Análisis Ridge Racer para Sony PS Vita

videojuegos
Ridge Racer (Página 1/2)
Escrito por Alejandro Pascual, el 23/02/2012.

Análisis de Ridge Racer

Hay que ser justo. Lo que Ridge Racer ha intentado hacer en VITA es, cuanto menos, valiente. Habrá quien diga, quizá la mayoría, que es simple y llana vagueza, pero no es hasta que te empapas de Ridge Racer cuando entiendes el experimento.

Ridge Racer no intenta cambiar una fórmula jugable que ya lleva utilizando en cada una de las entregas de los últimos años. Ese podríamos decir, es su principal problema. Pero, por su condición de juego de carreras, tampoco puede intentar adaptarse a una tecnología táctil de la que poco va a sacar. Así que, como aquí no tenemos nada de dedos en la pantalla, touchpad trasero o giroscopio (gracias por esto), la saga de Namco ha intentado centrarse en la otra gran característica de la portátil que parece estar pasando desapercibida y, sin duda, es la mejor: el modo online.

Así, podríamos decir que Ridge Racer es prácticamente como comprar el modo Elite de Call of Duty, sólo que la parte de comunidad se queda en la parrilla de salida, al menos por el momento. La idea es buena, pero quizá está mal explicada, o mal planteada. El jugador escoge un equipo, un patrocinador. Y no es posible cambiarlo. Una vez que escojamos, pasamos a la carrera, donde podremos escoger el modo campeonato, un modo carrera y una contrarreloj. Estos dos últimos son modos offline, lo que significa que el campeonato, el modo para un jugador de toda la vida, queda relegado exclusivamente al online.

Esto es uno de los factores que más ha afectado a los jugadores. De repente, sienten la necesidad de jugar a algo que no tienen. Pero el problema no es del título de Namco o, al menos, no del juego en sí. Y es que aquí está la cuestión: Ridge Racer en VITA es lo que otros títulos no se atreven, tirar las armas de un modo offline reiterativo y dedicar exclusivamente todos los esfuerzos a su modo online.

El problema, como decimos, son las formas. Y he aquí el quid de la cuestión. Si compraras el juego, tanto en caja como online, con el Gold Pass más todos los circuitos y vehículos que llegarán a modo de DLC, el juego te costaría, sin mucho temor a equivocarnos, lo mismo que un título de lanzamiento a precio completo: 60€ o 70€. Al haberlo dividido, lo cierto es que nuestra mentalidad anti DLCs nos hace creer que nos han vendido un título pelado, para cobrarnos todo aparte posteriormente.
Ficha técnica

Salida: 22-02-12
Género: Conducción
Desarrolladora: Namco
Distribuidora: Namco Bandai Europe
Plataformas: PSVita
Edad (PEGI): +3