1. Mundogamers
  2. Noticias

Blasphemous y Hollow Knight. Píxeles y pinceles. Dos estilos gráficos, distintos matices al narrar

Dureza contra elegancia
Viernes 20 de Septiembre de 2019 por Adrián Suárez Mouriño

Hollow Knight representa sus espacios y sus personajes con un hermoso y sugerente dibujo a mano. El título acentúa las formas curvas de sus protagonistas y los movimientos fluidos de los insectos. Blasphemous, por su parte, recurre al pixel rotundo, tosco, feo y afilado con el que da forma a imágenes grandes que se organizan para hacer cinemáticas, pintar sangre, caras enmascaradas, misería y penitencia.

 

Los dos videojuegos pretenden lo mismo: son aventuras de acción y terror en dos dimensiones con un universo montado al gusto de los metroidvania y con una dificultad alta. También puede parecer que los dos desean pintar su mundo atendiendo al marketing. Hollow Knight es bonito, y eso vende. Blasphemous es pixelado, y eso vende. Pero ninguno de los dos cae en algo tan trivial.

 

La representación gráfica y el estilo artístico tiene siempre que ser la personalidad de la obra. Es la cara visible, la tarjeta de presentación. No puede ser algo frívolo decidir si se emplean píxeles, voxeles, polígonos, luces saturadas o colores planos. Cada una de estas decisiones influye en la narración, en la inmersión que convierte al jugador en protagonista y en el tono de la aventura. De alguna forma, forma parte de algo así como ‘la manera de escribir de un escritor’. Tanto Hollow Knight como Blasphemous cumplen con esto a la perfección.

 

 

El videojuego de The Game Kitchen hace algo interesante, además. Para exagerar la rotundidad de sus píxeles, se presentan pequeños cortes de vídeo recreados con ellos. No tienen fondos, solo el personaje en un primerísimo plano realizando una acción lenta y torpe, y que normalmente suele estar repleta de sangre, sufrimiento o penitencia.

 

Por su parte, Hollow Knight emplea sus bonito dibujo a mano sin estridencias y tan elegante para entregar fondos casi vacíos, dejando que los protagonistas sean tanto los detalles de cada área como los héroes de la acción. Hollow Knight no se pinta como Ori, no es exagerado, no es barroco, es elegante y fino. Como un insecto.

 

 

La pregunta ahora es: ¿si Blasphemous se representara como Hollow Knight y viceversa contarían su historia de igual modo? Sinceramente, creo que no. Hollow Knight necesita fascinar con su arte a cada paso, como un explorador que recorre una cueva misteriosa y encuentra nuevos bichos. Blasphemous tiene que ser pesado y doloroso, como un penitente que necesita sentir dolor para alcanzar la expiación.


<< Anterior Siguiente >>