Avance Metal Gear Solid: Peace Walker para PSP

videojuegos
Metal Gear Solid: Peace Walker
Escrito por Alejandro Pascual, el 18/01/2010. 4 comentarios

Avance de Metal Gear Solid: Peace Walker

Más que las agujas FoxDie, las nanomáquinas y la ingeniería genética, no hay nada ni nadie que alargue más la vida de Snake y de su franquicia Metal Gear Solid que la propia Konami. Siempre habrá un agujero oscuro en su intrincada épica mecha que contar, bien sea por la rama de Solid, por la de Big Boss o por la de cualquier otro personaje secundario. Es lo que ocurre al hacer las cosas bien y ganar dinero en el intento.

Peace Walker, al contrario que que la saga numérica, no parece pretender otra cosa que reavivar la consola de Sony y limpiar el expediente en el que tosió levemente Portable Ops. Para ello, se ha optado por sacar pecho todo lo posible sacrificando lo que sea por el camino. Quizá el elemento que más se eche de menos es la posibilidad de reptar. Como una serpiente. Como lo que somos. Es el primero de los recordatorios que incide el juego cuando uno de nuestros soldados nos ayuda a entrenar a la orilla del mar.

Será en esta playa donde hará su aparición un Big Boss aún más endurecido si cabe, con una cámara al hombro de desesperanza, o de desengaño, que nos hace pensar si un juego de portátil va a lograr emocionarnos de una vez por todas. Tras completar el entrenamiento nocturno y lluvioso, comenzará la introducción, donde ya vemos a Kojima sonreír ante su nuevo tema que explorar: la paz.

La paz. Después de tanta guerra, paz. Es sin duda el único leit motiv que podría tener un veterano de guerra cansado y viejo, al que aún le quedan demasiadas batallas. Los guiños están en todas partes, como ver en tu equipo al famoso Master Miller, conocido y desconocido de la serie. Otros, mejor que el jugador lo descubra él mismo.

Otra cosa a descubrir es el sistema de juego. Ciertamente, las posibilidades de jugar en una consola portátil de forma pausada y mediante la infiltración son reducidas por un stick demasiado poco sensible y otro stick que, simplemente, no existe. Kojima Productions es consciente de ello y, pese a quien le pese, ha marcado en negrita Action frente a Espionage. Los prometidos cambios en el control se centran en ajustar la cámara en el pad direccional o en los botones frontales, dando al jugador la oportunidad de desarrollar un estilo más táctico o más orientado a la acción.

Peace Waker sigue siendo un Metal Gear, mucho más centrado que Portable Ops; ofrece misiones pequeñas en las que dividir nuestro tiempo portátil, pero sus objetivos están más enfocados en la historia principal. Se acabó el reclutar soldados y todas aquellas tareas repetitivas. Somos Big Boss y es una operación en solitario (o en cooperativo con nosotros mismos). Hasta donde alcanzaba la demostración, los entornos beben mucho de Snake Eater, con ambientes selváticos y bases militares en los alrededores.

Los objetivos son básicos. Ve hasta este punto sin ser detectado. Elimina a todos los enemigos. Acaba con el tanque. Antes de cada misión, podremos elegir entre cuatro tipos de indumentaria. Cada una nos proporcionará diferentes armas y objetos, así como una protección más o menos rígida, demostrando una vez más la amplitud de miras con que Kojima y su equipo ve al jugador de un Metal Gear.

Después de Portable Ops, muchos jugadores de Metal Gear ven estos subproductos portátiles de la franquicia como un comic interactivo. Están sedientos de historia oculta y de levantar puentes que conecten una entrega con otra. Es muy probable que Peace Walker sea entonces la que una Snake Eater con el Metal Gear original y complete de esta manera la historia del soldado legendario. Por lo que hemos visto hasta este momento, parece que las secuencias intermedias (es decir, las de juego) estarán a la altura de lo que se espera (o se puede esperar) de PSP. Ni que decir tiene el apartado técnico. Pero, ante tantos puentes levantados y tantas agujas inyectadas, quizá no sea mala idea comenzar a preguntarse si dejar marchar a Snake en un futuro cercano y recordar más la leyenda antes de que esta nos recuerde a nosotros y nos clasifique como jugadores de Metal Gear de los 80, de los 90, del dos mil y así sucesivamente. Se ha ganado todo el derecho.

Metal Gear Solid: Peace Walker
Ficha técnica

Salida: 2010
Metal Gear Solid: Peace Walker
Entornos selváticos, armadura de adamantium. Algo no encaja
Metal Gear Solid: Peace Walker
¡Suéltale, Snake! ¡Ni lo sueñes, Snake! WTF
Metal Gear Solid: Peace Walker
Fotograma extraído de la próxima película de Guy Ritchie
Metal Gear Solid: Peace Walker
Vuelven las escenas de cómic, con posibilidad de ver la ropa interior de alguna protagonista
Metal Gear Solid: Peace Walker
¿No tienes calor? Y tú, ¿No tienes frío?
Metal Gear Solid: Peace Walker
Metal Gear es un juego que va de clones; por eso todos tienen la misma posición y la misma ropa
  1. 1.
    Enviado por Ion King el 21/01/2010
    Yo tengo miedo a su sistema de juego. Los Metal Gear Portátiles (desde el de game boy color) son lentos, muy tediosos y no te pueden emocionar con videos etc. como los de consola "grande".

    Big Boss es mi personaje favorito, espero conocer más su historia, pero tengo miedo a que este MG sea pequeño y abarque poco. De momento, digo sí, pero espero que sea más MGS que MGS4 en el tema de la acción o infiltración.
  2. 2.
    Enviado por mariobroda el 23/01/2010
    este juego está hecho por y para ho....
  3. 3.
    Enviado por Dehyvis el 01/04/2010
    yo tengo entendido que el juego durara mas de 100 horas muchas tiempo que los otros
  4. 4.
    Enviado por qtip023 el 20/04/2010
    espero q sea co-op y poder jugar online