Pro Evolution Soccer 2012 (Página 1/2)
Escrito por Toni Piedrabuena, el 08/10/2011.

Análisis de Pro Evolution Soccer 2012

Cada vez que pienso en lo que fue y lo que es hoy PES me da vértigo. Recuerdo a Batutista en su segunda entrega, atesoro con cariño la trayectoria del bueno de Castolo en la Liga Master, aquel Chamartín de los galácticos que era mucho más galáctico en el videojuego que en la realidad, a Roberto Larcos... digo, Carlos o Adriano en el sexto juego ¿Lo recordáis? En caso de existir no habrían discusiones CR7 vs Messi. Ahora en serio: ¿qué ha sido de usted, querido PES?

PES 2012 recoge de nuevo las tópicas letras de cada año en muchos medios nacionales e internacionales: “El juego de Konami ha vuelto", “ganas de mejorar del simulador deportivo de Takatsuka", “el primer PES que parece de la actual generación", “Los del KCET vuelven a competir", etc. El carrusel vuelve como un bumerán cada año y uno llega a preguntarse, al final, si realmente han vuelto en algún momento desde el salto generacional... ¿El año que viene volverá a mejorar, competir, volver y ser el primero de la serie en parecer de la actual generación? Yo ya he perdido la esperanza.

De momento, lo que es claro, es que PES se intenta reinventar una y otra vez bajo su espléndida e infalible fórmula que nos enamoró durante tres generaciones de consolas. El título de Konami siempre va a ser divertido manteniendo esos cimientos que lo convirtieron en leyenda hace unos años, pero eso no puede servirle eternamente ante el número de jugadores que va abandonando año tras año el credo de la empresa japonesa y se pasan al bando canadiense. Seamos francos: el estilo jugable de PES era tan sumamente bueno que la competencia tuvo que tomar algunos de sus ingredientes para estar donde está hoy en día, no creo que eso pueda negarlo nadie.

La jugabilidad no ha aportado un número de excesivas novedades respecto al año pasado, pero sí ha puesto dos o tres nuevas opciones para intentar acrecentar el factor estratégico durante los partidos. La primera de ella es el control auxiliar que podremos ejercer sobre futbolistas para lograr desmarques que nunca habríamos imaginado en años anteriores. Costará un poco al principio, pero una vez habituados a controlar los dos analógicos para movernos libremente por el campo podremos sacarle un buen rendimiento. En los tráilers se hablaba de una serie de características mejoradas en la IA de los jugadores, tanto compañeros como rivales. Uno de los más importantes afirmaban, por ejemplo, de los desmarques de los laterales y extremos, que ahora sí harían su demandada – y necesaria – función sobre el terreno de juego. Mejorar ha mejorado, es innegable, pero no creo que esté todavía a las cotas exigibles para poder sacar partido de esas posiciones del campo.

Cuestión de gustos, pero algo tiene que haber cuando Konami sacará pronto un parche para enmendar lo que parece confirmado que es un auténtico traspié: los porteros fallan con exceso. Puedo comprender que en el modo carrera tengamos guardametas de bajo nivel, pero eso no impide que puedan, al menos, despejar balones. Los cancerberos en todos los niveles cometen errores sumamente desafortunados y desesperantes que puede costarnos terribles e irreparables derrotas. Por suerte, parece que la empresa japonesa lo arreglará pronto. El control, por otra parte, requiere de una revolución desde hace tres o cuatro años.

Las modalidades jugables para un jugador están surtidas al máximo: podremos disputar muchas ligas nacionales – no todas licenciadas, la Liga BBVA por suerte sí – junto a la UEFA Champions League y la Copa Santander Libertadores, la Champions sudamericana, vamos. También podemos añadir el ya clásico modo “Ser una leyenda", que ha sido insertado dentro del apartado Football Life, junto a dos renovados modos en los que somos manager de un equipo y otro en el que podemos hacernos con el control de la presidencia del club.

Los modos no están mal y ofrecen muchas posibilidades que alargan su vida útil. Eso sí, siguen apareciendo situaciones embarazosas poco creíbles para el fútbol actual y occidental: eso de que cada dos semanas venga un jugador demandando el número 10 del equipo lo he visto en Oliver y Benji e Inazuma Eleven, pero pocas veces he escuchado ese problema en el mundo profesional excepto a Cristiano Ronaldo, que le faltó tiempo para usurpar el 7 de Raúl.
Ficha técnica

Salida: 29-09-11
Género: Simulador deportivo
Desarrolladora: Konami
Productora Konami
Edad (PEGI): +3
Precio: 39,99€


Video destacado: