Rezar y jugar: videojuegos cristianos

¡Lo mejor para Semana Santa!

Rezar y jugar: videojuegos cristianos

Estamos en plena Semana Santa, y con ello, nos gusten las procesiones o no, llegan un buen puñado de horas con las que poder disfrutar de los videojuegos. Pero aprovechando la tesitura que ofrece esta festividad, veo oportuno rescatar el paso por el mundo del ocio electrónico de una compañía que se definía a sí misma como productora de juegos cristianos para la comunidad cristiana... que se dice pronto. Estamos hablando de Wisdom Tree, empresa que publicaba cartuchos para las más veteranas consolas de Nintendo y Sega donde las sagradas escrituras de la Biblia servían como referente para guiar la trama argumental de sus lanzamientos.

 

Nombres como Spiritual Warfare, Exodus o Bible Adventures servían en plena década de los noventa para algo bueno: hacer que los videojuegos se vieran con mejores ojos por parte de la población más conservadora de los Estados Unidos de América. Por supuesto que los ateos más radicales veían en estos lanzamientos un auténtico horror en binario; pero es que, a poco que uno tuviera un mínimo de capacidad para saber valorar la calidad de un juego, era fácil averiguar a las primeras de cambio que nos encontrábamos ante una serie de títulos de horrenda factura que no hacían más que presagiar las poco éticas intenciones de sus desarrolladores.

 

He aquí la primera parte de un interesante repaso por la obra de Wisdom Tree. 

Más allá de que hicieran buenos videojuegos o no, Color Dreams (que así se llamaba en sus inicios) entró en el mercado de NES sin obtener licencia de tipo alguno. A través de ingeniería inversa, lograron descubrir los secretos de la máquina para así poder conocer sus entresijos. Por supuesto, al contrario que hicieran los hermanos Stamper en Rare, nunca llegaron a ponerse en contacto con Nintendo para obtener los permisos necesarios, sino que por su cuenta se liaron la manta a la cabeza y comenzaron su peculiar carrera, que ya con esto tenía sus primeros visos de ilegalidad.

 

Su primer lanzamiento conocido antes de transformarse en Wisdom Tree fue Baby Boomer, que se puso a la venta en 1989. Detrás llegaron cartuchos como Robo Demons, Captain Comic y Crystal Mines, producciones ciertamente discretas que apenas conseguían destacar entre el catálogo de NES, por no decir que en su programación no se habían tenido en cuenta ciertos detalles de seguridad de la circuitería, dando como resultado unos cuelgues generalizados en sus juegos. Ante tanto obstáculo, desastroso para las arcas de la compañía, crean en 1991 el sello Wisdom Tree, con la brillantísima idea de aprovecharse del religioso pueblo americano lanzando videojuegos de temática cristiana.

 

Segunda parte del repaso visual del religiosísimo catálogo de la compañía.

Una idea loca que resultó a todas luces beneficiosa, puesto que el hacer llegar la Biblia a los usuarios de videojuegos convenció a los padres en los términos de, ante la idea de comprar un cartucho, qué mejor que un cartucho cristiano. De paso, Color Dreams, ahora enfundada en el sello Wisdom Tree, escapaba con habilidad de la etiqueta de piratas que tan mala influenciaba daba por parte de Nintendo hacia los productos no licenciados... nada mejor que la garantía de Dios, ¿verdad?. Así, títulos como Bible Adventures o Spiritual Warfare para NES resultaron ser auténticos superventas. Cabe citar el particular caso de que nuestros religiosos muchachos pusieron a la venta el único cartucho que saliera en EEUU sin la consabida licencia oficial de Nintendo: Super 3D Noah’s Ark. Que atención, era un hack del Wonfenstein 3D que desarrollara Imagineer para esta consola.

 

En el mismo sentido, casi todos los lanzamientos de Wisdom Tree no eran otros que los juegos desarrollados años antes por Color Dreams, solo que modificados para la ocasión, variando algunos gráficos para que tal o cual personaje fueran personajes bíblicos. Un par de buenos ejemplos los tenemos en Exodus, que se sustentaba en el código de Crystal Mines (juego que a su vez clonaba al clásico Boulder Dash); y Sunday Funday, fabricado con el esqueleto de Menace Beach. Por otra parte, un cartucho aparentemente novedoso como Bible Adventures resultaba copiar de cabo a rabo la metodología lúdica de Super Mario Bros 2...

 

Sagrada sutileza... ¿qué dirían los de Id Sofware al ver esto?

Ojo al dato, que Wisdom Tree sigue en la actualidad funcionado. Ya no está vinculada al viejo nombre de Crystal Colors, pero la descarada compañía aún mantiene su modus operandi haciendo negocio con sus viejos cartuchos de NES, del mismo modo que mantiene una producción para PC y compatibles repleta de títulos de cuestionable calidad, con gran presencia de versiones de sus clásicos. Juegos cristianos, amigos... ¡qué mejor que jugarlos para pasar una Semana Santa como dios manda!

25 de Marzo de 2013 a las 08:00 por José Manuel Fernández "Spidey"
1
Comentarios
Comentar
    • Luego nos reíamos con los Simpsons, con el juego de convertir a paganos en cristianos de Rod y Todd. Pero alguien, por fin, lo hizo antes que los Simpsons.

      PD: Seguro que Toni tiene la imagen del juego, que siempre tiene capturas de la familia amarilla para todas las situaciones.
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Ape Out Ape Out
Ape Out es un salvaje, intenso y colorido smash ‘em up sobre un escape primigenio, con violencia rítmica y un jazz frenético. Adquiere un impulso ...
La LEGO Película 2 El Videojuego La LEGO Película 2 El Videojuego
La LEGO Película 2 El Videojuego es el videojuego oficial de la película, que nos llevará a seguir unos pasos similares a los vistos en el film....