1. Mundogamers
  2. Noticias

No hay videojuego sin su San Valentín

Los eventos temporales y el apego del jugador
Jueves 13 de Febrero de 2020 por Álex Pareja

Mañana se producirá un bonito acontecimiento para muchos (o un nuevo sacacuartos de las poderosas empresas para otros) con el llamado San Valentín, el día de los enamorados. Una jornada especial donde demostrar amor a tu pareja, con una cena romántica, con un regalo... o jugando a videojuegos, porque parece que no existe ni uno que haya querido perderse este acontecimiento. Mires donde mires, el medio se ha llenado de eventos temporales aprovechando este período. 

 

Me atrevería a decir que no hay casi ningún videojuego cuyo principal atractivo sea el modo multijugador o la concepción de un mundo perpetuo que no haya aprovechado estos días para iniciar un evento temporal con San Valentín como excusa. Es cierto que no es el único acontecimiento del que se valen y tenemos eventos navideños por todos lados, incluso para celebrar el Año Nuevo Chino (aunque este año estén festejando más bien poco). Todos estos eventos tienen un claro objetivo: generar cierta sensación de apego en el jugador, que siente la necesidad de acudir a su videojuego de cabecera para aprovechar esas recompensas limitadas o esos cambios que sólo podrán disfrutarse durante un tiempo concreto. 

 

 

Es la generación de la historia de los videojuegos donde estamos asistiendo a la mayor cantidad de obras cambiantes. Videojuegos que no son lo mismo ahora que cuando se lanzaron al mercado, sucesos limitados que jamás volverán, momentos únicos, modos de juego que se pierden o que sólo están disponibles durante ciertas fechas, apariencias o coleccionables exclusivos... la meta es generar ese apego absoluto que provoque en el jugador una sensación de desazón si decide abandonar al videojuego. Generar una necesidad. Ven, que sólo podrás disfrutar de mí en este estado durante los próximos días

 

El efecto dominó se produce de manera natural: si un videojuego de un corte concreto decide generar un evento temporal basado, por ejemplo, en San Valentín, su competencia tendrá que desarrollar otro o puede existir el temor al abandono de una masa importante de jugadores en esa etapa. Estas obras generan una rutina divertida que el propio jugador acepta y que se va combinando con estos períodos especiales que aliñan la experiencia durante todo el año

 

Apex Legends San Valentín

 

Para mí, que ahora mismo no tengo ningún videojuego de cabecera, casi me estresa echar un vistazo a todos los videojuegos existentes y encontrarme con algún evento basado en el día de los enamorados. Que si debes jugar con tu pareja en Destiny 2 o en Apex Legends, que si mira que apariencias tan bonitas con corazoncitos sólo durante este fin de semana... ¿los eventos son verdaderamente interesantes para los jugadores? ¿son otra simple excusa que nos obliga a regresar continuamente a un videojuego para sacar su máximo provecho y mantenernos al día? Lo que es evidente es que se están aprovechando al máximo, como las grandes tiendas, y que ya casi no existe un videojuego sin su San Valentín.


<< Anterior Siguiente >>