1. Mundogamers
  2. Noticias

Los cibers encuentran en el eSport una segunda oportunidad

La mágica experiencia de jugar en el ciber
Jueves 19 de Febrero de 2015 por Toni Piedrabuena

Dentro del ocio electrónico en vivo, el único monumento que puede volver es el de los cibers. El otro día me encontré uno en Zaragoza y lo vi más claro: si los negocios saben venderse como centros de entrenamiento para competiciones deportivas y son capaces de organizar sus propias competiciones y ligas locales podrán encontrar un hueco en el esquema lúdico-electrónico actual. Para ello hay algo clave: necesitan hacer ver a los jugadores las bondades del juego en persona, y de todas las ventajas que supone a nivel competitivo el tener a tus compañeros cerca cando necesitas concentración.

 

El caso maño es el BattleNet Center: está situado cerca de la Romareda, en Luis del Valle 13. Disponen de 20 ordenadores y todos los elementos míticos que debe representar a todo ciber lógico, es decir, juegos, equipos acordes y disposición de sacar partido a cada hora adquirida mediante bonos. Me temo que no han organizado nada desde finales de diciembre, ojalá les dé por hacer algo nuevo pronto, ya que me da que con un poco de publicidad se puede crear una comunidad de lo que sea (llámalo League of Legends) interesante en la capital aragonesa. Un sitio que os recomiendo encarecidamente visitar si tenéis la oportunidad.

 

Por otra parte, en Barcelona tenemos el 247 Gaming, un local impresionante más centrado, si cabe, en el universo del eSport. Más allá de tener 30 PCs impresionantes, cuenta con una zona de consolas con diferentes juegos importantes para también disfrutar de la actualidad en el campo del pad. Buenos bonos, buenos precios y una localización imbatible: plena Marina, con horarios bestiales que le permiten abrir hasta horas locas de la madrugada. Y cuando salgas, a Marina, como está mandado. La localización y el ambiente es sencillamente inmejorable: no dudéis en echarle un tiento si pasáis por la Ciudad Condal.

 

No hay nada como jugar con tus colegas. Nada. Y si encima puedes hacerlo con otra gente ya es la bomba. Hay nuevos valientes que se atreven a invertir en un negocio mágico que nunca debimos dejar morir, ya que parece que vuelve, ¿qué menos que intentar mimarlo?


<< Anterior Siguiente >>