We happy few y las distopías del futuro en las que se basa

Mezcla un poco de 1984 y un poco de Un mundo feliz

We happy few y las distopías del futuro en las que se basa

 

¡We Happy Few por fin está a la venta para todo el mundo! Cuando entré en el juego hace apenas un par de días descubrí que del acceso anticipado al que tuve la oportunidad de jugar y con el que realmente me divertí al juego final, han cambiado muchas cosas. Sin embargo, las bases permanecen ahí: una construcción de un mundo que se centra en dos de las distopías literarias por excelencia: Un mundo feliz de Aldous Huxley y 1984 de George Orwell. 

 

215510tumblr o8q6siXd831vortdeo1 400

 

Preparaos porque voy a hablar de mi tema favorito: literatura aplicada a videojuegos. Intentaré no hacer realmente spoilers sobre las novelas, pero si todavía no las habéis leído, os recomiendo que os hagáis corriendo con una edición de bolsillo del bueno de Orwell y dejéis que este os cambie la vida. 

 

Pero…  ¿qué es eso de la trilogía de la distopía literaria? 

 

Las tres grandes distopías literarias son Fahrenheit 451, 1984 y Un mundo feliz. Cada uno de estos tres libros hace una aproximación a cómo el gobierno o las clases poderosas acabarán controlando a la sociedad. Fahrenheit 451 te sitúa en un mundo donde no existen los libros ni la cultura, ya que todo el mundo se entretiene con la televisión; Un mundo feliz de Aldous Huxley creía que el control sobre la gente se realizaría a través del consumo de ocio, entretenimiento y pastillas antidepresivas de toma obligatoria; y por último 1984 creía que el uso de máquinas que recopilan continuamente datos e información de la gente y que emiten propaganda sin parar sería el método de control definitivo.

 

215511EachDeliciousApisdorsatalaboriosa small

 

Estos tres grandes libros de ficción ponen el dedo en la llaga sobre los peligros de la sociedad moderna y a menudo han salido a colación en tertulias de todo tipo. Nuestros móviles nos avisan del tráfico que habrá cuando volvamos a casa o de si el gimnasio está demasiado lleno a una hora determinada; la depresión se extiende como una enfermedad silenciosa de la que nadie habla mientras el consumo de antidepresivos se dispara y se dice que las nuevas generaciones solo sabrán consumir contenidos en forma de audiovisual, no en libros de texto como los de toda la vida. 

 

Estas tres grandes distopías (a las que varios expertos en el tema quieren añadir El cuento de la criada de Margaret Atwood, ya que se controla a las masas a través de la religión), han aparecido en múltiples soportes y formatos, como el famoso anuncio de Apple en el que una joven destrozaba con un martillo la pantalla donde el Gran Hermano IBM adoctrinaba a las masas. 

 

 

We Happy Few está íntegramente basado en dos de estas obras literarias: Un mundo feliz y 1984, y ahora os contaré por qué. 

 

215512tumblr pa68eeyTFS1xwzfclo1 500

 

Si Alemania hubiese ganado la II Guerra Mundial… 

 

We Happy Few nos introduce en una Gran Bretaña que perdió la segunda Guerra Mundial contra Alemania. A los niños, los alemanes los metieron en un tren en dirección a alguna parte, mientras que a los adultos los dejaron en un país en una terrible crisis donde falta el alimento, faltan las medicinas y el síndrome del derrotado se extiende por las calles. ¿Cuál es la forma con la que se controla a esta enorme población descontenta? A través del consumo obligatorio de unas pastillas llamadas JOY (felicidad en inglés). Todos los ciudadanos decentes deben tomar su dosis de Joy a riesgo de ser tachados de downers (lo prefiero a la traducción que hicieron de aguafiestas) y ser expulsados a las afueras del centro. 

 

215513latest

 

Dentro de este contexto encarnamos la figura de Arthur: un oficinista que trabaja en algo muy especial: se dedica a recibir rollos de recortes de periódicos y tiene que censurar todas las noticias que no apoyen la imagen de prosperidad y felicidad que vende su gobierno. Este es exactamente el mismo trabajo que tiene Smith, el protagonista de 1984, en el ministerio para el que trabaja. Arthur, que no es más que una versión británica de Smith, empieza a tener alucinaciones y flashes de recuerdos pasados cuando ve una fotografía suya con su hermano en un recorte de un periódico. 

 

215514tumblr ouvtsjgAuJ1wr7nnwo1 500

 

Inmediatamente entonces entra una compañera y nos pregunta si no nos hemos tomado nuestro “joy”. Es decir, la pastilla de la felicidad de la que tanto nos advirtió Aldous Huxley. 

 

215515tumblr o8q6siXd831vortdeo3 500

 

Los símbolos están ahí y se repiten continuamente. En We Happy Few nos encontraremos con una sociedad controlada por las pastillas llamadas Joy, que alteran la forma en la que vemos las cosas y te hacen olvidar cualquier pasado triste que tengas. Como en la obra de Aldous Huxley, la felicidad es la forma de controlar a las masas, las cuales llevan pintadas sobre sus caras máscaras de absoluta felicidad.

 

215516giphy

 

Incluso los guardias que te persiguen lo harán siempre con una sonrisa de oreja a oreja. En realidad, en vez de comida, los ciudadanos se alimentan de ratas y desechos podridos, pero el JOY les permite verla como si fueran caramelos. 

 

Al mismo tiempo, en el centro de la ciudad te encontrarás con enormes pantallas con grabaciones reales que retransmiten propaganda sin parar ni un solo momento, como en 1984. Las referencias no se quedan ahí, sino que en un estado represivo como es la Gran Bretaña de We happy few, cualquier tipo de pregunta que realices acabará provocando la hostilidad de gran parte de la comunidad. 

 

Las afueras de la propia ciudad también se asemejan a los suburbios por los que se escapa Smith. Se puede ver la segregación en dos clases sociales completamente separadas (entre los miembros del partido vs comunes  o lo que es lo mismo: los que toman joy vs los que no lo toman. Continuamente te encontrarás con papeles y cartas de gente a la que han asesinado por hablar de la II Guerra Mundial o simplemente por mostrar una opinión ligeramente diferente a la del resto. 

 

Caminar por We Happy Few es como adentrarse en el interior de estas dos novelas con ligeros toques a La naranja mecánica. Cada pequeño detalle que descubro relacionado con Orwell o Huxley hacen que sonría un poco más. Aunque personalmente, creo que el juego podría dar mucho más de sí. ¿No creéis? 

22 de Agosto de 2018 a las 12:38 por Rebeca Escribano
2
Comentarios
Comentar
    • De los libros que mencionas los conocía a base de referencias y menciones, no los he leído pero conociendo la trama y visto que la "ficción" de esos libros se ha convertido en premonición, yo cada día estoy más asustado. El JOY del mundo real por ahora son, legalmente, el tabaco y, sobretodo, el alcohol, y yo ya soy una persona extraña para mi entorno por no consumir alcohol (y no voy a contar un par de anécdotas que podrían poner al más alarmista los pelos de punta). Y luego está el control a través de la tecnología. No comparto la filosofía extremista de Richard Stallman, pero sí la comprendo y en muchas cosas estoy a favor (en otras no y en otras acepto los términos y condiciones a sabiendas).

      Buen artículo, este es un juego que me interesaría más ver que jugar, así que no está ni en mi lista de deseados, pero si algún día cayera de casualidad, al menos lo probaría. :)
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Ape Out Ape Out
Ape Out es un salvaje, intenso y colorido smash ‘em up sobre un escape primigenio, con violencia rítmica y un jazz frenético. Adquiere un impulso ...
La LEGO Película 2 El Videojuego La LEGO Película 2 El Videojuego
La LEGO Película 2 El Videojuego es el videojuego oficial de la película, que nos llevará a seguir unos pasos similares a los vistos en el film....