Wolfenstein muestra la evolución del shooter

Machine Games plantea la

Wolfenstein muestra la evolución del shooter

Es curioso cuando uno se acostumbra a pegar tiros y da con un título en el que lo aprendido no funciona. Son juegos como la nueva entrega de Wolfenstein: The New Order. Es esa sensación de que por muy asentado que esté un género y muy clónicos que parezca el software que lo puebla, aún puede sorprender.

 

Así nos llega la creación de Machine Games que, nada más invitarnos a pasar se queda observando, como un maestro, esperando a que aprendamos por nosotros mismos cuál es la forma de avazar. Echar a correr disparando a diestro y siniestro es nuestro primer impulso. Y ¡zas!, caemos muertos a pocos metros de dar el primer paso. Caemos en la cuenta de que caminar más despacio y agachado nos permite acercarnos a un Nazi por detrás y rebanarle el cuello con nuestro cuchillo. Hasta ahora todo bien, hemos conseguido atravesar la estancia ilesos.

 

Pero, ¿se ha convertido entonces Wolfenstein en un juego de sigilo? Al llegar a la siguiente habitación nos damos cuenta que no. Está abarrotada de soldados que, en cuanto nos ven, nos introducen en una lluvia de balas. Y volvemos a fallar. Nos quedamos tras un parapeto y al poco tiempo caemos en que los enemigos, muy hábilmente, nos flanquean. Unos mantienen la posición, impidiéndonos salir a descubierto, mientras algunos de ellos se acercan para acorralarnos. De esta forma es como nos damos cuenta de que algo que creímos estancado se abre camino por el lugar menos esperado.

 

 

Con Wolfenstein: The New Order descubrimos que un shooter puede evolucionar y ofrecer nuevas mecánicas más allá del simple hecho de disparar. Debemos observar el entorno y analizarlo, comprender que un enemigo diferente significa un nuevo reto lejos de un mayor gasto de tiempo y munición. ¿Qué es, un ser mecánico? Seguro que algo en él nos da una pista sobre la forma de matarlo.

 

En el fondo, cuando damos con un título que rompe las reglas establecidas, recibimos una bofetada muy agradecida. Aprendemos por un nuevo estímulo que alguien se ha preocupado por crear. Esa es la prueba que necesitamos de vez en cuando para ver que no nos encasquillamos y que esta, nuestra afición puede continuar refrescándonos. Si en el tiempo que hemos podido probar el juego hemos asesinado en silencio, acabado con un enemigo aparentemente invencible y aprendido que tras un Nazi caído debemos cambiar de posición, buscando la seguridad, eso significa que hasta un género que llevaba mucho tiempo ofreciendo la misma experiencia, evoluciona. Son los retos los que hacen que los juegos se nos queden grabados y podemos ver como, Machine Games está dispuesta a proponernos uno muy difente.

21 de Agosto de 2013 a las 14:30 por Alvaro Ondina
Evento relacionado
0
Comentarios
Comentar
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
RAGE RAGE
RAGE es un impresionante shooter en primera persona ambientado en un futuro post-apocalíptico no muy lejano. Descubrimos poco a poco las mar...
Wolfenstein The Old Blood Wolfenstein The Old Blood
Después del regreso de la saga Wolfenstein con The New Order, MachineGames continúa su trabajo con una precuela llamada The Old Blood...
World of 1920+ World of 1920+
Un mundo alternativo nos espera en World of 1920+, que nos llevará a un conflicto bélico dentro de la Europa de principios del siglo XX. En este tí...
Ficha
PC PS3 X360 PS4 XOne

Género: Acción en primera persona (FPS)

Lanzamiento: 20/05/2014

Desarrollador: MachineGames

Distribuidor: Bethesda Softworks

Pegi: +18

Comunidad: Foro

Noticias relacionadas

E3 2016 - New Colossus podría ser el nuevo Wolfenstein con MachineGames

Una captura del vídeo de presentación nos invita a soñar

Las Ofertas con Gold de la semana

Wolfenstein: The New Order pega fuerte

Ir a ficha completa