1. Mundogamers
  2. Noticias

Craftopia y los monstruos de Frankenstein indies que casi nunca salen bien

Zelda+Pokémon+Monster Hunter+Minecraft...
Lunes 08 de Junio de 2020 por Álex Pareja

Jamás hubiese imaginado que apelar a la creación de Mary Shelley del siglo XIX sería tan habitual en ciertos casos. Pero definir a una buena parte de las creaciones independientes de los videojuegos como monstruos de Frankenstein, formados por partes de diferentes cadáveres, me parece adecuado. Lo comprobamos tras ver el reciente Wholesome Direct y con novedades como Craftopia: videojuegos que llaman la atención por mezclar elementos ya conocidos de otros títulos en lugar de por aportar nuevas ideas

 

El panorama independiente sigue sorprendiendo y refrescando la industria de los videojuegos, pero cada vez en menor medida. En los últimos años las grandes ideas han sido aportadas por estudios y creaciones de gran presupuesto, que a su vez han sido replicadas hasta la saciedad por obras más humildes. La razón la tienen los propios movimientos del mercado, los consumidores y la necesidad (obvia) de que un proyecto sea rentable: es mucho más sencillo vender un producto que apela a ideas ya conocidas y exitosas que crear algo totalmente novedoso, y si imitas a varias de estas propuestas a la vez asegurarás la atención del medio. 

 

Craftopia es el último título independiente que ha conseguido llamar la atención de muchos jugadores y que ha logrado ocupar jugosos espacios entre la prensa mundial. Y lo ha logrado por mezclar ideas, conceptos y parecidos de múltiples obras ya conocidas. Su mundo y sus gráficos recuerdan a Zelda Breath of the Wild e introduce mecánicas y conceptos de títulos como Pokémon, Monster Hunter, Stardew Valley, Minecraft, Satisfactory... y más. Incluso cuenta con mazmorras generadas proceduralmente, no vaya a ser que falte algo visto en algún éxito reciente.

 

 

El título puede ser bueno, disfrutable y fantástico, pero no deja de ser esa criatura de Frankenstein nacida en un laboratorio que se ha alimentado de los cadáveres más famosos que ha encontrado. Echo un vistazo a sus toscas animaciones y a la propia puesta en escena que otorgan sus creadores y es imposible no pensar que Craftopia destaca por ese compendio de conceptos ya conocidos, no por su propio ingenio. Llamar la atención de los jugadores que han disfrutado de alguna de las obras a las que recurre es su único objetivo, porque jugar a algo parecido a lo que ya te gusta es más fácil de comprar.

 

Lo mismo pensé ante la enorme cantidad de títulos independientes aparecidos en el Wholesome Direct de hace unas semanas, donde la inmensa mayoría eran obras que destacaban por ofrecer mecánicas similares a las vistas en juegos como Stardew Valley o Animal Crossing. Uno tras otro, casi se hacía complicado diferenciarlos. La esperanza en que aparezcan esas obras que cambiaron la industria, como Gone Home, Firewatch, Minecraft, The Binding of Isaac y compañía, se va desvaneciendo con el paso del tiempo. 

 

Pero algo similar ocurre con las obras de gran presupuesto, que también recurren a ideas preconcebidas para asegurar su éxito en el mercado. Sin embargo, a pesar de ello, continúan existiendo estudios como Naughty Dog o Kojima Productions que parecen intentar dar saltos hacia delante y ofrecer propuestas más maduras o diferentes, inventando y creando. El cambio de roles entre estudios enormes y pequeños desarolladores está siendo como mínimo curioso en esta generación. Veremos qué pasa en la que llega.


<< Anterior Siguiente >>