Videojuego retro, videojuego portátil

En el metro con Super Mario

Videojuego retro, videojuego portátil

Después de unos cuantos días dándole duro a clásicos de 8 y 16 bits en mis desplazamientos me surge una teoría: ¿funciona mejor el juego retro como juego para consolas portátiles?

 

Hace no mucho publiqué una entrada acerca de todo el mogollón de consolas basadas en filosofía abierta y que te invitaban a instalar emuladores para tener años y años de historia del videojuego en la palma de tu mano. Un fail. De los grandes. Decidí darle una última oportunidad a una consola portátil a punto de caer en desuso y cuál ha sido mi sorpresa al comprobar el rendimiento.

 

Pero no voy a hacer loas de este último punto. Lo que más me ha llamado la atención, según jugaba estos días, es que el videojuego ochentero y de primera mitad de los noventa es ideal para el concepto de juego portátil. ¿Por qué? Se me vienen a la mente dos argumentos de peso que eran los que moldeaban al videojuego en aquellos años.

 

Detalle de Super Mario World

 

Para empezar, la duración. Estaremos de acuerdo en que, salvo excepciones, los juegos de 8 y 16 bits no eran excesivamente largos. Vale, algunos jugaban con el hecho de no poder grabar la partida (faceta que se puede obviar en un emulador) pero eran títulos que no requerían las horas que te pide un juego hoy en día. A este aspecto hay que sumar que, en los juegos divididos en fases, muchas de ellas tenían unas dimensiones discretas, lo que las convierte en un objetivo ideal para ese viaje de diez minutos al centro de tu ciudad. Yo he hecho la prueba con Super Mario World y funciona de maravilla.

 

El otro gran aspecto es la herencia de las recreativas. No se me ocurre mejor partida para una portátil que una recreativa. Coge un juego de lucha, un Art of Fighting por ejemplo, y haz la prueba. O cualquiera de repartir galletas. O un Metal Slug. La propia concepción de las recreativas (alta dificultad, partidas cortas para que te quedaras con ganas de más) hace que su metodología se adapte como un guante a este tipo de juegos.

 

No te rompas el coco pensando a qué vas a jugar ahora que vuelven los interminables viajes a la uni. Rescata los clásicos que tienes pendientes y aprovecha esos trayectos.

10 de Septiembre de 2012 a las 17:00 por Jaume Esteve Gutiérrez
1
Comentarios
Comentar
    • Estoy de acuerdo contigo, creo que un juego muy largo es para jugarlo en casa y uno que no graba partidas es para matar el tiempo o para un trayecto, buen tema.
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Ape Out Ape Out
Ape Out es un salvaje, intenso y colorido smash ‘em up sobre un escape primigenio, con violencia rítmica y un jazz frenético. Adquiere un impulso ...
La LEGO Película 2 El Videojuego La LEGO Película 2 El Videojuego
La LEGO Película 2 El Videojuego es el videojuego oficial de la película, que nos llevará a seguir unos pasos similares a los vistos en el film....