L.A. Noire: Un montón de hierba
Escrito por Alejandro Pascual, el 13/07/2011.

Análisis de L.A. Noire: Un montón de hierba

L.A. Noire es un juego que lo quiere todo. Lo demuestran sus ganas por contarnos una historia en cada uno de los casos que van sucediendo en cada departamento, mientras que inteligentemente van hilvanando una trama principal aún mayor. El departamento de Antivicio fue en el que más se centró esta historia, alrededor de una red de tráfico de morfina, con lo que este último caso en forma de DLC viene a suplir otro tipo de sucesos relacionados con otro tipo de drogas, que también son interesantes, y con la libertad de no tener que centrarse en la historia principal.

Así, "Un montón de hierba" se centra en una importante importación de Marihuana proveniente de Tijuana (dónde si no), que se va a realizar inminentemente y de la que nos enteramos gracias a un chivatazo. Y el caso empieza fuerte, con un tiroteo en una casa donde nos lleva la primera pista. En "En un montón de hierba" tendremos prácticamente todas las mecánicas de juego de L.A. Noire, a excepción quizá de alguna que otra persecución que se echa en falta. Pero por el contrario, hemos visto un caso que guarda mucho más sentido común entre las investigaciones, las pistas, los sospechosos y los interrogatorios, por lo que nos será más fácil e intuitivo seguir el hilo conductor de la trama sin llegar a perder tantos datos como para sentirnos desubicados.

Además, para aquellos que disfrutaron de los tejemanejes de nuestro compañero de fatigas en la brigada Antivicio, Roy Earle (que, oficialmente tiene la misma edad que este redactor, pero es infinitamente más listo), verán aquí más pinceladas de su personalidad y de su particular código moral dentro de la policía.

Algo que hace perfectamente L.A. Noire es retratar, dentro de una época determinada, cómo eran la vida y el trabajo de las personas que pueblan su mundo. Ya lo pudimos comprobar perfectamente en el anterior contenido descargable "Galvanizados Nicholson" con el aeródromo donde estaban preparando un Bombardero. Aquí, veremos cómo se hacía a la antigua usanza, algo tan simple como unas latas de sopa, con esas fábricas donde toda la mano de obra era humana. Cosas de otros tiempos.

"Un montón de hierba", al igual que "Galvanizados Nicholson" funcionan perfectamente como extras, tanto si estás jugando la historia principal en ese momento o si ya has acabado la aventura. A nosotros nos parece que funciona incluso mejor en un contexto apartado de la aventura, ya que podemos concentrarnos mejor en el caso sin tener que estar pensando en cómo se vincula esto en la historia principal. De ser L.A. Noire una serie de televisión, este tipo de DLCs son esos capítulos que se cruzan en mitad de temporada, que no siguen la línea del argumento principal, pero que ayudan a hacer respirar la serie y tomarse libertad para profundizar en la psique de los personajes; en este caso, en la de Roy Earle, más incluso que en la de nuestro protagonista Phelps, que el pobre sigue resultando un tanto plano. También, volviendo a la analogía de la serie, muchos podrían decir que no deja de ser un capítulo de relleno, pero la ventaja de venir en formato de contenido descargable es que no la trama no te obliga a jugarlo, ya que este tipo de capítulos están pensados, precisamente, para aquellos jugadores que quieren sacarle aún más jugo al juego.

Como ya dijimos en "Galvanizados Nicholson" no es un capítulo extremadamente largo. Obligatorio si tienes el Rockstar Pass que lo desbloquea, y recomendable si buscas "echar una cana al aire" de la historia principal.
L.A. Noire: Un montón de hierba
Ficha técnica

Salida: Ya disponible
L.A. Noire: Un montón de hierba
L.A. Noire: Un montón de hierba
L.A. Noire: Un montón de hierba
L.A. Noire: Un montón de hierba
L.A. Noire: Un montón de hierba
L.A. Noire: Un montón de hierba
L.A. Noire: Un montón de hierba


Video destacado: