Sexismo I: Cuando liarla parda nos merece

De chungos y quemasangres

Sexismo I: Cuando liarla parda nos merece

He hecho lo que me prometí que no haría nunca. Me he metido de lleno en el tema del feminismo, de las movidas con las señoritas Quinn, Raymond, Pratchett, Alexander, Sarkeesian y, por supuesto, Hernández. ¿No las reconocéis? Pues haced caso de mi consejo: Cerrad este artículo, NO LO LEAIS, continuad con los textos de mis compañeros y, en definitiva, vivid tranquilos. Haced, en fin, lo contrario a lo que he hecho yo este fin de semana y seréis mucho más felices.

.

..

...

¿Aún queda alguien ahí? Cachis, y yo que me las pintaba muy felices escribiendo sólo la entradilla y cobrando la noticia entera... Pues nada, habrá que hablar del tema:

 

De críticos, personajes y otras criaturas de la noche  

El negocio de los videojuegos va bien -no dejéis que os convenzan de lo contrario por mucho que Capcom llore-, y como en todo negocio que funciona y da dinero, las rémoras y los chupasangre se aferran a él para tratar de sacarle todo lo posible.

 

Hay rémoras pequeñas, como yo, gente que vivimos del  mundillo -o lo intentamos- aportando un talento -escaso- que poco o nada tiene que ver con la industria en sí. Escritorzuchos de tercera, críticos de andar por casa y redactores autodidactas que, con mayor o menor tino, intentamos aportar algo a cambio de lo que sacamos: Un punto de vista distinto, una crítica sagaz con la que arrancar una sonrisa, un apoyo a la opinión del público o de ese sector del mismo que piensa... Cualquier cosa que al final del día no nos impida mirarnos al espejo, nos ayude a conciliar el sueño y nos haga pensar que, bueno, si bien no mejoramos el medio, tampoco lo destruimos en demasía. 

 

Lamentablemente, como en todo buen medio de comunicación que se precie, la intención no es lo único que cuenta, si es que alguna vez contó. El Perro Verde nunca tuvo el prime time de Jesús Hermida, y a día de hoy no hay quien pueda con el sensacionalismo televisivo de charanga y pandereta, con los magacines de tarde que muestran esa cara oscura de la realidad humana que se mueve a ritmo de polvo y droga dura mientras inventa pecados capitales al son de la claqueta, la campana y se acabó. 

 

0101

 

Es por ello que existen otras rémoras mucho más grandes, ¡Enormes! Parásitos que no necesitan mirarse al espejo y a los que los remordimientos resbalan sobre la pátina de autoconvencimiento de 'estoy salvando el puto planeta de forma proporcional a la que engorda mi cuenta'.

 

Y eso no mola

El trolleo por internet está a la orden del día. El público elige a sus favoritos, decide en fracciones de segundo quién tiene razón y quién miente como un bellaco, y armado con la espada del 'las cosas no deberían ser así' atacan a éste o aquel personaje porque consideran que, en el fondo, tienen toda la razón del mundo. Al parecer nada es demasiado cuando enarbolas la bandera del insulto y el ataque vil en pro de la justicia, y sólo falta que se deshumanice a la víctima para que el remordimiento de estar atacando a una persona... Desaparezca.

 

¿Exagero? En absoluto, es la táctica de la deshumanización, de convertir al enemigo en una masa que pierde su individualidad como persona y acumula en un sólo ser homínido todos los defectos que hacen de éste mundo un sitio que da asco. Es la táctica militar de llamar 'tangos' a los talibanes, de referirse a los policías como 'cerdos' o a los vagabundos como 'guarros'. Una vez le pierdes el respeto a la persona, una vez la incluyes en una gran etiqueta generalizada de maldad y corrupción, es sencillo pasar de la crítica al insulto, del insulto al ataque, y del ataque a la amenaza. 

 

010002

 

Y ahí entran en juegos situaciones como la de Josh Olin, a quien machacaron y despidieron por decir que 'uno puede ser un bastardo intolerante en la intimidad de su casa'; a Ismail, que fue acusado, amenazado y trolleado por su supuesta 'apología del nacismo'; a Zoe Quinn por todo ese rollo del supuesto acoso que, según algunos, fue fingido; las movidas entre Alexander y Rihana Pratchett acerca del victimismo de Lara Croft...

 

Protocolo, autores y protagonistas

El método de iniciar la guerra es sencillo: Alguien pone a parir el trabajo de otro, aporta 'pruebas' de lo mal que lo hace y de lo dañino que resulta, espanta a la liebre con un par de acusaciones y, oh, pardiez, horas después se levanta la veda para los cazadores de cabezas. Gente decente e indignada que en defensa del bien común no duda en usar bellos términos de nuestro querido diccionario tales como 'puta' o 'maricón', haciendo gala de construcciones ligüísticas complejas del estilo de 'te voy a rajar'. Así de hermoso es el mundo en el que nos toca vivir.

 

Lo peor es que, mientras escribo esto, me siento bastante culpable. ¿Tuve el mismo efecto en alguien al criticar el otro día la postura de Ubisoft y su elaboración de AC como ciencia? ¿Influí sin querer a alguien a entrar en el twit de Jade y vestirla de verde y oro al criticar las políticas de Raymond? ¿Suponen mis constantes parodias y coñas contra Phil Spencer, Molyneux o Chmielarz una arenga para entrar a sus redes sociales a llenarlas de basura? De Phil Fish no hablo, éste se las busca él solo, pero sea como sea, si en algún momento he dado a entender que el ataque estaba justificado os pido perdón...

 

...Porque no es así ni de coña.

Me paso de palabros y dejaré el tema del sexismo para mañana en una segunda parte de este artículo, pero no puedo terminar este texto sin llamar un poquito a la calma. Queridos lectores, camaradas, amigos, @gandalflin -te ha tocado-... Esto son SÓLO videojuegos. No hay nada, absolutamente NADA que justifique el atacar a alguien por algo tan tonto, tan estúpido y tan vanal como una fuente ocio. Ni siquiera aunque esta fuente de ocio sea tan 'chachi' como la nuestra, y ni siquiera aunque esta forma de ocio chachi pueda ser considerada cultura, arte o pan con manteca colorá.

 

01portada

 

Entendería, entiendo, al comprador que arremete contra una compañía tras gastarse casi setenta pavos en un título que no es ni la mitad de lo que promete, pero cuando nos revolvemos contra personas y lo hacemos usando palabros como los mencionados anteriormente -que ya deberían estar extintos y no haber sido utilizados jamás como insulto-... En ese momento la estamos cagando a base de bien. 

 

No os confundáis. Yo también siento el fuego en mi interior. Yo también soy víctima de la ira cuando leo según qué cosas por twit o facebook. ¿Entre nosotros? Soy como el puñetero Hulk: No me enfado rápido, es que siempre estoy encabronado. Aún así, hay límites que separan el debate de la la discusión, la discusión del insulto, y el insulto del 'te voy a matar, desgraciado'.

 

La Moraleja.

La moraleja -y no, no me refiero a la localización madrileña- es que vamos a intentar no hacerle el juego a los Grima Lengua de Serpiente. Vamos a blindar nuestra sangre para que no nos la quemen, a reforzarnos contra la bilis ajena y a dejarnos de partidismos, amarguras y demás gilipolleces. Rami Ismail, en uno de sus tweets, nos invitaba a escribir desde el hashtag de la #GameEthics y me parece una idea cojonuda. No la de respetar a las compañías para evitarle malas críticas, ni tampoco la de dejar de opinar ni de llamar malo a lo malo. La idea que me parece genial es la de exigirle de forma ética una mayor ética a los medios y sus profesionales, empezando, si queréis, por mí.

 

0102

 

Separar el mundo en malos y buenos es estúpido: Sólo mediante la crítica respetuosa, aunque pueda ser satírirca y mordaz, sólo desde el trabajo, y más si este es duro, podemos mejorar la situación. 

 

Y mañana, ya sí, hablaremos de verdad de todo ese rollo del sexismo.

¡Nos leemos!

08 de Septiembre de 2014 a las 11:45 por Rafa del Río
10
Comentarios
Comentar
    • Buén artículo Rafa.
      No se si me mencionas para bién o para mal, puesto que no recuerdo haber usado malas palabras contra nadie, justo al contrario, me gusta esta web por ir directo a la vena con buenos modales.
      Si te refieres a mi descarga contra ubisoft siento decirte que a veces no es posible transmitir en este medio viendole a uno la cara que pone cuando va pulsando el teclado y no lo acostubro a hacer con los ojos inyectados en sangre si no más bién me divierte participar e intentar dejar mi opinión.
      Cada uno valora y opina según sus vivencias y según haya sido tratado mejor o peor por la vida y si, estamos hablando de juegos y de ocio, pero estos juegos son el trabajo de gente que no siempre se toma las cosas con suficiente seriedad y ahí es donde a mi me duele, pués intento ser muy exigente con mi profesión y creo que puedo serlo yo también con gente que gana mucho más que yo, pero no por eso voy a desear a nádie una muerte lenta y dolorosa, no vaya a ser que algún día saquen algo con lo que vuelva a divertirme, por que resulta que algunas veces he pagado y no me he divertido nada. Y no precisamente por no acertar en la compra, si no por la cantidad de chapuzas que acaban minando la paciencia.
      No se por que empiezas el artículo apuñalándote cuando creo que gente como tu y tus compañeros le dais al género de los videojuegos la decencia, el respeto y la caña de que carecen otras webs y medios de información. Yo creo que arrojais un poco de luz y dignidad a algo que me apasiona desde niño y con lo que disfruto a diario. Y no me seas modesto por que esto ya lo sabes, por eso sigues ahí.
En respuesta al comentario anterior:
    • No hombre no, es una coña, te menciono porque quería mencionar a alguien, de ahí el te ha tocado (estaba entre tú y @Shiki, y hoy le toca a @Danterut en un pie de foto XD). Considero que, efectivamente, los lectores de MG son bastante elegantes y comedidos, así que no te preocupes por eso.
      Totalmente de acuerdo en el nivel de exigencia de alguien en su trabajo, y bueno... Me has calado de sobra jajaja. Ná, hay demasiado ego en el mundillo, un poco de autoapuñalamiento nunca está de más. Ojo, es cierto que si comparamos la obra de desarrollo con la de la prensa la segunda aporta mucho menos que la primera, de ahí lo de intentar hacer algo que nos deje dormir por las noches.
    • Perdona Rafa, pero he interpretado mal tu mención. Ya he comentado alguna vez que me he llevado tantos palos en otros foros que por puro instinto de supervivencia voy siempre con la cabeza gacha esperando una torta de un momento a otro.
      Ahí esta uno de los puntales, el dormir satisfecho. Dejame que añada a tu comparación que la prensa, si se hace con auténtica pasión, puede influir lo suficiente en el consumidor con buén juício como para compensar al desarrollador comprando sus juegos. Todo es, o deberia ser, un gran engranaje.
      Mierda, tus palabras empiezan a hinchar mi ego....voy a autoapuñalarme también.
    • Gracias, @Danterut (eh, se agradece el peloteo, que con el artículo de hoy y el de mañana me siento como si hubiera estado caminando por un campo de minas) y sep, totalmente, hay niveles y niveles.
      Ojo, no quiero decir con esto que vaya a dejar de meterme con mis némesis autoinflingidas porque sería una pena (al menos para mí). Sin embargo, como bien dices, una cosa es mentarle la madre a alguien y otra llegar a ese tipo de amenazas que, desgraciadamente se popularizan cada vez más y le dan razón a quien las recibe.

      @Zeromonth, es lo que le digo a @Danterut, y espero no haberme pasado de arcoirista happy y pajillero: No hablo de olvidar las críticas ni dejar de echar en cara los errores que muchos cometen a sabiendas y por el placer de joder o de alimentar un ego desmedido con los despojos de los usuarios (léase al tonto del Pescadito Felipe y su 'los gamers son gilipollas y compran mis juegos'). Ná, me refiero a permitir que cuatro medios y personas con nombres y apellidos muy bien definidos usen al usuario y al público como arma arrojadiza, lanzándoselos los unos a los otros sin pudor -iba a decir tirándoselos pero la gracia con la señorita Zoe ibaa estar demasiado a huevo-.

      Ya lo dije en su momento, las amenazas son el pan de nuestro de cada día y hay que ser un poquito más duros. El problema es que, tío, he leído auténticas burradas en los foros tras el nombre de Quinn, Patricia Hernández o Sarkeeeeeeeeeesian, y no me parece bien llegar a esos extremos. Me da pena que Zoe Quinn haya caído tan bajo tras pedir integridad en su particular Gran hermano Indie, que Kotaku le dé voz y voto a las soplapolladas que la señorita Hernández defeca en sus textos, y que la Sarke-e-e-e-e-sian se haya terminado creyendo su propio personaje. Me encantaría tomarme una copa con la chica que hay detrás de ese personaje, aunque sólo sea por birlarle la cartera, pero seguimos en lo mismo: Criticar, machacar, ironizar e incluso utilizar el sarcasmo, pero sin volvernos locos.
En respuesta al comentario anterior:
    • ¡Hostis!.Me acabas de recordar el proyecto ese de "Gran Hermano Indie" que se truncó a los pocos días.¿Hay un artículo de eso por la página?.Si es así voy a buscarlo, que la movida me interesó bastante en su momento.
    • jajaja tranquilo que entiendo que de opinar negativamente de alguien a ir a decirle en su cara que le vas a matar hay 3 pueblos de diferencia XD.

      Alguien dijo por ahí que muchas veces las victimas se convierten en verdugos cuando se hartan de la situación, y creo que esto de que los gamers han sido asediados constantemente durante años ha dejado a muchos con la sangre caliente jajaja.

      Estoy a la expectativa la segunda parte del articulo.
    • Vaya por delante que no apoyo ni practico ninguna clase de acoso ni amenaza contra nadie, pero de la misma manera tampoco me voy a dar golpes en el pecho por cada bocachancla que le toca lidiar con los enemigos que ellos mismos se forjan en la vida, el que siembra vientos recoge tempestades y parece que ultimamente es mas facil hacerse la victima que plantar cara a las consecuencias de crear polemica.

      Dejo una pregunta al aire, alguien sabe por que los que arman polemica son unos trasnochados que de la noche a la mañana se les dio bombo y platillo por todos lados y no veteranos que llevan decadas en la industria del videojuego dandole forma a nuestro amado hobby?
    • Hay gente que se pasa un quintal.No voy a ir de bueno, pues soy el primero en llamar imbécil a Molineux y gilipollas a "Pececito", pero es una cosa distinta el proferir insultos, amenazas y vejaciones a alguien directamente y con una constancia que roza el acoso.Eso ya no es divertido.Es una vergüenza

      Una cosa es decir que Anita Sark...eesian? es una estúpida sensacionalista que ve opresión machista debajo de las piedras, y otra es decirla que "Ojála alguien te viole por ser una jodida puta".Ahí te has pasado, "tontolculo".

      Me parece un artículo estupendo.Ya no solo por tu magnífica prosa que es un gusto de leer (toma peloteo), sino por el tema en sí.En muchas ocasiones los que trabajan en el medio no se percatan de que sus opiniones pueden llegar a ser trastocadas.Es más, apostaría a que muchos incitan a este comportamiento porque la sangre vende.Es una de las lacras de la industria que se ha tratado poco pese a ser relativamente importante.¡Mira que bien, ya se puede hablar de algo más que del feminismo!.
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Ape Out Ape Out
Ape Out es un salvaje, intenso y colorido smash ‘em up sobre un escape primigenio, con violencia rítmica y un jazz frenético. Adquiere un impulso ...
La LEGO Película 2 El Videojuego La LEGO Película 2 El Videojuego
La LEGO Película 2 El Videojuego es el videojuego oficial de la película, que nos llevará a seguir unos pasos similares a los vistos en el film....