Stardust Vanguards y el olor a recreativa

Tirando de nostalgia y nada más

Stardust Vanguards y el olor a recreativa

Stardust Vanguards es un título de carácter independiente que acaba de aparecer en PS4 y que ya estaba disponible desde hace un tiempo en PC. Su particularidad más característica es evidente: aunque se puede jugar de forma individual, el modo de juego principal solo puede ser disfrutado por un mínimo de dos jugadores, que además deben estar utilizando la misma consola (es decir, nada de juego online). Su concepción de juego, además, deja bien claro que quiere llamar la atención a los amantes de algunos juegos clásicos de las recreativas

 

Su sencillez es su mayor virtud, ya que nos enfrentaremos a distintos escenarios que solo ocuparán un plano en el que se situarán los mechas que controlaremos nosotros junto a un máximo de tres amigos. El objetivo es sencillo: acabar con las oleadas de enemigos para conseguir pasar a la siguiente fase. En el juego podremos realizar tres acciones: un ataque cuerpo a cuerpo, disparos láser muy limitados en cada una de las oleadas y un escudo, también limitado, que nos permitirá aguantar algunos golpes. Todo lo demás os lo podéis imaginar: número de créditos restantes, tablas de puntuación, música y voces muy nostálgicas... Y no está del todo mal, pero a día de hoy, ante este tipo de juegos me suelo hacer siempre la misma pregunta: ¿para qué?

 

 

Hace unas semanas os hablaba de la importancia que debería tener para un estudio de juegos independientes, por muy poco presupuesto o equipo que tengan, de tomarse en serio el proyecto y tratarlo como un producto serio. Tienes que invertir tiempo y dinero en él, incluso en aspectos que a priori no tienen nada que ver con el propio desarrollo en sí (relaciones con la prensa, publishers, estudios de mercado...), porque así funcionan los videojuegos. Eso, como también comentaba Adrián en su análisis de Dogchild, es lo que diferencia a los juegos amateurs de los juegos indies: los títulos amateurs son aquellos que copian elementos de otros juegos o que, como en el caso de Stardust Vanguards, no aportan apenas novedades más allá de querer hacerse un hueco a través de la nostalgia; los juegos indies, por el contrario, han estudiado el mercado y saben aportar algo nuevo que realmente hacen interesante que los jugadores deban hacerse con ellos.

 

Valoro totalmente el esfuerzo, sé lo complicado que es hacerse un hueco en el mercado a día de hoy, pero creo que todos debemos empezar a ser mucho más exigentes en este terreno. ¿Stardust Vanguards está bien? Sí, es un juego entretenido. ¿Aporta algo que no hicieran ya algunos juegos de los que toma algunos elementos? No, y de hecho recomendaría antes muchos otros de esos juegos clásicos antes, porque lo hacen casi todo mejor. Igual que exigimos más a los grandes juegos con grandes presupuestos, debemos hacer lo mismo con los títulos menores. No se trata de falta de recursos, se trata de buenas ideas innovadoras, que aporten algo más dentro del mercado. Necesitamos juegos indies y no amateurs

25 de Enero de 2016 a las 09:45 por Álex Pareja
0
Comentarios
Comentar
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Ape Out Ape Out
Ape Out es un salvaje, intenso y colorido smash ‘em up sobre un escape primigenio, con violencia rítmica y un jazz frenético. Adquiere un impulso ...
La LEGO Película 2 El Videojuego La LEGO Película 2 El Videojuego
La LEGO Película 2 El Videojuego es el videojuego oficial de la película, que nos llevará a seguir unos pasos similares a los vistos en el film....