Dark Souls (Página 1/3)
Escrito por Alejandro Pascual, el 10/10/2011.

Análisis de Dark Souls

No es hasta que te tropiezas con la dificultad de los noventa cuando uno es consciente de todos los puntos de control, palmaditas en la espalda y cachetes en el culo que ha sufrido como jugador en esta décad(enci)a que ha elevado a la industria del videojuego. Entonces llega From Software y te quita el cojín al sentarte mientras te mira a la cara.

Porque lejos de su estilo tremebundamente superficial de fantasía oscura existe un título que es capaz de sentenciar napoleónicamente a los juegos de hoy día y hacerlos avanzar utilizando una premisa del pasado. ¿Queréis acción a lo Zelda? La tenéis con un sistema de combate centrado en el uno contra uno, si es que acaso no te apuñala por la espalda otro enemigo. Donde la sensación de llevar espada, escudo y arco se logra mediante la simulación y no pulsando botones como gente loca.

Si nos ponemos a comparar, es probable que Dark Souls contenga demasiados elementos de Demon's Souls como para justificar una secuela, pero ocurre únicamente si hablamos en términos jugables. ¿Qué hay de lo que no se puede ver ni definir? Dark Souls es el ejemplo perfecto de cómo ofrecer más de lo mismo, no sólo mejor, sino dando un resultado que sigue sorprendiendo hasta al jugador más experimentado. Aquí no se trata de intentar pulir y pulir lo que no te trabajaste en el juego anterior ya sea por falta de presupuesto, de tiempo o, simplemente, no se te ocurrió... No. Se trata de lograr que el jugador que se acabó dos veces Demon's siga sintiéndose un niño asustadizo ante el nuevo reto, y en ello, Dark Souls cumple como si llevara haciendo esto toda la vida.



No podemos alabar detalles que ya vimos en su predecesor, aunque sigan resultando tan frescos como el primer día. Su filosofía sin pausas es un gran ejemplo con la que muchos no estarán de acuerdo, pero que logra sin duda alguna mantener una tensión que de otro modo se perdería para siempre, importándole poco al juego que tengas que atender el teléfono u otras urgencias. Su detenimiento ante cada enemigo, haciendo que cada batalla resulte una danza afilada y letal al más mínimo error. Y luego está la comunidad que puede salvarte el cuello o condenarte con un simple mensajito.

Es posible que, simplemente, su fórmula resulte tan fresca que después de las más de cien horas de Demon's sigamos queriendo más, pero los cambios que From Software ha ideado resultan suficientemente gratificantes para pasar otras cien. Ya lo confirmamos a medias en su avance. El Nexo que dividía Demon's en mundos a lo Super Mario 64 ha desaparecido. Su increíble y realista arquitectura se desdobla una vez más para que siempre logres un atajo que acorte lo que antes te resultó un sufrimiento extremo alcanzar, como un retorcido Resident Evil sin llaves. Gracias a ello, Dark Souls se desenvuelve en unos parámetros de ultrarrealismo y orografía desmesuradamente perfecta, pocas veces visto en un videojuego, ni en el mejor sandbox que eches al mando.
Ficha técnica

Salida: 07-10-11
Plataformas: Xbox 360 y PS3
Edad (PEGI): +16
Desarrolladora: FromSoftware
Distribuidor: Namco Bandai Europe
Productora: Namco Bandai
Género: RPG
Precio: 69,95€


Video destacado: