Vambrace: Cold Soul es un discípulo no muy aventajado de Darkest Dungeon

Pero difícil es un rato

Vambrace: Cold Soul es un discípulo no muy aventajado de Darkest Dungeon

Me tiré de cabeza a Vambrace: Cold Soul porque presumía de ser una interpretación del fabuloso Darkest Dungeon, solo que con diseños anime y una historia más elaborada. Todo esto es cierto. Este videojuego nos lleva a transitar mazmorras y más mazmorras, enfrentarnos a duros combates por turnos, recoger nuestro tesoro, volver al pueblo, recibir nueva información y volver de nuevo a la mazmorra que nos toque. Dependemos también de las fuerzas de nuestras unidades, hemos de reclutar nuevos guerreros y mejorar combate tras combate.

 

Aunque todo sobre el papel cumple con la propuesta, a la hora de hacernos con el juego no se llega al nivel de la obra que se emula. Sí, la historia no está nada mal. Encarnamos a un personaje con un guantalete que le permite llegar a lugares que otros no pueden, lo que se convierte en la clave para desenmarañar el resto de la trama. También hay un montón de muertes, peleas muy duras y hasta terror. Pero no está tan bien equilibrado como nos gustaría.

 

El principal problema reside en tres factores: una excesiva aleatoriedad que significa recibir mucho daño sin motivo, escasez de información que no sabe dirigirnos a un descubrimiento emocionante mediante una incertidumbre rica, y un combate al que le falta chicha y que se hace muy pesado al principio.

 

 

Vambrace: Cold Soul tiene un bucle de juego ya conocido y habitual en el género del mazmorreo duro: ve a una mazmorra, avanza un poquito y vuelve malherido y por patas a la base; cúrate y vuelve a empezar. Este loop es tedioso, pero Etrian Odyssey y el propio Darkest Dungeon lo hacen divertido porque saben explicarte cómo mejorar, cómo planificar y cómo progresar, pasito a pasito. Equilibran bien lo que no se sabe con lo que se va aprendiendo a medida que se juega. Eso engancha, enamora y te sabe sumergir de lleno en la aventura. Esta finura le falta a Vambrace. Omite información sin tener muy claro por qué lo hace, penaliza de manera injusta a veces y cuenta con demasiados eventos demasiado lesivos para nuestros personajes.

 

Además, su combate es torpón y demasiado reducido. En este tipo de juegos necesitamos sentir que jugamos al ajedrez. Al mínimo despiste podemos morir, por eso es preciso contar con fuerzas muy medidas, muy equilibradas y con las jugadas muy pensadas. Pero nuestras unidades tienen pocos recursos y no tenemos del todo claro su potencial hasta que ya las tenemos bastante rodadas.

 

Y este es el gran problema. Estos juegos tan difíciles y de avance tan engorroso solo funcionan cuando te sugieran opciones y posibilidades para facilitarlo poco a poco. Vambrace no logra dar con la tecla para lograrlo, por lo que pierde mucha fuerza con respecto a las fuentes en la que se inspira.

 

Sí tiene cosas buenas: un apartado artístico acertado, un mundo sugerente, llega con todos los textos en español y sí sabe rascar el picorcito que deja en la piel la falta de un buen sucesor de Darkest Dungeon; un ratito, al menos.

01 de Julio de 2019 a las 09:27 por Adrián Suárez Mouriño
0
Comentarios
Comentar
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
The Banner Saga The Banner Saga
The Banner Saga es una historia épica de vikingos en la que el jugador decide el curso de la narrativa mediante sus propias decisiones tanto...
Dark Souls III Dark Souls III
Tras su paso por Bloodborne, Hidetaka Miyazaki vuelve al rol de director de la saga multiplataforma de From Software y promete grandes cambios de c...
Fire Emblem Fates: Estirpe Fire Emblem Fates: Estirpe
Un nuevo Fire Emblem para Nintendo 3DS desarrollado por Intelligent Systems, siguiendo en la estela de Fire Emblem Awakening, pero esta vez reparti...
Ficha
PC

Género: RPG

Lanzamiento: 19/01/2016

Desarrollador: Red Hook Studios

Distribuidor: Red Hook Studios

Pegi: Por determinar

Comunidad: Foro

Noticias relacionadas
Ir a ficha completa