Videojuegos del pasado: Empezar por lo básico

Tenemos una obligación con las nuevas generaciones

Videojuegos del pasado: Empezar por lo básico

El otro día, mientras estaba en Cádiz de vacaciones, me encontré con un viejo amigo al que hacía la leche que no veía. Era un colega de mis tiempos adolescentes, de cuando una tarde de videojuegos, bocata de chopped y colcacao era todo lo que le pedías a la vida para ser un enano feliz. Yo tenía por aquel entonces una Nes piratilla -la de la foto de abajo, sí-, y él un flamante Amiga. Ahora yo tengo una peque de tres años y él un chaval que está a punto de convertirse en un hombrecito. 

Cómo pasan los años, tete...

El caso es que, hablando, hablando, me preguntó si la peque le daba al videojuego. Y bueno, sí, claro. Hasta hace poco, mi hija sólo era una espectadora, pero ahora ya le pega ella solita al Hohokum, a las tablets y se hace unos pinitos en mi Green Gold -la de la foto de portada, sí-, la vieja arcade que restauré hace años, 11 meses antes de que la peque naciera. Sin embargo, le confesé a mi amigo, reconozco que excepto en el caso de las tablets, mi hija tiene problemas con los controles. 'Empieza por lo básico', fue su respuesta. 

 

p

 

Empezar por lo básico

El problema con los controles de los juegos -al menos para mi hija-, radica en que por mucho que pensemos que los controles de un mando son intuitivos, lo cierto es que no lo son ni de coña: La habilidad que hemos ido desarrollando para enfrentarnos a los dos sticks, los cuatro gatillos, los tres botones funcionales y el pad táctil es el resultado de una evolución 'gamer' que nos llevó de los primeros controles direccionales y los botones A+B a los actuales mandos inhalámbricos.   

 

Estoy convencido de que muchos de los que leéis esto recordaréis los problemas que tuvisteis al principio al manejar un videojuego: partidas perdidas porque la palanca de la arcade no acababa de marcar bien la dirección, game overs en casa porque el control de las flechitas os movía a un lado cuando sólo queríais saltar, un tanque que saltaba por los aires en cuadraditos porque cogíais mal el joystick de la Atari, y no me hagáis hablar de o.p.q.a.m... La práctica hace al maestro, y tras años de juegos, conseguías controlar varios tipos de mando, pero era en el camino, en esa senda del gurrero en busca de la maestría, dónde se ocultaban los momentos más mágicos de la vida de todo videojugador. 

 

Z0048993

 

Un deber para con las generaciones venideras

He hecho caso a mi colega y, aprovechando que aún estaba en Cádiz, he pillado mi vieja Famicom junto a todos los cartuchos que he podido encontrar y tengo pendiente una revisión a fondo de la placa en busca y erradicación de hongos para, este fin de semana, jugar con mi peque al Super Mario, al Excite Bike, al Blue Shadows y al Twin Bee. Más adelante pasaremos al Batman de Sunsoft, Ninja Gaiden -el de NES-, y otros más complicadillos que le resultarán más cómodos cuando vaya entendiendo el concepto del control direccional.

 

A sus pies tendrá mi Genesis perfectamente restaurada y con juegos como Turtle in Time, Story of Thor y Light Crusader, la Dreamcast con todo lo bueno que pude apañar, una Playstation 2 para la que su lente fundida ya no es un problema y, por supuesto, una Master System y una Atari que ya llevan años en mi nueva casa en La Mancha. 

 

41rnorea71L. SX450

 

Cuestión de retrocompatibilidades

Y sí, sé que mucho pensaréis que todo esto es una idiotez -empiezo a pensar que escribo esto en todos mis artículos-, pero es una cuestión importante cuando eres padre y quieres que tu hija comprenda todo lo que nos ha llevado a nuestros días y la actual evolución. Al igual que sé que, en su momento, Dayo querrá explicar a sus hijos quien fue Harold Lloyd o cómo es posible enviar un mensaje en una comedia a través de una mente creativa como la de Sir Charles Spencer Chaplin, yo quiero que mi hija entienda también los fundamentos de unos tiempos más sencillos e igualmente adictivos. 

 

Y tampoco hace falta ser un coleccionista compulsivo -o un cabrón que supo cuidar sus máquinas en su momento- como yo. Basta con buscar esas consolas de corte retro que venden en las tiendas chinas de tofdo a cien con nombres evocadores como Boxstation o Gamebox para aplicar los viejos juegos a nuestra tele y jugar como en los tiempos pasados.

 

Porque no, los indies pixelados no son un espejo en que contemplar lo retro, y sólo conociendo nuestr pasado podemos entender nuestro presente y predecir nuestro futuro. 

 

¡Nos leemos!

24 de Julio de 2015 a las 10:00 por Rafa del Río
8
Comentarios
Comentar
    • para preocuparme por las nuevas generaciones antes voy a ver si consigo reproducirme,un problema que algunos arrastramos también de los primeros días del medio, cuando todo eran gordos come doritos.

      Sí, esto es un cry como una catedral, pero la culpa es de Rafa, que me da envidia con su peque ;_;
    • Yo empecé hace poco en el mundo de los videojuegos con una ps3,y nunca tuve problemas tratando de controlar el joystick. Lo que no entiendo es que tengo unos amigos que les parecen difíciles los juegos de telltale xD
    • Ah, me dais una envidia los nostálgicos. Yo no abrí los ojos al mundo de los videojuegos hasta hace bien pocos años, y eso que tengo edad para haber tenido una n64. Siento que me he perdido muchas cosas.
    • Habla de o.p.q.a.m, por favor.

      Del tema, es algo que siempre he pensado. Que nosotros (+25) hemos crecido con los mandos. Desde los dos botones de NES y Master, los 4 y 6 de Mega Drive y Super NES, los 10 de PSX hasta los actuales 14 + toque sensual táctil de PS4 y todos los que puedas pintar en una pantalla táctil.
      No debe ser fácil para un cachorro humano coger un mando actual, mucho más grande que los cuadrados de los 80.

      Ojo que Microsoft ha empezado con el mando modular. Que no siga con las tallas de mandos para manos más o menos pequeñas. Sería justo, aunque no sé si rentable.
En respuesta al comentario anterior:
    • Vaya que si,asi ven como han evolucionado los videojuegos como nosotros. A mi lo que me pilló por sorpresa fue el salto del 2d al 3d, con Mario 64. Pues no me pegué ostias en las paredes...pero señor, que maravilla y que recuerdos.
En respuesta al comentario anterior:
Mostrar más comentarios
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Ape Out Ape Out
Ape Out es un salvaje, intenso y colorido smash ‘em up sobre un escape primigenio, con violencia rítmica y un jazz frenético. Adquiere un impulso ...
La LEGO Película 2 El Videojuego La LEGO Película 2 El Videojuego
La LEGO Película 2 El Videojuego es el videojuego oficial de la película, que nos llevará a seguir unos pasos similares a los vistos en el film....