a utilizarlo, suponiendo una limitación para ciertos títulos de lucha. 

 

El mando Razaer Sabertooth incluye seis botones más, a parte de los tradicionales ya mencionados, dos en la zona interna de los gatillos y cuatro en la parte trasera del mando. Estos botones multifunción pueden reconfigurarse para responder como cualquiera de los botones del mando a través de una pantalla OLED, que también permite ajustar la sensibilidad del analógico así como crear dos perfiles distintos de configuración. Dicha función extra cobra relevancia a la hora de mapear el mando cuando jugamos a un videojuego en PC porque no nos gusta jugar con ratón y teclado, o resultará una ventaja para el jugador que presente algún tipo de impedimento físico que no le permita jugar con los controles de un mando tradicional, o simplemente para el jugador que valore la posibilidad de ejecutar las acciones de manera personalizada. La ligera disminución del tamaño del mando con respecto al oficial parece tener su origen en que todos los dedos lleguen holgadamente también a estos botones extra, si bien su uso es cómodo a pesar de lo inusual de su posición no nos molestaran cuando no los utilicemos puesto que los gatillos traseros se pueden extraer fácilmente con un destornillador que viene en la funda.

 

El mando cuenta con 6 botones multifunción, de los cuales solo los gatillos traseros pueden extraerse facilmente con un destornillador que viene incorporado.


Los materiales utilizados parecen ser de primera calidad, el recubrimiento de goma antideslizante asegura un agarre firme y viene en color negro. Los jugadores que llevan años utilizando un mando oficial de Xbox se habrán percatado de que la superficie de los analógicos se desgasta con el uso, para minimizar este defecto el mando de Razer incluye unas fundas verdes de goma para recubrir la superficie de los analógicos, que vienen en la funda acolchada diseñada para transportar el mando y sus accesorios. También hay espacio en el estuche para guardar el cable, extraíble por atornillado, muy ligero y amoldable, pensado para prolongar la vida útil de éste al enrollarlo para guardarlo o si transportamos a menudo nuestros periféricos. El hecho de que el mando necesite estar permanentemente conectado resultará ser una ventaja para unos o un inconveniente para otros, según los gustos personales, pero nosotros no podemos dejar de acordarnos de la corta vida útil de nuestros mandos inalámbricos.

 

Cierto es que no hay un par de manos iguales a otras y que hay muchos tipos de jugadores, por lo que quizá este periférico este orientado hacia usuarios exigentes y muy experimentados o amantes de multijugador que valoren la precisión por encima de todo, porque a pesar de que la relación calidad-precio está bastante justificada en el producto final, el precio puede resultar elevado para un jugador ocasional (79’99€) que no va a sacarle partido a todas las funciones que ofrece el mando.


<< Anterior Siguiente >>