Vane, un desierto y un pequeñín corriendo por ahí

Ya, casi un subgénero dentro de lo indie

Vane, un desierto y un pequeñín corriendo por ahí

Vane se ha mostrado la pasada semana, y además de tener nombre de poligonera (Esa La Vane, tas to güena) tiene también muy pinta. Vane comulga con otros como ICO, el más reciente Mind: Path to Thalamus, Journey y tantos otros en los que el escenario es un personaje más que a la vez es una extensión del propio protagonista.

 

Vane llegará para PC y otras consolas, y a groso modo, nos enseña a un niño correteando por un desierto gobernado por unas construcciones arquitectectónicas que podríamos designar como ruinas. Mucho menos luminoso que Rime, este tipo de videojuegos tienen como fundamento la relación entre un mundo vació, como un lienzo, con el que el protagonista interacciona; rodeado este de otros hitos que, como él, significan mucho en el entorno.

 

 

Cómo se presenta mundo, protagonista y elementos suponen una relación más o menos intimista, más o menos aventurera, siempre con el fin de presentarnos y matizarnos la idea de la soledad, cómo combatirla o cómo sumergirnos en ella, mostrada de diferentes formas y camuflada como amistad, viaje, amor... Pero siempre acaba siendo soledad.

 

El título llega de extrabajadores tanto de The Last Guardian (las comparaciones por tanto con ICO son obvias) como de Guerrilla. Me ha producido gracia leer eso de The Last Guardian, cuando el juego no es más que una idea, un concepto que está ahí pero que, sinceramente, dudo que algún día acabemos jugando. Y casi mejor así.

 

The Last Guardian, casi sin saberlo, fue el inspirador de todos esos buenos juegos reflexivos y sugerentes, entre aventura gráfica y aventura relajada que hemos disfrutado esta generación. La verdad es que más de una vez he creído que el título no se lanza, no por no estar acabado, sino porque su concepto ya ha sido fagocitado y superado por otros como The Walking Dead, Journey o tantos otros. Vane puede ser, perfectamente, la necesidad de tomar ese concepto y darle una vuelta de tuerca, haciéndolo otro juego y transformando a la pareja de pollo y niño en una sola persona.

 

La peculiaridad que parece que tendrá es su manera de trabajar con su mundo, transformando al protagonista en pájaro, y alterando el entorno de una manera artística. Es curioso que, al caminar por el desierto, la arena que levanta en su pasar se transforma en un amasijo de vóxeles en lugar de granos en sí, o cómo camina a través de un tormenta o una ola de arena, enseñando relaciones curiosas entre el pequeño y el lugar que explora.

 

Veremos cómo avanza la producción del juego, pero uno más a engrosar las filas de este subgénero indie, siempre es una noticia interesante y digna de mención.

29 de Septiembre de 2014 a las 09:30 por Adrián Suárez Mouriño
1
Comentarios
Comentar
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Journey Journey
Journey nos propone un viaje espiritual de la mano de los creadores del título original Flower. En esta ocasión thatgamecompany nos s...
ICO ICO
Resuelve los puzzles o únete a las almas atormentadas para siempre. Encarna a Ico, un niño condenado al ostracismo y sepultado por ha...
Ficha
PS4

Género: Aventura

Lanzamiento: 15/01/2019

Desarrollador: Friend & Foe

Distribuidor:

Pegi: +12

Comunidad: Foro

Ir a ficha completa