The Elder Scrolls V Skyrim (Página 1/3)
Escrito por Vctor Junquera, el 17/10/2011.
Ir a la páginaInicio23

Avance de The Elder Scrolls V Skyrim

Tras haber visto una y otra vez Skyrim y no cansarnos de l, ha llegado el momento de probarlo, de experimentar por fin cmo es ese salto absimal prometido entre Oblivion y la siguiente entrega de la saga The Elder Scrolls. Y no sabemos bien si vamos influenciados por las palabras de los desarrolladores o porque lo que afirman es realmente verdad, pero s que nos hemos dado cuenta de que esta nueva tierra septentrional del continente de Tamriel, delimitada por montaas y un ocano helado, es mucho ms hostil y pide ms precaucin en la exploracin de lo que pedan los alrededores de Ciudad Imperial.

Nuestra partida han supuesto tres horas de sorpresas casi constantes, de prestar atencin a cada mnimo detalle, y aunque miembros del equipo de desarrollo podran haberlo terminado en ese mismo tiempo y les habra sobrado para desayunar, nosotros, tristemente, no hemos visto siquiera uno de los atractivos principales del juego, el combate contra dragones, y an as, seguimos atnitos.

Comenzamos desde el mismo principio en que un prisionero de pasado desconocido sale a mundo abierto, en mitad de la provincia de Skyrim, con todo un vasto mundo montaoso por explorar, pero nos detenemos en el creador de personajes. Y si bien para todos hay centenares de opciones, los fornidos nrdicos ya estn muy vistos, el orgullo lgico nos impide hacer un Khajiit (un felino hijo de un Dragn?) y un lagarto Argoniano supondra un despido del jefe, as que optamos por un Dunmer, un Elfo Oscuro, verstiles en todos los campos, al que pudimos modificar todos y cada uno de los aspectos de su rostro y su complexin fsica a un nuevo nivel nunca visto en estos RPGs de Bethesda.

Echamos un primer vistazo a los alrededores, todo est parcialmente nevado, pero la vegetacin es abundante y nuestro campo de visin nos permite ver mucho ms all de donde podremos alcanzar ahora mismo, pero vemos algo al fondo, tal vez con forma de castillo en ruinas, y all vamos. En el camino nos entretenemos a mirar unos mens intuitivos y perfectamente integrados, tanto en el pad como en la mitologa de The Elder Scrolls. Una cruz nos indica mirar hacia arriba, hacia abajo o hacia los lados. De stos, el izquierdo nos deja mirar todas nuestras habilidades mgicas, y el izquierdo todo lo relativo al equipamiento, tanto en conjunto como dividido en mltiples clases, y aqu nos paramos a mirar varios de los objetos al detalle, equipando y desequipando armas y armaduras y planeando nuestra lista de accesos directos, de la que hablaremos un poco ms adelante.

Mirando hacia abajo en el men accedemos al mapa con un zoom-out estratosfrico que nos muestra una vista tridimensional a escala de toda la regin, pudiendo incluso mirarla desde varios ngulos y varias distancias, aunque tambin nos da la opcin de explorar la clsica carta que nos muestra la zona a nuestro alrededor ms inmediato. Mirando hacia arriba, vemos un cielo plagado de constelaciones que suponen nuestros rboles de habilidades, las estrellas que miran sobre el Dovahkiin en las que podemos perdernos durante horas, viendo que cada apartado de la quincena de habilidades tiene sus propias ramificaciones con habilidades y perks a desbloquear poco a poco. Pero tampoco nos podamos detener mucho aqu, vamos a la accin.
Ficha tcnica

Salida: 11-11-11
Edad (PEGI): +18
Gnero: RPG
Desarrolladora: Bethesda
Distribuidora: Koch Media
Precio (): 69,99
Ir a la páginaInicio23


Video destacado: