Un año con Wii U

Un comienzo difícil

Un año con Wii U

30 de noviembre de 2012. Wii U llegaba al mercado europeo después de medio año de altibajos, con una presentación en sociedad en el E3 un tanto confusa y alegrías y decepciones desmedidas durante el camino, con el anuncio de Bayonetta 2 en exclusiva o el retraso a última hora de Rayman Legends como respectivos ejemplos.

 

Se decía que la consola no tuvo un catálogo de lanzamiento digno. Es cierto que con ese retraso de Rayman Legends faltaba algo, y otros títulos se podían conseguir en otras plataformas desde mucho tiempo atrás y a un precio inferior, como Mass Effect 3 o Batman: Arkham City, y es que esas políticas ya vaticinaban una falta de apoyo third-party importante. Pero ZombiU, Nintendo Land y New Super Mario Bros. U hicieron todo lo posible por atraer todo tipo de miradas a la nueva consola de Nintendo, cada uno con diferentes propuestas y usos del Wii U GamePad. Wii U llegó al mercado esperando arrastrar al gran público de Wii, intentando meterlos en el saco del jugador hardcore, y con ello no causó más que confusión, aunque un pequeño alivio al ver que el lanzamiento estuvo prácticamente libre de esos party-games que para muchos habían supuesto un declive en el videojuego.

 

Fueron unas primeras semanas emocionantes, descubriendo Miiverse como la única red social con ausencia de trolls, pensando en las posibilidades del juego asimétrico y en las ventajas del Off-TV, pero de repente esas semanas de emoción se convirtieron en meses de sequía. El Ninja Gaiden 3 que siempre tuvo que ser funcionó como parche en enero, pero no lo suficiente. El nuevo retraso a última hora y la pérdida de la exclusividad de Rayman Legends supuso un duro golpe a un febrero vacío, que hizo que hubiese muchas más ganas de marzo, el mes de LEGO City Undercover y de la breve resurrección del fenómeno Monster Hunter.

 

wii u games

Juegos hay, pero... Siguen faltando, parece.

 

Y poco a poco, muy poco a poco, se fueron viendo juegos, más pensando en el futuro gracias a los Nintendo Direct que anunciaban cosas como el nuevo proyecto de Monolith o el en su día polémico The Legend of Zelda: The Wind Waker HD, que mirando al innegable vacío presente. Las third-party habían convertido a Wii U en un desierto, y ni siquiera el apoyo de Capcom o Platinum Games se extendió más allá de las exclusivas, dejando a Wii U sin DmC, sin Remember Me, sin Metal Gear Rising: Revengeance,...

 

El verano iba a ser la salvación gracias a una mayor regularidad en los lanzamientos, pero ni Game & Wario, ni New Super Luigi U, ni Pikmin 3, ni The Wonderful 101 consiguieron que Wii U despegase, y no fue por falta de calidad. El precio seguía siendo un problema, y más aún habiendo visto la maniobra de Nintendo con 3DS tras su batacazo inicial, lo más probable es que haya muchos que aún sigan esperando a una rebaja similar.

 

Llega el otoño de nuevo, y sigue siendo un otoño de esperar. De títulos con cuentagotas. De grandes títulos, desde luego, y es que Wind Waker es un juego atemporal, pero convertir un remake en un vendeconsolas es tarea difícil. Que Wii Party U haya sido el título que más ha impulsado las ventas de la consola dice mucho del camino que debería seguir Nintendo si sólo quiere mejorar sus cifras, porque ni siquiera Super Mario 3D World lo ha conseguido.

 

Y ha habido third-parties, claro, un Sonic exclusivo, un Deus Ex: Human Revolution mejorado, Batman de nuevo, los clásicos blockbusters anuales con Call of Duty y Assassin's Creed,... Pero da la impresión de que ni Grand Theft Auto V hubiese servido para hacer que la situación pareciese diferente.

 

Por algún motivo, a pesar de que en Wii U ya hay al menos una decena de títulos que merecen la pena, y algunos de ellos que merecen MUCHO la pena, la consola sigue sin ser una compra obligada. Sigue sin tener ese atractivo único irresistible porque se sigue creyendo que ese atractivo está en el futuro.

 

 

Y 2014 será un año decisivo para la máquina, desde luego. Seguirá sin funcionar si lo que siguen ofreciendo como grandes novedades momentáneas son una veintena de títulos indies o juegos de la Consola Virtual, por mucho que sean tan fantásticos como Earthbound. Aunque Donkey Kong Country: Tropical Freeze, Mario Kart 8, el nuevo Super Smash Bros., Yarn Yoshi, Bayonetta 2 o X deberían ser títulos más que suficientes para convencer a cualquiera y es un número elevadísimo de exclusivas para un año, seguirá siendo difícil que Nintendo se nutra sólo de sus propios títulos.

 

Se podría pensar que a Wii le pasó lo mismo, sobre todo durante un primer año con una ausencia casi total de imprescindibles, pero durante toda su existencia tuvo un apoyo third-party un tanto peculiar, que aunque a base de ports de juegos de PS2 y varias rarezas, que fueron las que durante ese primer año esencial funcionaron como apoyo para el público masivo que Wii U no está teniendo.

 

Por muy bien que esté acabando gracias a Super Mario 3D World, 2013 no ha sido precisamente un buen año para Wii U, aunque los que se suban al carro en 2014 tendrán varias joyitas que rescatar de este año.

02 de Diciembre de 2013 a las 14:00 por Víctor Junquera
0
Comentarios
Comentar
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Nintendo Wii Nintendo Wii
La innovación llega a la consola de Nintendo con su nueva consola Wii. Dejamos a un lado el concepto clásico de mando para agarrar el Wii Mote y su ...
Nintendo DS Nintendo DS
Nintendo revoluciona el juego portátil con un gran invento en lo que a consolas nos tiene acostumbrado. Esta vez nos llega Nintendo DS, la primera co...
Nintendo 3DS Nintendo 3DS
Nintendo se adentra en el Juego 3D estereoscópico con su nueva consola portátil. Nintendo 3Ds nos permitirá aprovechar las características del 3D ...
Ficha
WIIU

Género: Hardware

Lanzamiento: 30/11/2012

Desarrollador: Nintendo

Distribuidor: Nintendo

Pegi: +7

Comunidad: Foro

Noticias relacionadas

El drama de las versiones canceladas de Wii U

Bloodstained se suma a la lista

Nintendo Network parará el 7 de marzo

Será una parada de mantenimiento

Jubilar a una consola no es fácil

Wii U y su último aliento

Ir a ficha completa