Project Christine, ¿una suscripción para tener tu PC a la última?

Comodidad fraccionada

Project Christine, ¿una suscripción para tener tu PC a la última?

No es de extrañar que según se presenta un producto todo sean incógnitas. Hay quien lo ve tal y como se lo venden los comerciales y los directivos de las empresas y todo es maravilloso, todo son posibilidades de futuro y no importa el coste, pero también hay que pensar en los muchos tipos de público diferente que podría acceder o no a ese nuevo producto. El misterio de hoy es Project Christine, el PC modular que Razer ha presentado en el CES.

 

Como ya comentábamos a principios de semana, este Project Christine es un gran intento por cambiar uno de los paradigmas de los usuarios de PC como es el ensamblaje de componentes, la actualización del hardware que implica abrir la caja y toquetear los componentes desnudos, ese jugar al Tetris con tarjetas y ranuras que podría verse convertido en algo tan sencillo como enchufar o desenchufar un módulo idéntico al resto por fuera y la despreocupación de espacio, compatibilidad o actualización de otros componentes en función de lo que buscamos.

 

 

Por supuesto, el misterio de todo esto está en que no hay precio ni hay visos de estandarización por el momento, y es que no vemos a Nvidia o a AMD fabricando sus componentes por partida doble, uno para los usuarios de un PC normal y otro adaptado al tamaño y la carcasa del módulo correspondiente de Project Christine. Estandarizado o no, en Razer cuentan con buenas ideas para llevarlo a cabo, ideas como una 'suscripción', algo que supondría un nuevo modelo de actualización de un PC, según declara el CEO de Razer, Min-Liang Tan.

 

Digamos que sale una nueva GPU. Podríamos enviarles la nueva GPU y recoger la antigua, y simplemente conectan la nueva GPU. En cualquier momento, el jugador tendrá siempre un PC de gama alta sin tener que preocuparse de todo lo de siempre."

 

'Suscripción' tal vez no sea el término más apropiado, pero es lo que más se le aproxima. Quizá financiación. Hablan de cifras imaginarias, pero suponen una cuota de unos 60 dólares mensuales, es decir, 720 dólares anuales. Puede que haya (seguro que habrá) meses en los que no se reciban componentes nuevos, pero se recibirían, y en ese momento veríamos la inversión amortizada. Puede que se reciban esos 720 dólares (o más) de golpe en un nuevo componente de los más caros, o puede que se amorticen con envíos más pequeños pero igualmente importantes, pero al final, termina siendo un gasto similar al que un jugador de PC haría para estar siempre a la última.

 

Precisamente lo bueno y a la vez lo malo del PC es ser una plataforma tan abierta con esa diversidad de hardware. Con Project Christine, los menos entendidos podrían ver una puerta abierta de par en par por la que entrar a la raza maestra con varias preocupaciones menos, y los realmente hardcore del PC podrían incluso llegar a ahorrar en caso de funcionar este sistema de suscripción. ¿El problema? Que para creer en Project Christine hay que estar muy, muy concienciado de que será tu equipo definitivo de juego para invertir constantemente en él.

10 de Enero de 2014 a las 17:00 por Víctor Junquera
5
Comentarios
Comentar
    • No creo que un proyecto así llegue a buen puerto por 2 motivos.
      En primer lugar, la disponibilidad y el precio de los distintos componentes varía según el lugar donde viva una persona. Por ejemplo, en países como Brasil, Argentina y Venezuela el precio del hardware es mucho más alto que en Estados Unidos, haciendo que la suscripción de 60 dólares sea insuficiente para pagar las piezas.
      En segundo lugar, no creo que sean muchas las personas que se quieran gastar 720 dólares por año en su PC, y las pocas que sí lo hagan probablemente estén bastante informados y prefieran elegir los componentes por su propia cuenta.
      Si Razer quiere que este producto sea popular debería permitir que use el mismo hardware de PC. Si cualquiera pudiera meter componentes de PC dentro de los módulos solucionarían muchas cosas. La gente no tendría que tirar su PC a la basura debido a que las piezas son incompatibles, cualquiera podría tener un ordenador acorde a su presupuesto y además sería posible el lanzamiento de "Christine" dentro de países en los cuales no es rentable el modelo por cuotas.
      Dudo mucho que el proyecto cambie de rumbo, pero me encantaría ver un PC cuyas piezas se puedan intercambiar con facilidad, y creo que haría al PC Gaming algo mucho más sencillo y accesible.

      Aún así, para "sencillo y accesible" ya están las Steam Machines, y si queremos algo personalizable tenemos los PCs de toda la vida. Además, para los que no planean cambiar frecuentemente las piezas de nuestra PC y para los que ya sabemos como cambiarlas y no necesitamos una forma más sencilla de hacerlo, Project Christine no cambiaría nada.
    • El modelo de suscripcion por 60€ aunque se antoja caro es una buena idea. Al fin y al cabo, donde encontrarías estos modulos para comprar y sobre todo, para intercambiar? Barcelona y Madrid fijo que sí, Valencia, Zaragoza, Bilbao o Sevilla también, probablemente, pero el resto de capitales de provincia... no se si llegarían.

      También, y gracias al módulo de la refrigeración líquida, el ordenador no coge polvo, un gran mal del modelo actual de PCs. Por su contra, la clásica desventaja de este sistema de refrigeración: que hay que estar pendiente de rellenarlo. Y el PC debería ayudar no dejando arrancar si no hay un mínimo de agua y forzando el apagado si se pasa de este mínimo.

      Francamente, en mi opinión, este es un paradigma de PC que debería terminar imponiéndose.
    • Lo que me preocupa es la calidad y coste del servicio en los diversos países, no es lo mismo traer las piezas a España que a Argentina o Venezuela, aunque me imagino que el coste será el mismo.

      Parece un adversario interesante para las Steam Machines, la competencia es buena siempre y cuando todos tengamos el acceso a los mismos juegos sin que la plataforma sea un inconveniente, pero creo que la vieja opción del PC por piezas sigue siendo mucho más rentable.
    • -----y es que no vemos a Nvidia o a AMD fabricando sus componentes por partida doble, uno para los usuarios de un PC normal y otro adaptado al tamaño y la carcasa del módulo correspondiente de Project Christine.-------

      Esto no sería problema realmente,no cambia demasiado con respecto a la politica de ensambladores actual: shapphire, asus... AMD y Nvidia hacen sus chips y circuitos y los ensambladores hacen todo lo demas: memoria, refrigeración... Pues aquí sería lo mismo, no serían AMD o NVidia los encargados de meter la tarjeta en la carcasa.
Para escribir un comentario debes registrarte o acceder al sistema
Entrar
Juegos relacionados
Ape Out Ape Out
Ape Out es un salvaje, intenso y colorido smash ‘em up sobre un escape primigenio, con violencia rítmica y un jazz frenético. Adquiere un impulso ...
La LEGO Película 2 El Videojuego La LEGO Película 2 El Videojuego
La LEGO Película 2 El Videojuego es el videojuego oficial de la película, que nos llevará a seguir unos pasos similares a los vistos en el film....