1. Mundogamers
  2. Noticias

The Medium es terror pequeñito, y eso es genial

La clase de miedo que mejor le queda
Martes 02 de Febrero de 2021 por Brenda Giacconi

Hace unos meses escribí sobre el terror pequeñito. Una de las tantas ramificaciones que se desarrollan alrededor del género del terror que invita a conocer una historia tenebrosa a través de un personaje indefenso y confundido. Yo, cobarde como soy, solo tolero esta clase de títulos relacionados con el miedo. Sin embargo, siempre voy a tener la espinita de no haberme pasado Resident Evil, Silent Hill, Amnesia… por lo que decidí adentrarme todavía más en la oscuridad de esta tipología de videojuegos, empezando por el más reciente: The Medium. Para mi sorpresa, me he encontrado con otro juego de terror pequeñito. Y qué bien le queda que sea así.

 

La mayoría de obras que se integran dentro del género del miedo lo hacen poniendo al jugador en tensión mediante varias estrategias psicológicas. La oscuridad reinante, los monstruos que pueden aparecer en una sala o la persecución inacabable de un ser aparentemente invencible crean una angustia interior que nos acompaña a lo largo de la partida. Intranquilidad constante como respuesta a lo desconocido. En contraposición, las entregas de terror pequeño son más suaves, pues nos llevan de la mano por un argumento extraño, tenebroso y lento que contiene pocas situaciones de enfrentamientos o huidas.

 

The Medium Marianne miedo

 

The Medium también nos guía constantemente, pues, aunque presenta un ambiente opresivo, siniestro y espiritual (en el peor sentido de la palabra) aderezada con fantasmas y algún que otro susto que nos pilla desprevenidos, no deja de ser una de esas aventuras interesantes y algo estresantes que son tolerables para todo el mundo. Porque todos los componentes que dan forma al misterio que rodea la condición de Marianne, así como las diversas conjunciones entre argumento del juego e historia real, moldean un título calmado que distingue cada una de sus fases según el sentimiento que se desee transmitir al jugador. Sabes cuándo estás a salvo, percibes cuándo toca ir con cautela e incluso puedes adivinar las escenas en las que, aunque haya enemigos monstruosos cerca, no hay nada que temer, pues en algún momento el juego te dará la oportunidad de acabar con él con un solo movimiento.

 

Todo esto se mezcla con miedo, intriga, incomprensión, lástima, rabia… Un viaje pausado y lineal del que somos más espectadores que partícipes. Porque si bien la mayoría de videojuegos proponen el objetivo de ir de un punto A (introducción) a un punto B (desenlace) pasando por multitud de obstáculos y puzles, también nos permiten explorar una mansión tenebrosa o una ciudad brumosa a nuestras anchas hasta que demos con la tecla correcta para continuar. Esto hará que no solo encontremos caminos diferentes, sino que también pasemos nuevas escenas de terror y tensión al descubrir enemigos que nos obligarán a gastar nuestros preciados recursos.

 

The Medium mundo dual

 

The Medium no es así, y probablemente las altas expectativas han sido la causa por la que ha sufrido cierta polémica internauta. Muchos jugadores se esperaban un título como el que acabo de describir y esto, sumado a su inesperada conversión de ser el primer exclusivo de Microsoft para Xbox Series X/S (tras el retraso de Halo Infinite), ha dado como resultado final un título “algo escaso” para la comunidad. Pero mirándolo en perspectiva, The Medium es todo un acierto se mire por donde se mire. Es la obra más trabajada de Bloober Team, que a su vez se han alejado del terror más simplista para centrarse en una perspectiva propia que, por muchas expectativas que haya creado, está bien pulido a pesar de haber contado con un presupuesto bajo (unos 30 millones de zloti, que se traducen a 6,7 millones de euros). Más allá de lo económico, y como bien apunta Rafa en su análisis, el estudio consigue impregnar la Cracovia de los 90 de un tono aterrador y aporta una nueva jugabilidad con la cámara dual que, aunque no llega a ser revolucionario en el sector, es original e interesante.

 

Sin embargo, tratan el miedo de manera distinta, como algo pequeño y light. Y esto no es malo, pues estamos hablando de una protagonista que lleva toda su vida viendo ambas realidades y se ha acostumbrado a percibir el mundo espiritual. En mi opinión, y según los elementos y circunstancias que se presentan en el juego (del que no contaré nada más, tal y como recomienda Rafa en el MGPodcast), este es el mejor acercamiento que se podía hacer a un juego de terror con estas características. Evidentemente, no se adapta a todos los gustos, y su lanzamiento se observaba desde unas expectativas demasiado altas, pero esto no lo hace menos: es una experiencia muy disfrutable que, sin duda, vale la pena.


<< Anterior Siguiente >>