ExpoX7

ExpoX7 | Actividad pag. 5

¿Tiene sentido subir las dos cosas con un arma que sube con dos estadísticas? Porque la Chikage por ejemplo sube más con pureza de sangre que con habilidad, así que digo yo que es mejor tener 10 puntos en pureza que 5 puntos en pureza y 5 puntos en habilidad, ¿no? Y así con todas las armas del estilo (como las hojas de piedad con el arcano, subiendo estas mucho más por habilidad).Yo por ejemplo estoy creándome el tipo de personaje que tú has puesto aquí, pero habilidad la dejo a 14 que es el mínimo que me piden, mientras que la pureza de sangre la cheto todo lo que puedo sin pasar de la vida y el aguante. ¿Me equivoco en algo y sale mejor subir ambas por alguna razón que se me escapa?
Ignoras lo que tienen en la cabeza la inmensa mayoría de las personas que crean material artístico: "Me encanta hacer esto, pero necesito dinero para mantenerme y vivir dignamente; ¿no sería genial poder conseguir dinero con lo que hago y así, de paso, poder usar más de mi tiempo y mis recursos en ello?".También vale un simple "He dedicado mi tiempo a hacer esto, no estaría de más ganar unos duros por ello".No sé por qué tantas personas pensáis que querer lucrarse del trabajo propio significa que ese trabajo no está hecho con el dinero en mente. Imagina que yo escribo un libro. Ese libro, sea de la naturaleza que sea y hable de lo que hable, lo estoy haciendo por puro arte; yo quiero expresar o hacer algo en concreto, y lo plasmo de esa forma. Pero, ADEMÁS DE ESO, sé que estoy gastando mucho tiempo y esfuerzo en escribir el libro y, aunque yo lo haría gratis igualmente porque mi objetivo principal es el hecho de hacerlo en si, quiero conseguir beneficios económicos porque, hostia, necesito dinero para vivir. Además, si consigo suficientes beneficios, quizá pueda dejar de trabajar en algo que no me satisface del todo y centrarme totalmente en mis libros, gastando en ellos más tiempo y esfuerzo. ¿O alguien me va a venir diciendo que si cobro por mi libro significa que no le he puesto mimo y que lo he hecho pensando en cómo conseguir la mayor cantidad de dinero? Esta visión de las ganancias por un trabajo artístico no solo no afecta casi nada a la obra en si (la obra que uno quiere hacer no cambia; se quiere conseguir dinero haciéndola, pero haciendo lo que quiere hacerse, no alterándolo para sacar dinero), sino que es la idea que tienen la inmensa mayoría de los artistas que cobran por su trabajo. Esto tiene muchos matices y no es tan bonito como lo cuento, claro, pero es que con los modders que quisiesen cobrar sería así, tal cual, en la inmensa mayoría de los casos.Y, en todo caso, eso da igual; los modders deberían poder elegir, que por algo es su trabajo y su obra. Según lo que dices, significaría simplemente que los mods gratuitos tienen para ti más valor que los de pago. Pues juegas solo los gratuitos y pasas de los mods de pago. ¿Por qué los modders que quieran cobrar por su trabajo no van a poder hacerlo? Independientemente de que todos los modders que quieran cobrar por su trabajo hagan mods por y para únicamente ganar dinero, planteándolos siempre desde el punto de vista financiero, nadie debería poder decirles que no deberían cobrar por SU trabajo, SU tiempo y, en definitiva, SU obra.
Yo compré la PS4 en agosto del año pasado y ningún problema con el mando, la verdad; como nuevo.Quiero decir, que es una mierda es un hecho porque mucha gente tiene problemas, no vengo aquí a negar nada por un solo caso, pero sí es cierto que me parece curioso cómo no he tenido absolutamente ningún problema.
La verdad, a mí personalmente ese tiempo de ir a por el boss jamás llegó a molestarme e incluso, como explicaré después, lo consiero una buena elección.Primero, el camino desde el punto de salvado al jefe es MUY corto; jamás me dio tiempo a aburrirme de él porque simplemente la puerta está siempre ahí, al lado. Creo que el camino más largo que tuve que hacer fue uno en el que tardaba unos 10 SEGUNDOS en llegar al boss en cuestión. Y hablo de uno de los más largos; la mayoría de las veces son unos 5, segundo arriba segundo abajo; algo más si contamos el tiempo que tardas en acercarte al boss dormido y dispararle una vez ya has entrado en la sala, pero la verdad es que considero ese "comienzo de la batalla" como parte de la misma (sobretodo gracias a como la OST suele acompañar estos momentos, porque cada melodía de boss está claramente planteada en su inicio para acompañar el despertar).Por supuesto, incluso si es tan poco tiempo, podría molestar si murieses al instante y fuese de repetir una y otra y otra y otra vez sin parar durante muchísimos intentos, pero... al menos, en mi caso, no fue así. Oh, sí, se muere mucho, pero las batallas tampoco duran solo unos pocos segundos (cuando ocurre eso es porque la cagas al principio, y en lo que tardas en insultarte mentalmente por morir tan rápido ya has llegado al boss otra vez), y la inmensa mayoría no llevan demasiados intentos. Hubo solo unos pocos bosses que me costasen más de 10, y no fueron pocos los que maté a la 1º o a la 2º. Además, la mayoría de las batallas duraban bastante más que el tiempo de ir a ellas, que como he dicho, es anecdótico. Eso nos lleva a la segunda cuestión.¿Qué sentido puede tener hacer estas minicaminatas? Pues el de pensar en cómo has muerto y pensar qué harás en el próximo intento. No necesitas más que unos pocos segundos para asimilar el golpe y estar listo para el siguiente intento... y ahí están, en ese pequeño tramo de unos pocos segundos.Y, la verdad, me siento extraño; podría ser una simple diferencia de opinión, claro, pero es que tú hablas de esos paseos como si fueran más largos de lo que son, como si no fueran simplemente esos pocos segundos de los que hablo yo. De igual forma, me extraña que pongas a los bosses como algo tan difícil, cuando, al menos en la primera partida, tampoco presentan un reto suficientemente alto como para llegar a frustrar nunca. Se siente como si hubieras jugado la primera partida en el modo de no poder correr ni rodar (que es, por cierto, un modo que tras pasarme el juego intenté y dejé rápidamente de lado justo por eso, porque con él sí que me frustraba y se hacía aburrido morir rápido e ir a por el boss otra vez desde el punto de control). Pero eso es imposible, porque ese modo se desbloquea al pasarte el juego una vez. Por cierto, no lo juegues; todo lo que no te gusta del juego explota en ese modo.Yo, por ejemplo, no podía contra Gwyn en Dark Souls; adoraba el combate, pero me costó MUCHÍSIMOS intentos. ¿Y sabes qué? Acabé odiándolo, pero no por tener que repetirlo, sino por tener que hacer esa puta caminata hacia él cada vez. Eso no eran 5-10 segundillos corriendo, no, era mucho más, y era HORRIBLE. Jamás he sentido eso en Titan Souls, ni siquiera algo parecido; para mí, y repito la idea por última vez porque me estoy alargando mucho para decir lo mismo, eran momentos para recuperarme de la muerte, pensar en por qué había muerto, y centrarme para el próximo intento. Debo decir que yo no considero a Titan Souls un gran juego; me parece un boss rush en el que vas paseándote por el mundo yendo de boss en boss, con una OST acojonante y unas mecánicas muy bien planteadas. Me parece, pues, una idea entretenida con la que puedes pasar unas divertidas horas, que no es otra cosa simplemente porque no quiere serlo. No quiere ser un indie que mezcle la grandiosidad de un Souls y Shadow of the Colossus y trascienda, sino un boss rush que coge algunas ideas de ambos juegos y los homenajea en su título.
Hombre, Lat, estoy de acuerdo (como cualquier persona razonable) en cómo están usando esto para crear morbo, ganar audiencia, etc. mientras se hace el tonto, pero no sé bien a qué te refieres con "investigar de dónde narices sacó la idea e hizo el artilugio". Obviamente un psicólogo tiene que hablar con él y descubrir a qué se ha debido esto (que supongo que no será más complicado que cierta inestabilidad mental propia de muchos adolescentes unida a un gran enfado con el profesor y un momento complicado; poco más, me da a mí), pero hacer una ballesta casera es relativamente sencillo y no cuesta nada conseguir los materiales y buscar cómo hacerse una (bueno, haber, nada; me refiero a que cualquiera puede si se pone). No sé a qué te refieres exactamente con investigarlo.
"...la cuarta entrega numerada de la serie Storm tiene la responsabilidad de reunir toda la trama de Shippuden en un solo videojuego".WHAT? ¿Abarca todo shippuden? ¿No es solo desde storm 3 hasta el final de la historia?He estado mirando por ahí y hay sitios que dicen eso mismo... y sitios que dicen lo contrario, sin variar demasiado las fechas. ¿Me aclaras esto, Adrián?
Es que el fin de un juego de simulación es justo eso. Cuando juegas un juego de simulación de conducción, tu objetivo es conducir. No quieres conducir para algo, quieres conducir, y todo lo demás es un plus que puede ser más o menos acertado de cara a ampliar y completar la experiencia de juego.Así los entiendo yo, al menos. Igualmente, jamás me han interesado, sinceramente.
Mi experiencia personal es justo contraria a lo que dices. Creo que, aunque me da que no es algo habitual, podría interesarte cómo vivo yo esto.Tengo poco dinero. Bueno, no, realmente no tengo tan poco dinero, pero no tengo ese dinero que me permite comprar un juego de salida por mí mismo por mucho que lo espere, o que me permite comprar algo sin saber que sí, que me va a gustar fijo. Creo que esto es importante, porque cuando compro un juego me siento, en cierto sentido, "obligado" a aprovecharlo al máximo.Hablas de esta sensación como si fuera algo bueno, como si te hiciese profundizar más en el videojuego al buscar amortizar el producto. A mí, sinceramente, me llega incluso a agobiar y a presionar.Cuando compro un juego y no tengo ganas de jugar, me siento "mal", tengo la sensación de que debería tener ganas de jugarlo, que para algo lo he pagado. Esa especie de extraño malestar funciona como agravante; al tener la sensación de que tengo que jugarlo, me entran aún menos ganas de jugarlo. Es como hacer algo por obligación, porque en el fondo mi cerebro está funcionando como si fuese ese el caso. Simplemente sientes menos ganas de hacerlo que si fuera eso mismo, pero sin esa obligatoriedad.Los juegos, por tanto, no es que "los disfrute menos", sino que muchísimas veces paso semanas sin jugar a algo que he comprado o incluso hay parones de partidas de meses porque ese "agobio" me está impidiendo tener la sensación de que quiero jugar al juego porque quiero hacerlo y no porque me obliga mi necesidad de aprovechar el dinero.¿Qué ocurre entonces? Que al mínimo que un juego no consigue engancharme del todo, cuando vuelvo a él siento que vuelvo a él no por que quiera jugarlo, sino porque "tengo" que jugarlo, lo cual hace que se me quiten todas las pocas ganas de verdad, de las de "simplemente quiero experimentar esto" que tendría de ponerme a jugar.Esto no solo afecta al hecho de seguir jugando a un juego, sino que también puede crear esa sensación de obligación en, por ejemplo, hacer tareas secundarias. Si unas tareas secundarias no me gustan demasiado pero aun así me entretienen, es muy posible que llegue el momento en el que me cueste mucho ponerme a hacerlas solo porque tengo la sensación de que debería hacerlas para aprovechar mi inversión, lo cual, de nuevo, solapa los deseos puros de experimentar el completarlas.Por supuesto, si el juego me ha salido gratis, me siento mucho más libre, como si la experiencia fuese más "mía". Libre de esa sensación por completo, siento que cuando juego lo hago completamente porque quiero jugar, y eso hace que juegue más y además lo haga más contento, sabiendo que si quisiera podría dejar de jugar, o que podría no hacer eso que estoy haciendo y no es necesario para seguir la historia, y que daría exactamente igual. Y justo por eso, no lo hago.Esto no ocurre con algo que me guste muchísimo porque simplemente el juego me atrapará por completo y nada de esto tendrá valor (simplemente no da tiempo a no tener ganas de jugar, XD), pero sí con experiencias disfrutables que aun así no me llaman tanto.Debo decir hablo de sensaciones sutiles; sé perfectamente que, visto de forma razonable, todo esto es una tontería, pero aun así uno no se puede librar de esas pequeñas sensaciones que te crea la mente según las circunstancias. En mi caso, soy muy sensible a todo lo que afecte a mi sensación de que lo que hago lo hago exclusivamente porque yo quiero hacerlo, sin ninguna razón más que el puro bienestar que me provoca el acto en sí.