Tengo un problema con los juegos de conducción

Pero solo con los de simulación

Tengo un problema con los juegos de conducción

Ay, pero qué bonito pinta Project Cars. He de haceros una confesión: lo reservé ayer para PC, algo que no me gusta hacer porque reservar juegos es una mala práctica, pero es que así me va a salir más barato. Lo hice a pesar de que tengo muchas dudas con él y de que no sé si me va a gustar porque, como bien digo en el titular, tengo un problema con los juegos de conducción, o para ser exactos, con los juego de simulación.

 

Eso no me ha quitado de jugar a los dos últimos Gran Turismo o a Driveclub, a los cuales he echado bastantes horas por trabajo pero que no me han llamado a seguir jugando una vez he creído suficiente para realizar mi trabajo bien. Como comprenderéis, es algo que me escuece un poco porque tengo amigos que disfrutan mucho de estos juegos y que se pasan meses enganchados y desbloqueando contenido, pero yo no soy capaz de hacerlo de motu proprio.

 

Bonito, más que bonito

 

¿Quizá se deba a que no conduzco? Soy de esas personas que no tienen el carné de conducir, de los que viven en Madrid y no necesitan un coche para nada, y quizá eso me impida disfrutar de juegos que están obsesionados (en un buen sentido) con imitar las sensaciones de ponerse al volante. ¿Es el hecho de que jamás haya conducido un coche lo que me hace perder el interés rápidamente por estos juegos? 

 

Creo que no, creo que el problema está en cómo se conciben estos juegos. El objetivo de Gran Turismo y similares, al menos en mi cabeza, siempre es el mismo. Siempre hay que desbloquear más cosas, más circuitos, más coches, mejores modelos, nuevas modalidades, nuevos carnés, etc. Y a mi la simple motivación de tener más no me llena porque siempre acabo conduciendo un coche durante tres o trescientas vueltas sin más. 

 

Es verdad que quizá simplemente no les pillo el punto, y no creo que sea malo no entender un género. Hay a quienes no le gustan los juegos de rol, y les comprendo porque a mi me pasa con la simulación. Ahora bien, no me ocurre con toda la conducción: soy el clásico animal que se lo pasaba de miedo con los Burnout, con los Wipeout y que disfrutó como un loco con Need for Speed Rivals. 

 

100610need for speed 2013  nombre provisional  2420587

Need for Speed mató a Burnout al robarle las ideas, pero hay que reconocer que Rivals fue la bomba

 

Conducir no es el problema, sino convertirlo en el fin mismo en lugar de en el medio. En estos juegos que menciono conducir es una herramienta para poder conseguir puntos o aplacar enemigos o yo qué sé qué, no hay que estar pendiende de conducir a la perfección, aunque se exige un gran nivel de coordinación para hacer derrapes absurdos o derribos a los demás jugadores. Caray, jugué tropecientas horas a Need for Speed Rivals solo por cómo concebía el online (estaba integrado como en Dark Souls) y por las penalizaciones cuando te pillaba la policía.

 

¿Podéis confirarme que no estoy solo y que no hay nada malo en preferir las burradas de Mario Kart 8 a la precisión milimétrica de Driveclub al reproducir cómo afecta la lluvia a los neumáticos duros? Tengo claro que la velocidad me gusta, que ir a toda leche por una pista y no ver más que un borrón a los lados de mi nave me gusta, y que tomar curvas cerradas sin chocarme me da cierto gustito, pero por alguna razón, la simulación no encaja en mi esquema cerebral. ¿Qué puñetas pasa aquí entonces? ¿Soy yo o es la simulación?

17 de Abril de 2015 a las 10:05 por Bruno Louviers
5
Comentarios
Comentar
    • A mí me encanta conducir pero tampoco me dan más los simuladores. Al igual que tú, me quedo con los arcades, me resultan mucho más divertidos.
    • La cuestión con la simulación de conducción es que para algunos es un ejercicio bastante inútil el ponerse a dar vueltas simulando algo que consigues nada mas salir a la calle y que fácilmente te puedes poner al volante, ya los simuladores de vuelo u otros transportes quizás sean mas llamativos en el sentido de las posibilidades escasas que tendremos algunos en manejar un avión en nuestras vidas... eso si en su vena mas árcade soy un enamorao de Outrun Coast2Coast, burnout paradise, Sonic kart, los project gotham racing, por citar algunos
    • Es que el fin de un juego de simulación es justo eso. Cuando juegas un juego de simulación de conducción, tu objetivo es conducir. No quieres conducir para algo, quieres conducir, y todo lo demás es un plus que puede ser más o menos acertado de cara a ampliar y completar la experiencia de juego.

      Así los entiendo yo, al menos. Igualmente, jamás me han interesado, sinceramente.
    • Mario kart es mas diversion directa, piques y esas cosas. A mi los simuladores... pa quien lo quiera. Yo los quiero lejos, pero admito que son buenos juegos. AY ESE PARqUE BEBE A 200CC UAAAAA! !!! LOCURON
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Need for Speed Most Wanted Need for Speed Most Wanted
No es un remake, sino una nueva visión del Need for Speed que comenzaba esta generación, esta vez realizado por Criterion, los creado...
DiRT 3 DiRT 3
Codemasters presenta DiRT 3, el nuevo título de la saga de rallies, con el que experimentar la emoción de competiciones contrarreloj, carreras y exh...
GRID 2 GRID 2
Informate de todas las novedades de GRID 2 para ps3, videos, imagenes y mucho mas.
Ficha
PC PC PS4 XOne

Género: Simulador de conducción

Lanzamiento: 08/05/2015

Desarrollador: Slightly Mad Studios

Distribuidor: Bandai Namco Games

Pegi: +3

Comunidad: Foro

Noticias relacionadas

Habrá más DLCs en 2016 para Project CARS

Aunque ya están trabajando en la secuela

Ir a ficha completa