ZeniMax, dispuesta a enfrentarse a Facebook en los tribunales

Las prácticas de Oculus VR, más que sospechosas

ZeniMax, dispuesta a enfrentarse a Facebook en los tribunales

Mayo está siendo un mes interesante para los periféricos y la tan ansiada realidad virtual. Por un lado Sony se sorprende por las ventas de la cámara PS4, por otro, Microsoft relega a Kinect a un 'del salón, el águlo oscuro, tal vez de su dueña olvidada', y finalmente Oculus, que había recibido una potente inyección de pasta por parte de su nueva propietaria, Facebook, se enfrenta a una demanda judicial por apropiación indebida de secretos empresariales

 

Espías como nosotros

Que el espionaje empresarial es una constante en el mundo de los videojuegos no es nada nuevo. No hay más que ver cómo los títulos rivales avanzan a la par para ver que hay algo más que comunicación entre empresas. Pero cuando esa comunicación va más allá de los contenidos de un determinado título y recae sobre elementos que requieren una investigación más profunda, la cosa cambia varios enteros y se convierte en un asunto grave.

 

Eso debieron pensar los responsables de ZeniMax Media, empresa matriz de id Software, cuando la marcha de John Carmarck de id a su nuevo puesto en Oculus VR les llevó a enviar un par de notas formales a la desarrolladora de la realidad virtual y a la compañía de Zuckerberg en las que advertían que Carmarck, quién había sido contratado en agosto, estaba usando tecnología desarrollada en id Software para el prototipo de Oculus Rift, y que la propiedad intelectual de dicha tecnología pertenecía a ZeniMax Media.

 

carmack mundogamers

John Carmack... Y no se me ocurre nada más, a riesgo de demanda.

 

La cosa tiene miga...

Todo empezó a principios de 2012. En ese momento, Palmer Luckey, actual presidente y fundador de Oculus VR, trabajaba de mindundi en un proyecto de realidad virtual con un grupo de investigación en la universidad de  Southern California. Según apunta The Wall Street Journal, John Carmack, que en ese momento trabajaba como programador de ZeniMax Media, se puso en contacto con Luckey, quien le envió un prototipo de sus gafas de realidad virtual

 

En junio de ese mismo año, Carmack mostraba un prototipo modificado de Oculus, tanto en las oficinas de ZeniMax como en el E3 de Los Ángeles, y era grabado en un vídeo diciendo haber desarrollado un software específico para el producto que convertía a Oculus en un proyecto viable.

 

presjohn carmack mundogamers

Carmack presentando su prototipo modificado. Parece una escena de 007: 'No me detendrás, Bond'

 

Mientras tanto, Luckey no perdía el tiempo y fundaba Oculus VR, empresa que sufrió un crecimiento desmesurado incluso para los canones de Silicon Valley. Tres meses después -agosto de 2012-, viendo que Oculus VR estaba aprovechando el software que Carmack había desarrollado en la compañía como trabajador de la misma, ZeniMax trató de cobrar por ese trabajo y la propiedad intelectual que de él se derivaba, sin que se llegara a ningún acuerdo. 

 

Tras meses de negociaciones infructuosas, en verano de 2013, John Carmack abandona id Software y entra a trabajar en la empresa Oculus VR, que posteriormente contrata a cinco trabajadores más de ZeniMax Media. ZeniMax, mosqueada, pide formalmente a Carmack y sus nuevos compañeros que no usen la tecnología de realidad virtual que se desarrolló en sus oficinas.

 

Un mes después, marzo de éste año, Zuckerberg declara su intención de hacerse con Oculus, y en menos de dos meses compra la empresa, como ya sucediera con Whatsapp e Instagram. Los abogados de ZeniMax se ponen en contacto con los de Facebook para hacer valer sus derechos... Y finalmente, ayer 21 de mayo, ZeniMax media e id Software denunciaban a Oculus VR y su fundador, Luckey Palmer, por apropiación indebida de secretos empresariales.

 

Mark Zuckerberg mundogamers

Marc Zuckerberg se las ve venir. Suerte que tiene unos ahorrillos guardados.

 

La demanda, cumplimentada en el estado de texas, acusa a Luckey y su empresa de haber usado teconología de ZeniMax para crear herramientas de desarrollo para Oculus Rift, lo que supone una violación del copyright, del contrato, y una clara demostración de competencia desleal

 

Malas mañas no

Y lo cierto es que ZeniMax tiene más razón que un santo. Y no, no lo digo porque sean los papis de Bethesda y me interese que les vaya chachi para ver pronto Fallout 4 en el mercado. Lo digo porque, le moleste o no a Luckey, Carmack y Zuckerberg, es la cruda realidad. Cuando estás trabajando en una empresa, cualquier desarrollo, obra, trabajo o escrito que realices en horas de trabajo o con el equipo de la empresa sin reconocimiento y permiso expreso en contra de la misma pertenece, por contrato y por ley, a la empresa. Es obvio, lo contrario sería como pagar un sueldo a una persona por limpiar tu casa y que, en vez de eso, limpie la del vecino, que es lo que han hecho Luckey y Carmack.

 

palmer luckey mundogamers

Palmer Luckey. Más que afortunado, espabilado.

 

Pero la cosa es aún más sencilla: El propio Carmack reconoció haber desarrollado un software como programador de ZeniMax Media para convertir a Oculus en algo viable, presentó el proyecto en las oficinas de ZeniMax y, para más inri, emigró a Oculus VR junto a cinco trabajadores más del equipo. Está claro que la cosa apesta, que huele fatal, y que aquí hay derecho a una compensación, a una indemnización por los meses perdidos en concepto de intereses y a un par de collejas en forma de multa a Luckey y Carmack por pasarse de listos. Y Zuckerberg... Lo siento, colega, pero como nuevo responsable de la compañía te va a tocar pagar por todo.

 

A ver si así dejas de pedirme el número de teléfono por Facebook, tío cansino.

 

¡Nos leemos! 

22 de Mayo de 2014 a las 10:45 por Rafa del Río
6
Comentarios
Comentar
    • Jajaja excelente artículo! Este Zuckerberg nos pide el teléfono y después nos va a pedir un electroencefalograma... Violar Los secretos empresariales tiene que tenr un precio, supongo... (excepto aquellos que mejoren sustancialmente la vida de toda la humanidad ;)
    • El tema de las patentes es un rollo muy loco, pero eticamente en mi opinion a menos que se demuestre que carmack desmonto la oficina en una mochila y unos usb o hizo copy paste de su trabajo en zenimax. Creo que zenimax no supo aprovechar la oportunidad del trabajo que ofrecia Carmack y el se lo ha llevado a otra parte. La propia oculus se podria quejar a ver que hacia un trabajado de zenimax con su invento, aunque sabemos que fue voluntario, ahi znimax dejo seguir adelante durante bastante tiempo cogiendo de base el trabajo de otro.

      Este tipo de cosas seguro que pasan en cientos de ocaciones. lo unico que cambia en esta ocacion es que a zenimax le jode la pasta que ha podido perder o han ganado los otros. Capcom no se quejo cuando Inafune saco su seudo Megaman cuando es evidente que el juego que saque sera un compendio de la experiencia adquirida trabajando en capcom.Me imagino que habria sido distinto si inafune hubiera usado un disco con las texturas propiedad de capcom. No se, esta bien lo de proteger lo que es de uno, pero ha llegado un momento donde se inventa la forma en que se respira el aire. Ha llegado un momento donde estos temas me espina bastante "no que este diametro del dibujo de la boca de esta tuberia esta patentado y por eso te demando ese modelo de barco nuevo que has creado". Tampoco me veo en condicion de decidir donde esta el limite y cual es la solucion correcta pero echando el bulto a un lado:

      Mas crear y menos destruir.
En respuesta al comentario anterior:
    • Que va, quillo, sigo viendo una mala fe por parte de Luckey: ¿Qué lógica tiene que envíes tu prototipo a una empresa, dejes que te lo mejoren y permitas que lo presenten en un E3 y mientras estés montando tu propia empresa por otro lado? Da mal rollo
    • De lo que se queja Zenimax es de que Carmack ha usado conocimiento que ha adquirido trabajando para ellos en escribir código para Oculus. Básicamente, la demanda de Zenimax es "no vale, el aprendió con nosotros y no se ha dado un ladrillazo en la cabeza para olvidar sus últimos años de trabajo". Es una demanda oportunista y espero que se peguen una hostia importante.
En respuesta al comentario anterior:
    • Eh... No. De lo que se queja ZeniMax es del desarrollo de las modificaciones y software de Oculus en sus oficinas por parte de un trabajador propio, la presentación del mismo en bajo su ala y el posterior uso de los "conocimientos" de este trabajador y parte de su equipo en la programación del mismo. Hay una legislación bastante ajustada a este respecto en base a lo que se considera o no protegido por la ley de propiedad intelectual. Una cosa son los conocimientos como tales, que surgen de la experiencia y especialización en un puesto de trabajo, y otra cosa son el resultado de investigaciones de la empresa, como es el código de programación y herramientas informáticas que se han usado en Oculus.

      Desde mi punto de vista los oportunistas han sido Carmack y Luckey. Otra cosa es que ZeniMedia haya aprovechado la inyección de Zuckerberg para interponer ahora la demanda, pero hay constancia de los aisos anteriores y las reclamaciones, por lo que no veo el problema.

      Lo que han hecho Carmack y Luckey es lo mismo que si ahora cogieran los de 343 Industries y a cuatro meses de lanzamiento del nuevo Halo se despidieran, montaran una empresa por su parte y lanzaran el producto con otro nombre.
      Y eso está feo, lo mires como lo mires
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Ape Out Ape Out
Ape Out es un salvaje, intenso y colorido smash ‘em up sobre un escape primigenio, con violencia rítmica y un jazz frenético. Adquiere un impulso ...
La LEGO Película 2 El Videojuego La LEGO Película 2 El Videojuego
La LEGO Película 2 El Videojuego es el videojuego oficial de la película, que nos llevará a seguir unos pasos similares a los vistos en el film....