jester_agr

jester_agr | Actividad

Es una forma de verlo, pero no creo que ese deba ser el aspecto fundamental para los juegos de mundo abierto. Sí que es esencial que esos mundos se sientan vivos, activos y completos según el transfondo de la historia y su localización, y no vacios o excesivamente "scripteados".Sin embargo, cuanto más grande el mundo de un videojuego, menos se puede gestionar la interacción del personaje con cada individuo del mismo, simplemente por capacidades técnicas, por lo complejo que esto resultaría a nivel de desarrollo a causa de todos los factores a tener en cuenta y todas las implicaciones de dichas acciones en misiones futuras.
Como puntualización, decir que no he jugado "1, 2, Switch" pero en lo poco que he visto por sus anuncios no me parece que vayan a pretender hacer adoctrinamiento en contra de la defensa de los animales.Dicho esto me parece bien que se hagan juegos que busquen concienciar a la gente sobre ciertas prácticas o costumbres, o simplemente que reflexionemos acerca de lo que consideramos como normal, pero no estaré de acuerdo en que se promueva la censura o el acoso a una compañía para que cambien un elemento que sea claramente ficticio por otro que nos parezca más "bonito".No soy precisamente un aficionado a Tekken, pero me da pena que por culpa de ese uso equivocado y abusivo que se le da a lo "políticamente correcto" se pierda a un personaje característico de la saga.
Una opinión respetable, pero a mi modo de ver bastante equivocada. Olvidáis el principal punto a tomar en cuenta, es FICCIÓN. Es gracioso ver como tratamos de moralista un punto pero ignoramos todo lo demás. Si nos ponemos quisquillosos veremos que casi todos los juegos tienen puntos que en la vida real son criticables, pero a nadie con dos dedos de frente se le ocurriría ponerse a pegar tiros o espadazos por la calle aunque ese sea el argumento de muchos juegos, o entrar en casas ajenas a robar objetos, pese a ser una mecánica asimilada como normal en cualquier RPG, ni lanzamos trampas a otros coches pese a lo divertido que pueda parecer en un Mario Kart.Es muy preocupante que todavía a día de hoy haya quien no sabe diferenciar realidad de ficción, más aún cuando se hace una crítica tan sesgada como en este artículo, defendiendo Farcry Primal frente a 123Switch porque en uno cazamos por supervivencia y en otro se ordeña sin mostrar la realidad, y obviando tanto lo ya dicho sobre el hecho de ser ficción como la, también, realidad de que el primer juego pretende verse realista mientras que el segundo solo intenta ser una broma que no intenta tomarse en serio.También me resulta curioso ver como comparáis lo mal que está que una persona pegue a un animal con lo deleznable de que un hombre pegue a una mujer, dando a entender que si quienes se pegan son del mismo sexo no fuese igual de malo, e ignorando de nuevo un punto casi esencial para entender el porque en Tekken y otros juegos de lucha no está mal que peleen diferentes adversarios sin importar raza, género, especie ni origen, y es que se trata de luchadores, individuos que por diversas razones (o incluso sin ellas) voluntariamente deciden competir en un torneo de lucha.
Vayamos por partes.1) El sistema de combate no es perfecto, por supuesto. Exige una gran precisión para contraatacar frente a ciertos enemigos, pero lo que no entiendo es la crítica acerca del uso de niveles. Precisamente ese punto es una de las pocas características que lo mantienen como parte de la saga y es un elemento correctamente llevado evitando el camino fácil de los niveles para superar retos complicados.2) Aquí no puedo decir nada. Las armas y escudos se deterioran muy rápidamente, demasiado. En mi opinión debería tener un sistema de armamento en el que, sí, las armas se desgastasen pero más lentamente y que pudiesen repararse de alguna forma antes de que se rompan.3) Decir que el castillo es lineal es básicamente decir que no has jugado lo suficiente en el castillo. Hay una gran cantidad de diversas entradas, pasillos y caminos que podremos recorrer tanto para llegar a la batalla final como para, simplemente, dar vueltas por ahí.4) La historia sin duda es mejorable en muchos puntos. Como dices, se apoya demasiado en los recuerdos, algo que a mi modo de ver debería ser complementario y no el elemento principal, y además hay ciertos aspectos desaprovechados que no comentaré por sus spoilers.5) Usar o no monturas al final es algo que se hace según el estilo de juego de cada uno, pero quizás si hubiese tenido un sistema de combate a caballo más pulido habría sido más divertido. Aun así ha de tomarse como un complemento y no como algo esencial, pues el transporte principal del juego es casi siempre el teletransporte entre santuarios.
Estoy de acuerdo con todo el artículo salvo con un punto.Aseguráis que hay un ataque rápido hacia cualquier creación de Bioware, Ubisoft o Bethesda, poniendo como ejemplos opuestos Horizon o Witcher. Que curiosa es la mente y la memoria, pues rápido se olvida de los muchos ataques que recibió Horizon simplemente por elegir un personaje femenino como protagonista, y ni que decir tiene el vapuleo mediático que recibió CD Project por ese famoso downgrade gráfico que tenía el juego respecto a sus vídeos iniciales.Es cierto que hay algunas empresas que parecen recibir más palos que otras, pero también debemos considerar ¿por qué ocurre? ¿quizás por graves errores en el pasado? El público desconfiará de aquellos que les vendan un producto que no cumpla con lo prometido, o cuyos fallos sean demasiado evidentes, y esto es lógico y justificado (siempre que no se pase de la crítica a la amenaza).
Has dado en el clavo haciendo referencia a ese capítulo navideño de South Park. Era una perfecta representación de un tema muy similar al tratado, pero igual de aplicable.
Dennis, siento discrepar, pero aunque el feminismo comenzó como un movimiento por la igualdad de género, actualmente ya no puede ser tratado así. La propia degeneración provocada por algunas personas que lo defienden han transformado al feminismo en el machismo cambiando los polos, mientras uno dice "hombre mejor que mujeres" el contrario defiende "mujeres mejor que hombres".La correcta defensa debería ser la igualdad, y siempre sin intentar con ello coartar a la libertad de opinión ni pretender que la realidad social no pueda ser mostrada.
Comencemos por lo básico.Si escribes un artículo de opinión tienes que aceptar el que la gente opine y valore tanto a favor como en contra, no puedes empezar exigiendo que quien opine de forma contraria se marche, simplemente porque seas incapaz de aceptar una crítica.Dicho esto, vayamos al artículo, que tiene su miga.Coincido en que Japón es un país machista, eso es innegable, pero no llega al extremo que algunas personas creen. Sin embargo, los "micromachismos" que atacas no son tan peligrosos como afirmas, y en ningún caso son "una práctica de violencia de género cotidiana", con lo cual además banalizas el auténtico problema de la violencia de género.Sin duda la inclusión del kit de maquillaje solo en el personaje femenino resulta curioso y es criticable, pero si bien tenemos a considerar que los juegos de Pokémon intentan educar a los niños en asuntos como la amistad, la sociabilización o las ansias de descubrimiento, no podemos aplicarlo de la misma forma a un objeto que únicamente está en la mochila y del cual nunca recibiremos más información ni iteración que leer su descripción.El asunto de las mochilas/bolsos es, por no encontrar una definición mejor, algo paranoico. En primer lugar, no todos los personajes másculinos van con mochila, ni todos los femeninos con bolso (como señalas con Aura), es más, lo que tú defines como bolso solo lo veo en las chicas de "Blanco y Negro" y XY, mientras que el resto de casos llevan bolsas de deporte, algo que está fuera de cualquier crítica machista/feminista, salvo para quien quiera buscar gigantes donde solo hay molinos.Y ya que hablamos de bolsos y del origen japonés de estos juegos, es curiosos como precisamente es en Japón donde no es raro ver hombres con bolsos del estilo que tan duramente criticas en el artículo.Ridículo es también centrarse solo en la crítica de personajes muy concretos, como Lylia y sus adición a las tiendas en Sol-Luna, ignorando el hecho de que hay un gran número de personajes femeninos ocupando cargos de gran importancia en Alola, tanto como capitanas, kahunas o directoras de diferentes empresas u organizaciones, cada cual con diseños diferentes que abarcan muy distintos estilos de vida. Y de nuevo, como siempre en estos artículos, quien lo escribe se olvida de mirar a los personajes masculinos y los fallos o erratas en los diseños de estos.Para finalizar, no me sorprende, pero me molesta ese ánimo censurador en la conclusión, animando a que no se importen ciertos títulos únicamente porque a un grupo les parezcan criticables.