Kim Kapwham

Kim Kapwham | Actividad

Acho, la película de Street Fighter The Animated movie es de principios del 94, y Street Fighter Zero 1 es de mediados/finales del 95. Me parece que te han bailado un poco las fechas.
Esto, como casi en todas partes, es un quid pro quo.Si los medios de videojuegos se dedican a hablar de videojuegos, pues todo irá bien. La gente sabe lo que busca y si lo encuentra pues se queda. Si los medios de videojuegos usan los videojuegos como excusa para meter ideología en una tarea que pretende ser didáctica (la mayoría de las veces, proselitista) que no les corresponde y en vez de hablar de juegos hablan de macroeconomía según Keynes, la atl-right estadounidense, la falocracia del heteropatriarcado o los discursos neoliberales-filocomunistasbolivarianos... Pues pasa lo que pasa: que todo se llena de mierda hedionda y humeante pero con muchos clicks y mucho SEO. Y por eso medios que antaño eran legibles como Kotaku o Polygon hoy tienen millones de visitas pero de gente que no ha tocado videojuegos ni con un palo. Y eso mismo está pasando también por España.
Espero disfrutar de la misma sensibilidad y compromiso ante las nuevas tendencias sociales dentro de una semana cuando podamos disfrutar de las carnicerías con armas de fuego de RDR2. O dentro de unos meses cuando veamos a una menor rajando cuellos y asesinando a sangre fría en The last of us 2. En serio.Pero me da a mí que meterse con la violencia de las grandes majors no suma tantos puntitos como resaltar lo exagerado de las tetas de Ivy. Pesimista que es uno.
Los diseños femeninos son exactamente iguales a los de las entregas V, IV, III e incluso II. Ahora tenemos la piel más fina o es comentario metido para ganar puntos de agendita política?
Irónicamente, el autor de la mongolada de El Mundo no hace tanto que perpetraba opiniones sumamente discutibles en esta santa casa. Las vueltas que da la vida.
Luego tenemos un juego como Valkyria Chronicles:Un juego que trata la guerra de manera inclusiva, con personajes masculinos y femeninos en todos los puestos, con enfermeros y enfermeras, ingenieros de ambos sexos, soldados de asalto o lanzacohetes igual y cuyo carro de combate de mando es pilotado por una mujer y manejadas las armas por un hombre. Cuya arma más poderosa son mujeres capaces de partir montañas de un pepinazo místico mientras los gallardos coroneles huyen entre llantos y cagaleras. Todo esto, hace ya diez años. No lo compra ni el tato, ni Cristo habla de él y la prensa únicamente lo menciona para quejarse del tamaño de las tetas de la valkyria. Al carajo ya, como industria nos merecemos la manada de jeiters y mil plagas de Egipto más.
Pero hombre ¿quién se fía a estas alturas de los anuncios de videojuego? ¿No hemos tenido bastante con una década de Ubisoft y sus fotos más retocadas que las portadas del Vogue? ¿Con Sony y sus trailers inventados por los lulz? ¿Con Sega poniendo pantallas de Megadrive en la Game Gear? Y bueno, lo del poco avance técnico desde el Dinasty Warriors 4 del año 2003 y los de hoy el día lo interpreto como que es sábado tarde, ya irás por el vigésimo Jack Daniels de la tarde y se te pueden disculpar según qué burradas. Feliz domingo!
A ver Rafa, que yo me entere... ¿Te lamentas de que Omega Force haga lo que mejor sabe hacer y un juego del género Musou o Warriors no sea "otro género"?Tronco, eso es como quejarse de que en el Gran Turismo no puedes pilotar la Vic Viper y destruir moais. El juego es un WARRIORS, del Zelda, pero un Warriors. Esperar otra cosa que no sea un Warriors es exigir a un juego que se traicione a sí mismo.