Análisis Catherine

videojuegos
Catherine (Página 3/3)
Escrito por Víctor Junquera, el 15/02/2012.

Análisis de Catherine - Pag 3

Catherine no es un juego tan picante como lo pintaban aquellos tráilers, y quizá tampoco es tan intenso ya que no está todo tan condensado como nos podrían hacer creer. Todo transcurre en una rutina de ocho días, con sus ocho amargos despertares, sus ocho jornadas de trabajo, sus ocho noches en el bar y sus ocho pesadillas. Todo enlazado por secuencias, unas animadas por el afamado Studio 4ºC, otras hechas con el motor del juego, pero igualmente capaces de transmitir todo tipo de sentimientos y de tensión, acompañadas por un gran doblaje en inglés (con subtítulos en castellano).

Completando lo que vendría a ser el análisis de Catherine como juego, añadimos opciones multijugador, retos adicionales, puntuaciones, trofeos y desbloqueables y tenemos para estirar las casi 15 horas de la aventura principal hasta prácticamente el infinito, teniendo en cuenta que podemos jugarla de varias formas distintas, con distintos finales y diferentes situaciones, pero no queremos quedarnos sólo en esto.

Aparte de ser un puzle excelente que puede poner a prueba al más experimentado con unas reglas muy sencillas que pueden dar infinidad de posibilidades, Catherine, jugado con esa honestidad de la que hablábamos, puede ser un fortísimo puñetazo en la cara que a mucha gente no le vendría nada mal. No es que sea la enciclopedia del amor, ni va a decidir si alguien es mejor o peor persona, ni mucho menos juzga al fiel o al infiel.

Pero nunca con el mando en la mano nos habían hecho pensar en la fidelidad, en el deseo, en situaciones sociales reales, en la amargura de la desconfianza,... En general Catherine se merece un aplauso por plasmar debates tan reales contando ovejas, algo tan a pie de calle en un mundo con el que es tan fácil identificarse, y donde la ficción viene cuando todo es posible.

Nosotros ya nos hemos decidido entre Catherine y Katherine, y el juego nos ha dado, no lo que esperábamos, sino lo que nos merecíamos. Una de las creaciones más originales de los últimos años no sólo nos ha hecho disfrutar de una trama interesante y de un género que hace falta explotar más allá de las portátiles y las producciones menores. Catherine no da lecciones a quien no las quiere, pero lo que es seguro es que no decepciona.

NOTA FINAL: 9