1. Mundogamers
  2. Noticias

Sexo, mujeres y nazis zombis... otra vez

Los zombis existen, las mujeres, no
Jueves 24 de Mayo de 2018 por Rafa del Río

Triste, muy triste, que sigamos viviendo una afición en la que haya que estar llamando al orden cada dos por tres como si esto fuera un patio de colegio. Y triste, muy triste, que tras el acoso y derribo que ha terminado dando como resultado la ausencia de Daniel Vávra en Gamelab 2018 por culpa de un supuesto feminismo gamer que poco o nada tiene de gamer, ni de feminismo, ahora sea 'el bando contrario' el que la líe. Hombres de pelo en pecho, ofendidos, indignadísimos, que cargan las tintas contra Battlefield V porque, oh, malditos, se han atrevido a poner una mujer protagonizando su portada.

De coña.

 

Como uno ya está cansado de ver tanta estupidez, de rogar por una madurez mínima en el mundo del videojuego, y de imbéciles sin otra cosa que hacer que escupir en el trabajo ajeno mientras son incapaces e aportar absolutamente nada positivo a la afición, he optado por recuperar el texto que escribí en su momento para las quejas por las mujeres en Call of Duty WWII y que sigue estando, tristemente, de total actualidad. Abajo va el texto original, sin recortes, en el que van varias muestras del papel de la mujer en el tristemente famoso conflicto bélico. De zombies, eso sí, no he encontrado pruebas. 

 

[Texto original de 5 de febrero de 2017]:

Éste ha sido un fin de semana polémico en lo referente a lo histórico para Call of Duty WWII, y no, no lo ha sido por su prometedor modo cooperativo contra zombis nazis, sino por la posibilidad ya asegurada de poder elegir el sexo de nuestro personaje en los modos de juego online. Un ruidoso sector del público ha protestado por la presencia de mujeres en la lucha entre los aliados y las fuerzas del eje, acusando a Sledgehammer y Activision de estar pasándose el rigor histórico por esa parte en la que pierna izquierda y pierna derecha se juntan bajo el pantalón. 

 

Las redes sociales se han llenado, una vez más, de comentarios cargados de odio hacia las compañías en general y hacia la mujer en particular, llegando a soltar las viejas perlas de siempre que tratan de seguir manteniendo el videojuego en manos de los hombres cuando, como comentaba ya hace unos días, eso es una falacia que nunca ha llegado a ocurrir por mucho que algunos hayan puesto todo su empeño en ello

 

tuit

Una demostración del ingenio popular

 

Los zombis existen, las mujeres no

Me da mucha risa -risa de esa de la floja, de la que viene asociada con camisas de fuerza y paredes acolchadas- escuchar decir a la gente que la igualdad es algo que ya está superado. Y digo que me da risa porque no hay más que ver un poco de los 'debates' que se han montado acerca de la inclusión de la mujer como personaje jugable en el online de Call of Duty WWII para ver hasta qué punto está equivocada esta afirmación. Desde la postura del 'defendamos el rigor histórico ante todo', un buen puñado de usuarios se han dedicado a empezar su particular Guerra Mundial contra el nuevo Call of Duty porque la mujer, una vez más y según su particular visión del mundo, sobra, no pega y está de más en algo que, como siempre acaban por argumentar estos personajes, es algo de hombres y entran sólo para fastidiar. 

 

A este respecto, el del rigor histórico, la propia compañía y algunos usuarios han intentado explicar que los videojuegos están llenos de elementos que se cargan el rigor histórico de ponga aquí su episodio nacional -o extranjero- favorito: Puntos de control, resucitaciones, soldados que lo mismo te manejan un jeep que se pilotan un P-40 que se marcan un ataque en helicóptero o arrasan un pueblo montados en un Panzer que conducen y disparan como única tripulación. Alguien incluso llegó a mencionar el famoso modo de lucha contra nazis zombis como elemento anacrónico, absurdo y de ficción que se carga toda esta defensa del rigor histórico. La respuesta, arriba la tenéis en imagen, es de poner los pelitos de punta: Creer en zombis en la Segunda Guerra Mundial es fácil, creer en mujeres, ¡no por Dios!. Y es que, como todos sabemos, no hubo mujeres en la Segunda Guerra Mund... OH, WAIT!

 

05 4

 

Mujeres en la Segunda Guerra Mundial

Voy a saltarme toda la parte fanboy de respuestas ingeniosas a los que acusan a Call of Duty WWII de ser poco riguroso por incluír mujeres en la Segunda Guerra Mundial, que mira que me cuesta, y a responder con la historia en la mano, una historia tristemente desconocida y en algunos casos ocultada porque, por mucho que 'esto de la iguardá esté ya más que conseguía', parece que todos los hechos protagonizados por mujeres siguen ocultándose tras un estúpido velo de ignorancia y complejo que ya va siendo hora que desaparezca

 

Y es que sí, amigos míos, la mujer no sólo fue protagonista, activa y pasiva, de una Segunda Guerra Mundial en la que actuó de víctima, verdugo y combatiente, sino que además fue causa y efecto de muchos de los logros por partes de ambos bandos, ocupando un papel crucial tanto en las famosas fábricas del We Can Do It como en los asientos de piloto, las trincheras, los morteros y, desafortunadamente, las cámaras de gas y los campos de exterminio.

 

rosie

 

Mujeres 'de confort', 'Rosies' y Reserva Femenina del Cuerpo de Marines

Quizá la imagen más típica -y errónea- del papel de la mujer en la Segunda Guerra Mundial es la de Rosie the Riveter -Rosie la Remachadora, sí, como en Bioshock-, una campaña publicitaria del gobierno de los Estados Unidos que animó a la mujer a la independencia de género realizando -labores de hombres- en sustitución de 'sus maridos alistados para la guerra'. Digo que es una imagen errónea porque, por un lado, ha terminado por eclipsar la presencia femenina en la IIGM. Por otro, parece olvidar que una vez acabada la guerra, esa oportunidad que se le ofreció a la mujer de ser autosuficiente y su consideración como individuo productivo desaparecerían al devolverle el control del mercado laboral a los hombres

 

La presencia de las Rosies, no obstante, tuvo gran importancia durante la guerra, no sólo en Estados Unidos, sino también en Japón, Alemania, Australia, Canadá, y, en definitiva, en todos los países Aliados y del Eje. Durante años las mujeres sostuvieron los países 'mientras sus hombres iban a luchar por la libertad' -de un bando u otro- lidiando con una crisis energética y de medios de producción y colaborando en la construcción de la maquinaria bélica. 

 

muj

Mujeres de confort

 

No todo sería tan bonito, y frente a la popularidad del personaje basado en la remachadora Rose Will Monroe encontramos otras labores ocupadas por las mujeres y que bajo el nombre de 'mujeres de confort' ocultaba una sucia red de tráfico de esclavas sexuales secuestradas en los países ocupados por el Ejército Japonés. Un papel que a pesar de no estar debidamente documentado se dio en varios de los ejércitos en el conflicto y que dio como resultado la explotación sexual de niñas de los territorios ocupados. 

 

06 1

 

Enfermeras y combatientes

Cabe destacar llegados a este punto que, si bien Estados Unidos no se atrevió a alistar mujeres en sus ejércitos por lo que podría decir la opinión pública, se calcula que en el conflicto llegaron a paricipar de forma activa alrededor de 400.000 mujeres, logrando su derecho a formar partel del ejército estadounidense en 1948. Otros países no tuvieron tan en cuenta 'a la población' y alistaron mujeres desde el principio, como es el caso del Ejército Rojo, y en territorios ocupados, las mujeres formaron parte de las milicias de defensa y los grupos de resistencia. Pero vayamos por partes... 

 

A pesar de la fama de las Rosies, el primer papel de la mujer estadounidense en la guerra es el de enfermera, siendo una realidad ya en 1938, cuatro años antes de la aparición de las Rosies y el WR -Reserva Femenina del Cuerpo de Marines-. En Alemania, el Tercer Reich llegaría a contabilizar casi medio millón de mujeres como enfermeras en lo más álgido del conflicto, distribuidas en cuatro organizaciones principales de asistencia sanitaria. Varios países establecerían cuerpos especiales de apoyo, como Gran Bretaña, que entrenaría a la mujer en la lucha antiaérea contra bombarderos alemanes (sin dejarles disparar, cosas de un país machista que rinde cuentas a una reina); Finlandia, con unas labores similares más enfocadas a la alarma, o el excepcional caso de Canadá, que bajó la edad de la mujer para alistarse y eso propició que muchas mujeres estadounidenses cruzaran la frontera para alistarse en un ejército que las menospreciaba pagándole dos tercios del sueldo de sus homólogos masculinos. 

 

09

 

Entrando de lleno en el conflicto, es de alabar el papel de la mujer como combatiente en las zonas ocupadas. Junto a la ya clásica resistencia francesa destaca el caso del cuerpo de mujeres en Polonia, donde sobrepasaron a los hombres en sus esfuerzos por desbaratar las fuerzas de la ocupación, sustentaron el levantamiento de Varsovia en 1944 y sirvieron de exploradoras, guías, propagandistas y mensajeras. Llegaron incluso a crear un cuerpo femenino de sabotaje bajo en nombre de DYSK (Unidad de Sabotaje de La Mujer) siendo su creadora Wanda Gertz.

 

Dentro del combate, y aparte de las fuerzas de resistencia y la presencia final en lo más duro del conflicto junto a la presencia ya establecida en algunos ejércitos, la mujer tuvo un papel predominante en las fuerzas aéreas, con una suerte de nombres heróicos de uno y otro bando que llevarían a las mujeres a dominar varios conflictos aéreos de la Segunda Guerra Mundial. Destaca en este papel Rumanía, con un servicio de ambulancia aérea que terminaría entrando en conflicto en varias misiones, sirviendo también como pilotos de enlace y transporte. Muchas de sus integrantes y heroínas fueron eliminadas de los papeles de la historia una vez acabado el conflicto, si bien ahora están apareciendo de nuevo y recibiendo el reconocimiento debido. 

 

10 2

 

A su lado tenemos la Unión Soviética, que llegó a contar con 800.000 mujeres en sus filas, distribuidas en unidades de servicio y apoyo en línea de fuego, cuerpos de combate antiaéreos y varias aviadoras de combate de las Fuerzas Aéreas. Una vez más, una vez acabado el conflicto se ignoró la participación de la mujer en el mismo y se les prohibió participar en el desfile de la victoria. No pasó así en Yugoslavia, donde el movimiento de resistencia, los Partisanos Yugoslavos, llegaron a contar con más de 650.000 hombres y mujeres combatientes en sus filas. Una vez terminado el conflicto, los historiadores mantuvieron viva la memoria de las mujeres combatientes elevándolas a la categoría de heroínas hasta la desintegración de Yugoslavia en la década de los 90. 

 

Nombres propios y heroinas

Me dejo mucho, muchísimo en el tintero, y aún así creo que ya voy más que pasado de palabras en este artículo. No puedo cerrar el texto sin hablar de Klavdiya Kalugina y Lyudmila Pavlichenko, dos francotiradoras soviéticas que superaron entre las dos las 600 bajas confirmadas durante la Segunda Guerra Mundial; la teniente coronel Jaqueline Cochran, primera mujer en volar un bombardero Hudson V, encargada de las líneas de transporte bajo fuego enemigo y corresponsal de guerra; la capitana honoraria Hannah Reitsch, cruz de hierro de la Luftwafe y mano derecha del Tercer Reich en todas las pruebas de prototipos aéreos de la Luftwafe; Agnes Smedley, Virginia Hall, la impresionante Violette Szabo o la espía y asesina Vera Erikson.

 

02 25

 

La Segunda Guerra Mundial está plagada de mujeres, pero, sorprendentemente, no hay ni un sólo zombi documentado. No voy a entrar en el chiste fácil de que si tomamos por zombi a 'criatura sin cerebro que aulla cosas sin sentido' sí que hay varios de esos en este 'debate'. Lo que voy a hacer es recomendaros leer, y mucho, antes de soltar ninguna patochada sin sentido. Podéis echarle un ojo a este interesante blog plagado de enlaces, leer sobre varias mujeres combatientes, aviadoras y espías en este otro enlace y, si aún así pensáis que lo mejor es seguir ocultando la importancia de la mujer en la historia y diciendo que no estuvieron en la IIGM, dejar vuestra opinión en este último enlace. 

 

Y bueno, me gustaría seguir y hablar de mil mujeres más, pero creo que el concepto ha quedado claro: Pisotear a la mujer pidiendo que se excluya de un conflicto del que tomó parte en base a ese principio de negación de la mujer y su papel en la historia es, cuando menos, asquerosito, y cuando más, preocupante. Dejemos de eliminar su individualismo y su libertad, dejemos de pensar por ellas y decidir lo que merecen y lo que no, enseñándoles a manejar un cañón que nunca les dejaremos disparar por miedo a que tengan mejor puntería que nosotros. En vez de eso, centrémonos en eliminar la presión de siglos de injusticia o, si no os apetece, simplemente, jugad, disfrutad, tened un poco de empatía en vez de quejaros por lo que no os afecta y, por favor, repetid conmigo: Las mujeres SÍ existen. Los zombis, no. 

 

¡Nos leemos!


<< Anterior Siguiente >>