Sobrevivir al Holocausto, Commodore y Atari. Pequeño repaso a la vida de Jack Tramiel (Página 4/4)
Escrito por Toni Piedrabuena, el 16/04/2012.
Ir a la páginaInicio234

Leyenda de Atari en Commodore; leyenda de Commodore en Atari: el mundo al revés


Pongámonos en situación: Warner Communications está loca por quitarse de encima a Atari, que le está trayendo millonarios dolores de cabeza en plena crisis del videojuego americano de 1983. La deuda, según se dice, sobrepasaba de largo los 500 millones de dólares de la época, y el colapso de hardware y software era tan grande que era imposible salir de allí sin mancharse. Tramiel, sabiendo de los deseos de los neoyorquinos, ofrece 30 millones por la compra de Atari y acceden a la venta. Steve L. Kent, autor de The Ultimate History of Video Games baraja tres posibilidades sobre el movimiento de Tramiel haciéndose con la competencia: la primera es que deseaba tomarse una vendetta contra Commodore por su marcha sutilmente "forzada"; la segunda es que pretendía hacer dinero en el tramo final de su carrera; la última, y más probable, es que el padre quería poner a sus tres hijos, Sam, Leonard y Gary Tramiel en un objetivo común y darles un buen trabajo. La familia, para nuestro protagonista, era algo vital y de ineludible importancia. Según parece, tomó Atari con 1200 trabajadores, y a los pocos años la cifra quedó en 100 empleados, un tijeretazo bestial y algo que estoy obviando demasiado en el presente escrito: Tramiel era un tiburón en los negocios.

Estando en Atari y trasladándose a Sunnyvale en julio de 1984, los ingenieros, capitaneados por Shiraz Shivji, comienzan a trabajar en el proyecto "Rock Bottom Price" (precio de saldo), una concepción de ordenador "muy de Commodore" en territorio hostil. Muchos ex-Commodore comienzan a trabajar a marchas forzadas en Atari para sacarlo adelante. Al final, el Atari ST acaba siendo una realidad en 1985.

No hago diferencias entre un ordenador para casa o uno para oficina: la diferencia la marcan los que ponen precios altos para sacar más dinero a las oficinas.

Mientras tanto, un ingeniero, legendario ex-Atari, Jay Miner, cerebro tras la creación de la Atari 2600, había abandonado años atrás la corporación de Warner Communications y quería comenzar a desarrollar una nueva y potente máquina. En un affaire muy loco en el que el propio Nolan Bushnell, fundador de Atari, quiso sacar tajada de la habilidad de Miner invirtiendo un dinero (que no tenía) en su creación, el destino tenía una jugada preparada que nadie podía imaginar. Cuando Miner acaba y crea su ordenador, el Amiga, aparece un comprador que nadie imaginaría en la nueva batalla: Commodore. Los canadienses se hace con las acciones de la empresa de Jay Miner, limpian sus deudas y se hace cargo de la manufacturación en masa del computador. El competidor de Atari ST ha nacido, y la creación de Tramiel amenaza al nuevo proyecto de su creador, tanto, que al final acaba perdiendo contra el poder y la popularidad de Amiga.

Jack Tramiel

El final de la historia profesional de Jack Tramiel llega a finales de los 80, cuando decide apartarse de sus funciones en Atari y dejar a su hijo, Sam Tramiel, al mando como presidente y CEO. Desgraciadamente, en 1995 Sam sufriría un ataque al corazón que le impediría continuar al mando y su padre volvería para supervisar las operaciones durante unos meses, en plena era de la Atari Jaguar, la última consola que haría en su historia. Poco después, los Tramiel venderían Atari a los fabricantes de discos duros JTS Corporation. Dicha firma caería en bancarrota a finales de los 90 vendiendo los derechos de la mítica marca a Hasbro por escasos 5 millones de dólares, pero los Tramiel estarían alejados de ese último peligro final.

Adiós, señor Tramiel


Es duro ver desaparecer un genio, pero debemos estar orgullosos de haber podido conocer a un icono de tanta magnitud e importancia para nuestro ocio. Le debemos mucho a Tramiel, de ahí reconocimientos como el que tienen ante ustedes, que sirven, básicamente, para hacer más grande una figura que se ha marchado pero que ha dejado un legado impagable del que todavía podemos aprender y sacar muchas cosas útiles e importantes. Espero haber escrito algo digno de su figura y que lo hayáis disfrutado. De nuevo, gracias señor Tramiel y hasta siempre.

Bibliografía


L. KENT, Steve. The Ultimate History of Video Games; Primera edición. Nueva York: Three Rivers Press, 2001. 608 p. ISBN: 0-7615-3643-4

Nota de Toni: Estupendo libro que repasa la historia del videojuego. Una obra imprescindible en cualquier biblioteca.

Commodore 64. Retrogamer hardware. España, 2011. Número 1, p. 62 – 69

Amiga 500. Retrogamer hardware. España, 2011. Número 1, p. 142 – 151

Atari ST. Retrogamer hardware. España, 2011. Número 1, p. 114 – 119

Nota de Toni: El año pasado, Axel Springer decidió sacar dos recopilatorios de artículos traducidos de la prestigiosa publicación británica Retrogamer dedicada, claro, al universo del retro. De momento no ha salido ninguno más. El primero es un especial sobre micro-ordenadores y el segundo sobre algunos videojuegos míticos. Desgraciadamente, la autoría de los artículos no queda clara, puesto que los autores originales no salen especificados en sus respectivos escritos y tampoco sus respectivos traductores.

Webgrafía


Daniel Trediman (2007): "Woz, meet Jack Tramiel". CNET. Consultado el 11 de abril de 2012.

Agencia Judía de Noticias (2012): "Murió Jack Tramiel, el sobreviviente de la Shoá que revolucionó el mundo tecnológico" Comité Central Israelita del Uruguay. Consultado el 11 de abril de 2012.

Ray Walters (2012): "Founder of Commodore Business Machines, Jack Tramiel, dies at 83". Geek.com. Consultado el 11 de abril de 2012.

Stephen Banker (1986): "A Candid Discussion". Atari Magazines.com. Consultado el 14 de abril de 2012.

Nota de Toni: impresionante entrevista extraída de una revista Start de finales en 1986. Os la recomiendo encarecidamente.

Autor desconocido (1989): "You don't know Jack!". Commodore.ca. Consultado el 14 de abril de 2012.

Nota de Toni: otra entrevista que deben leer. Se hizo para la televisión australiana justo antes de la exhibición PC'89.
Ir a la páginaInicio234


Video destacado: