Sobrevivir al Holocausto, Commodore y Atari. Pequeño repaso a la vida de Jack Tramiel (Página 3/4)
Escrito por Toni Piedrabuena, el 16/04/2012.
Ir a la páginaInicio234
El siguiente anuncio también es curioso: vemos a dos de los primeros gafas guay de la prensa del videojuego. Disfrútenlo. Por cierto, lograron colocar más de 2 millones de máquinas en casas de todo el mundo, un auténtico éxito que costaría superar. ¿Quién podría superar el éxito de Commodore? La propia Commodore, claro. La clave era Commodore 64 y aquel contrato firmado con MOS años atrás.


Commodore 64, el último gran éxito antes de abandonar su creación


La compra de MOS Technology a finales de los 70 fue una de las decisiones que facilitaron en mucho la realización de la que es, probablemente, la creación más importante de la historia de la firma de Tramiel: el Commodore 64. Aunque era mucho más caro que VIC-20 (600 dólares de la época), tiempo después se ha sabido que la fabricación de cada unidad no ascendía a más de 135 dólares, por lo que fue muy sencillo ir bajando el precio y poder competir en el mercado contra otros computadores que, por cierto, eran infinitamente más caros que el C64. Lo que no contaba la competencia era con la presencia del polaco, que no tenía ningún tipo de reparo en hacer bajadas de precio escandalosas para competir contra Atari y Apple, provocando, así, una auténtica guerra de máquinas en la que Tramiel tenía mucho que ganar fuera pero que traería los primeros problemas internos dentro de su propia compañía.

Muchas de las grandes corporaciones no respetan a la gente. Ellos piensan que si General Motors dice que el color es el amarillo, todo el mundo va a comprar amarillo, y yo no creo en eso: yo produzco productos para el cliente más sofisticado del mundo. Él lee sobre ciencia, qué puede ofrecerle el mundo de los ordenadores y yo le introduzco nuevas posibilidades que él ya conocía un año atrás.

¿Qué podemos decir de Commodore 64? Estamos ante uno de los micro-ordenadores más importantes de la historia de la informática. Con más de 17 millones de unidades vendidas en todo el mundo, nos encontramos con el equipo más vendido de la historia. Por su chipería han pasado centenares de juegos y programas brillantes, entre los que podemos contar cosas tan estupendas como The Last Ninja, Great Gianna Sisters (gran historia detrás del presente software, por cierto) Head over Heels, The Way of the Exploding Fist, Hawkeye, IO, entre innumerables ejemplos más que sin duda merecen estar en las presentes líneas. Tuvo mucho éxito en Europa y se convirtió en una de los referentes del mercado en muy poco tiempo, gozando de una gran salud en países como Holanda o Alemania, o teniendo una encarnizada batalla contra Spectrum en Francia, Reino Unido o España. En Estados Unidos tuvo una vida mucho más placentera y tranquila.


Problemas en la empresa, según cuenta Shiraz Shivji, ex-ingeniero de Commodore y Atari en RetroGamer, obligaron a Tramiel a abandonar su puesto. Según parece, Irving Gould, por aquel momento máximo accionista de la corporación (Tramiel el segundo), tuvo un fuerte enfrentamiento en enero de 1984 con el primero a causa del papel de sus hijos dentro de la firma. El asunto llegó a ser tan grave que abandonaría la empresa que él mismo creó para fundar una nueva con sus hijos: Tramel Technology (Tramel, sí, para evitar problemas con la pronunciación de su apellido), pero el destino, a veces, puede reservar jugadas que nadie podría siquiera imaginar.

Ir a la páginaInicio234


Video destacado: