The Crow

The Crow | Actividad pag. 2

¡Tocado y hundido! Tienes toda la razón, se puede hacer. Pero entonces más te vale que sea un monitor bien grande (de 55 pulgadas o más) o que tengas el sofá a menos de un metro del mismo, porque de lo contrario sí que te va a dar igual que sea 720p, 1080p o 4k. No vas a notar la diferencia.
Imagino que a lo que te refieres es al downsampling que se produce al reescalar una imagen 4k en un panel 1080p.Yo he jugado durante años con mi GTX 980 ti en un monitor 1080p usando Nvidia Dynamic Super Resolution cuando me sobraba potencia, que básicamente lo que hace es ejecutar el juego a 2k o a 4k y reescalarlo a 1080p. Y se nota la diferencia, claro está. Básicamente es como aplicar un antialiasing a lo bestia (de hecho, el famoso SSAA no es sino otra técnica de downsampling), por lo que obtenemos una imagen bastante más definida. Pero tampoco nos llevemos a engaños... No es como ver un 4k nativo, ni mucho menos. Es como jugar a 1080p pero con un buen antialiasing, lo cual no es poco pero que a fin de cuentas no se puede comparar con la sensación de profundidad, distancia de visionado, nitidez y capacidad de apreciar pequeños detalles que te otorga el 2k y aún más el 4k.Y otro aspecto fundamental a la hora de reescalar 4k a 1080p y viceversa es la calidad del panel. Una tele mediocre normalmente hará un reescalado mediocre, porque el software y la tecnología de la pantalla no dan para más.Por lo tanto, si tu idea es comprar una Xbox One X para jugar en una televisión 1080p no creo que merezca la pena el sobreprecio con respecto a una Xbox One S, la verdad. Ya que la diferencia no va a ser ni mucho menos tan apreciable. ¡Saludos!
Y yo dedico gran parte de mi argumentación a decir que a lo que no le veo sentido es a comprar una Xbox One X si no se posee una televisión 4k acorde. Nada más. Para un usuario que tenga un buen panel 1080p con el que esté satisfecho y no tenga en mente pasarse al 4k en un futuro cercano, veo mucho más lógico apostar por una Xbox One S, sobre todo si tampoco tienes un PC con Windows 10. En ese caso me parece una compra excelente con la que disfrutar de decenas de grandes juegos que no existen en PS4, ya que los juegos te van a correr a 30 fps al igual que en Xbox One X. Y para jugar en una pantalla 1080p no hay una gran diferencia entre una máquina y otra. Y por supuesto, Rafa. Un PC también necesita una pantalla. Pero un buen panel IPS, 2k, 144 hz y 4 ms de tiempo de respuesta te vale poco más de 500 euros, y te estoy hablando de gama alta.Una televisión con 4k, HDR, bajo input lag y una buena calidad de imagen te cuesta más del doble.
El problema es que la gente ve 4k, HDR y 6 teraflops y les hacen los ojos chirivitas.Nos dejamos llevar por lo que a las compañías les interesa vendernos sin pararnos a pensar fríamente si es lo que realmente necesitamos. Yo he podido ver una comparativa en directo de un panel OLED a 1080p y otro panel LED 4k con el mismo vídeo. Y el OLED a 1080p violaba al IPS 4k en cuanto a calidad de imagen. Sólo ver los negros del OLED ya lo flipas, al igual que con el contraste infinito de esas pantallas. Ante eso el cacareado HDR es un mero parche.Pero nada, Sony y Microsoft nos venden el 4k como si fuese la panacea, la máxima calidad de imagen, pero el susto viene cuando comprobamos que si queremos una pantalla que realmente le saque partido a esa tecnología no sólo nos tenemos que gastar 500 euros en la maquinita, sino unos 1000 euros o más en una pantalla acorde. Porque no nos engañemos, esas teles 4k y HDR que venden por 600 euros son una mierda, así de claro. Y 1000 euros es más o menos lo mínimo para algo decente.Y aún así habrá pantallas OLED a 1080p muy superiores. Y si son OLED 4k ni te cuento. Pero claro, ese dinero te da para un PC de alta gama. O dos.Todo ello para jugar a 30 fps con el consiguiente aumento de input lag, borrosidad, ghosting y falta de fluidez que ello conlleva. Para mí es tirar el dinero, así de simple.Para jugar a 30 fps te quedas con tu PS4 o Xbox One y tú tele 1080p. PS4 Pro y Xbox One X son un quiero y no puedo para gente que pica con el gancho del 4k. Ni más ni menos.¡Saludos!
Pues yo sólo le veo sentido a la compra de Xbox One X frente a Xbox One S si se cumplen dos requisitos:1. Tienes una buena tele 4k y quieres sacarle más partido.2. No tienes un buen PC.Porque visto lo visto los juegos van a ir a 30 fps en Xbox One X salvo excepciones muy concretas como Forza 7, por lo que en una pantalla 1080p la ventaja va a ser mínima frente a One y One S. Y si tienes un PC el catálogo de Xbox en consola pierde mucho atractivo.Según mi opinión sería mucho más interesante que Xbox One X ofreciera las opciones de 1080p / 60 fps vs. 4k / 30 fps en todos los juegos. Pero en todos, por contrato. De ese modo contentarían tanto a los que tienen una tele 1080p con juegos que corren de puta madre a 60 fps y también a los pocos que poseen un panel 4k de calidad, a los que no les importe sacrificar fluidez y jugabilidad a cambio de más resolución.Pero ese no es el camino que Xbox One X parece llevar. Y es una auténtica pena.Aunque ya sabemos... Rectificar es de sabios, por lo que espero que tanto Microsoft como Sony se olviden un poco del dichoso 4k y piensen un poco más en el usuario de a pié.¿O es mucho pedir?
Pues aquí están mis Rafas del Río:- Rafa del Río de Oro: Anthem.- Rafa del Río de Plata: The Evil Within 2.- Rafa del Río de Bronce: compartido entre Wolfenstein 2 y Metro Exodus.- Rafa del Río honorífico: The Last Night.Un saludo y enhorabuena por vuestro excelente trabajo durante este E3.Edito: cuando he seguido escuchando el Podcast he comprobado que mi votación coincide, precisamente, con la de Rafa del Río... ¡Brutal! Buen gusto, amigo.
Eso mismo decía yo en otro post... El síndrome Naughty Dog. Después de jugar a la trilogía Uncharted y a The Last of Us en PS3 he acabado un poco cansado de este estilo. No voy a negar que hacen buenos juegos, cuentan historias divertidas y que son capaces de exprimir el hardware hasta límites insospechados, pero jugablemente sus juegos me parecen bastante planos y repetitivos. No suponen un auténtico reto y te llevan de la manita en todo momento. Se pasan de accesibles y en ocasiones tratan al jugador como si fuera retrasado mental. Ye eso es desgraciadamente la impresión que me he llevado al ver Days Gone, God of War y Spider-Man. Juegos muy espectaculares, técnicamente solventes, pero que jugablemente no me atraen lo más mínimo. No he visto nada que me haga decir "¡Tengo que jugar a eso como sea!" como sí me ha pasado con otros títulos como Anthem, The Last Night o Skull & Bones. Pero ya sabes... Ya sabemos qué es lo que vende. Y Sony lo tiene también bastante claro. Microsoft no tanto, y por eso creo que no van a remontar en lo que queda de generación, desgraciadamente.
Mira que yo no suelo comprar juegos de salida... Pero como The Evil Within 2 esté tan bien como parece (lo que se ha visto hasta ahora me parece una pasada desde el punto de vista artístico y de diseño) se va a ir a la saca el mismo día de su lanzamiento. El primer juego me pareció divertidísimo, tenso, variado y con un diseño de escenarios y criaturas fabuloso. Y las expansiones un auténtico ejemplo a seguir, ya que ampliaban y diversificaban la jugabilidad del título como pocos contenidos descargables se atreven a hacer. Si The Evil Within 2 es capaz de aunar las excelentes mecánicas del primero con lo visto en las expansiones, junto con un par de novedades o mejoras y una historia decente, seguramente nos encontremos ante el mejor título de terror de toda la generación. Con permiso de Resident Evil 7, claro está.